Verdad, Inspiración, Esperanza

Hierbas curativas y especias de la India, Parte II: Hojas de curry

Shoba se encuentra en Bangalore y se describe a sí misma como creativa, aventurera, amante del cine, lectora de novelas y jugadora de bádminton. Ella sueña con algún día escribir su propio libro para niños.
Published: 20 de septiembre de 2022
hojas de curry
Las hojas de curry son comunes en los paisajes y las cocinas de toda la India. (Imagen: Tanuj-handa a través de Pixabay)

Ayurveda es un sistema de curación indio que se basa en hierbas para tratar enfermedades. Al igual que el cilantro, la hoja de curry se usa con frecuencia en la curación ayurvédica. La planta, cultivada prácticamente en el patio trasero de todas las familias indias, produce hojas cálidamente aromáticas con propiedades medicinales adecuadas para muchos tratamientos ayurvédicos. 

Las hojas de curry agregan el toque final a cualquier plato especiado: atraen los sentidos, redondean los sabores y calman el estómago. Cualquiera que pase por el árbol quedará abrumado con el agradable aroma especiado que emana.

Un tesoro botánico

Un miembro de la familia Rutaceae, el árbol del curry (Murraya Koenigii) produce hojas compuestas brillantes, en forma de almendra, que son populares por su aroma y sabor. Con una altura de cuatro a seis metros, el árbol también produce flores blancas que se autopolinizan y producen una semilla cada una. 

Las flores de curry se utilizan a menudo en popurrís, arreglos de flores secas y coronas. La medicina ayurvédica utiliza todas las partes del árbol, incluidas la raíz, la corteza y las hojas. 

El árbol del curry produce flores blancas aromáticas, pero las semillas resultantes son venenosas. (Imagen: Shubhammrs a través de Pixabay)

Origen y difusión de la hoja de curry

Aunque el origen de las hojas de curry está muy arraigado en la India, la hierba ganó popularidad mundial tras la invasión de Portugal y Gran Bretaña. 

Cuando los portugueses exploraron la India en busca de posesiones valiosas en 1498, quedaron cautivados por una especia (hojas de curry) que penetraba en sus fosas nasales con su aroma distintivo. Lo llamaron «carel» y cultivaron las hojas de curry en países como Japón, Singapur, Jamaica, Fiji y Guyana. 

Con la invasión de la India por parte de la compañía anónima británica East India Company en el siglo XVII, el Reino Unido comenzó a cultivar y distribuir hojas de curry a los países vecinos. En el siglo XIX, las hojas de curry se podían encontrar en las cocinas de Tailandia, Sudáfrica, Nigeria, China, Sri Lanka, Bangladesh y más. 

Otros nombres para la hoja de curry:

Con tantos idiomas que se hablan en la India, la hierba tiene muchos nombres diferentes, incluidos «basango», «curry patta», «curry patta», «parche de curry», «krishna nimba», «mitha neem», «karuveppilai, ” y “kadhi limdo”, mientras que los franceses lo llaman “hojas portadoras” y los holandeses dicen “kerrie bladeren”. 

Valor nutricional y medicinal

Si bien el fuerte sabor de las hojas de curry las hace útiles en Tadka (condimento), también tienen mucho que ofrecer en términos de nutrición. Las hojas son ricas en aminoácidos y vitaminas A, B, C y E, así como en minerales como calcio, cobre, fósforo, hierro y magnesio.

Ayuda a bajar los niveles de azúcar en sangre: Algunas investigaciones médicas sugieren el consumo de hoja de curry para diabéticos. Las hojas de curry tienen propiedades antihiperglucémicas que ayudan a reducir los niveles de glucosa en la sangre y la hierba también apoya a las células productoras de insulina del cuerpo protegiéndolas.

Combate el cáncer: las hojas de curry contienen alcaloides de carbazol que combaten el crecimiento canceroso de las células en el tratamiento del cáncer colorrectal, el cáncer de próstata y la leucemia. 

Hojas de curry para los ojos: Las hojas de curry contienen abundante vitamina A, que protege los ojos del deterioro de la visión. Los carotenoides presentes en las hojas ayudan a prevenir la ceguera nocturna y el daño a la córnea.

Un sabroso chutney, o «tadka», se basa en gran medida en las hojas de curry por su rico aroma. (Imagen: rovingI a través de Flickr CC BY 2.0)

Receta de chutney de hojas de curry: una forma deliciosa de consumir más curry:

  • Calentar una sartén en la estufa.
  • Saltear las semillas de mostaza enteras en ghee o aceite.
  • Después de que las semillas se partan, agregar dos chiles verdes y una pizca de polvo de Asafoetida para darle sabor. 
  • Revuelver una vez y agregar una taza de Urad dhal y Bengal gram dhal. 
  • Freír hasta que los ingredientes se doren.
  • Añadir una taza de hojas de curry frescas y lavadas y freír durante un minuto.
  • Después de enfriar, moler y hacer una pasta.

Este acompañamiento de chutney va bien con cualquier plato principal, particularmente idlis calientes, chapatis, dosas o arroz. 

Hoja de curry: ¿el secreto para un cabello oscuro lujoso? (Imagen: Nagarjun vía Wikimedia Commons CC BY 2.0)

Hoja de curry para un cabello sano

Usadas correctamente, las hojas de curry tienen la capacidad de nutrir los mechones de cabello, los folículos y el cuero cabelludo, revitalizando el crecimiento del cabello, mientras que los pigmentos naturales de la hierba ayudan a prevenir el envejecimiento. Las propiedades antifúngicas pueden reducir la caspa y el cuero cabelludo escamoso, y los nutrientes ayudan a desarrollar hebras más fuertes y gruesas. 

Pruebe los siguientes tratamientos para limpiar el cuero cabelludo, revitalizar el crecimiento del cabello y reducir la caída del cabello. 

Remedio sencillo:

  • Moler una taza de hojas de curry frescas y extraer el jugo. 
  • Agregar el jugo de curry a las gotas de aceite de coco.
  • Calentar la mezcla hasta que se vuelva negra.
  • Aplicar esto en el cabello en días alternos.  

Método tradicional:

  • Mezclar una taza de yogur con hojas de curry y haga una pasta.
  • Aplicar la pasta en el cuero cabelludo y dejar actuar durante media hora. 
  • Enjuagar el cabello con un champú suave.

Abastecimiento y almacenamiento

En cualquier tienda india se pueden encontrar hojas de curry frescas por muy poco dinero. Se mantienen frescas hasta 10 días si se refrigeran. Las hojas secas conservan su rico aroma y pueden seguir utilizándose para dar sabor a las recetas, pero hay que retirar los trozos duros antes de consumirlas.

Las hojas secas también se pueden moler hasta obtener un polvo fino para usar como suplemento, o se pueden combinar con aceite de coco para un tratamiento capilar estable.

Para una hierba que es deliciosamente efectiva contra el acné, la anemia, la diarrea, la indigestión, los trastornos gastrointestinales y más, hay pocas razones para no probarla. ¡Unas pocas hojas de curry pueden marcar la diferencia para una comida sabrosa y un cuerpo saludable!

LEE MÁS: Hierbas y Especias Curativas de la India, Parte I: El cilantro