Verdad, Inspiración, Esperanza

Consejos de supervivencia para jardinería: hiedra venenosa, garrapatas y más

Ila vive en Garden State (EE. UU.) con su familia. Ha estado cultivando productos y plantas perennes durante 20 años. Recomienda la jardinería por comida y diversión, pero no para hacer fortuna.
Published: 11 de julio de 2022
jardinería
No dejes que el miedo te impida disfrutar de tu jardín. Unos simples consejos de supervivencia pueden evitar que se meta en todo tipo de problemas. (Imagen: personal de Virginia State Parks a través de Wikimedia Commons CC BY 2.0)

La jardinería es una forma estupenda de entrar en contacto con la naturaleza, cultivar productos increíbles, embellecer el vecindario y atraer a la fauna silvestre; pero incluso las actividades más benévolas conllevan trampas. Aunque hay elementos del aire libre que hacen que algunas personas opten por quedarse adentro, estos peligros pueden abordarse fácilmente con unos cuantos consejos claves de supervivencia.

Consejos de supervivencia para la hiedra venenosa

La hiedra venenosa es una enredadera de la familia del anacardo (Anacardiaceae). Originaria de Norteamérica, es habitual verla trepando por los grandes árboles, enredada en los arbustos o mezclada con la cubierta del suelo, básicamente por todos lados. Hasta el 85% de los estadounidenses son sensibles a la resina aceitosa urushiol que se encuentra en todas las partes de la planta. Aunque los animales pueden alimentarse de esta robusta hierba, nosotros hemos aprendido a evitarla; y con razón: a las personas sensibles, puede causarles una desagradable erupción que pica y se extiende.

Aunque evitar la hiedra venenosa puede ayudar a prevenir la erupción, este método no es infalible. La planta suele estar escondida entre otra vegetación, y las hojas no siempre son fácilmente reconocibles, ya que pueden cambiar de forma y color; así que nos cubrimos la piel…

Sin embargo, puede ser muy desagradable trabajar cubierto de pies a cabeza en verano; e incluso si lo haces, los aceites de la ropa pueden transferirse a ti si los tocas. A menudo, cuando la gente tiene un caso grave de hiedra venenosa, ni siquiera sabe dónde se ha contagiado. 

Entonces, ¿cuál es el truco? Después de haber pasado algún tiempo entre plantas desconocidas (desmalezando, recogiendo bayas y cosas por el estilo), es importante lavarse adecuadamente después.

«Hojas de tres, déjalas ser», es la conocida regla para reconocer y evitar la hiedra venenosa. El follaje verde brillante se vuelve de un bonito rojo en el otoño y, como el resto de la planta, contiene el aceite urushiol que causa la dermatitis. (Imagen: Cramyourspam a través de Wikimedia Commons CC BY-SA 4.0)

Los síntomas de la hiedra venenosa -y de sus parientes el roble venenoso y el zumaque- aparecen entre 24 y 72 horas después del contacto. Por lo tanto, no es necesario que te apresures a lavarte en el momento en que rozas una hoja, pero cuando termines debes eliminar los aceites ofensivos de tu piel.

Aunque hay muchos jabones para «hiedra venenosa» que puedes probar, casi cualquier jabón funcionará si utilizas el método correcto: Piensa en este aceite resinoso como una mancha persistente y pegajosa que resulta ser invisible. Al igual que el aceite de motor, es necesario frotar con una toallita jabonosa para eliminarla por completo con éxito. Frota a fondo cada parte de tu cuerpo que haya entrado en contacto directo o indirecto (¿te has tocado la cara mientras escarbabas?) y pon la ropa en el lavarropa.

Armado con este truco, deberías poder eliminar de manera segura cualquier hiedra venenosa que encuentres en tu jardín, minimizando la exposición futura. Aprende a reconocer la planta y sus parientes. El roble venenoso se encuentra en la región occidental de los EE. UU., y el zumaque venenoso se encuentra principalmente en las áreas húmedas de las regiones orientales.

Remedios naturales

Si es demasiado tarde para lavarse y ya tienes una erupción, hay una serie de sustancias que probablemente tengas a mano y que pueden aliviarte.

La miel es conocida por sus múltiples propiedades medicinales. Este edulcorante natural, antimicrobiano, calmante y antiinflamatorio puede ser útil para calmar y curar la piel.  

El hamamelis es un astringente de olor agradable con propiedades antiinflamatorias. Puede ayudar a secar la erupción, mientras refresca y calma la piel. 

Una pasta de avena y agua también puede ayudar a reducir la picazón con sus propiedades antiinflamatorias y calmantes.

Las diminutas garrapatas parásitas son responsables de la propagación de la enfermedad de Lyme, una afección debilitante que generalmente se trata con un ciclo prolongado de antibióticos. (Imagen: jkirkhart35 vía Flickr CC BY 2.0)

Trucos para garrapatas 

En mi experiencia, tan pronto como llega el clima cálido, también lo hacen las garrapatas. Si encuentras animales salvajes en tu jardín, incluidos conejos, ardillas e incluso pájaros, es probable que estos arácnidos parásitos aparezcan junto con ellos. ¿Necesitas cubrirte con ropa protectora y empaparte con venenos para disfrutar del aire libre y dedicarte a la jardinería? No. Al igual que el urushiol, las garrapatas no surten efecto de inmediato. 

Después de haber estado al aire libre, revísate cuidadosamente. A las garrapatas les gusta especialmente esconderse en lugares cómodos y oscuros como el área de la entrepierna, las axilas y detrás de las orejas. Las garrapatas que se arrastran son fáciles de capturar y eliminar. 

Si descubres que una garrapata se ha instalado, no te asustes. La mayoría de las prácticas para eliminar garrapatas son bastante imprecisas, pero hay una que es realmente segura y eficaz. Por extraño que parezca, la eliminación de garrapatas puede hacerse con exactamente los mismos elementos que la eliminación del urushiol: jabón y una toallita.

Para eliminar una garrapata incrustada, humedece y enjabona la esquina de una toallita. También puedes utilizar un hisopo con aceite o jabón. Coloca el paño enjabonado o el hisopo directamente sobre la garrapata y frota en sentido contrario a las agujas del reloj. 

Parece que estos bichos entran en el sentido de las agujas del reloj, por lo que este método los desenrosca suavemente para una liberación limpia y completa, mucho mejor que la pinza o el método de quemado. Posteriormente, una gota de árbol de té, clavo de olor, orégano u otro aceite esencial antiséptico ayudará a prevenir la infección de la picadura. 

A lo largo de los años, he usado este método para eliminar docenas de garrapatas de mí mismo, de varios miembros de mi familia y de vecinos frenéticos, siempre con excelentes resultados.

Fragante y encantador, el romero no solo es una delicia culinaria, también es un eficaz repelente de garrapatas. (Imagen: Margalob vía Wikimedia Commons CC BY-SA 4.0)

Para reducir la población de garrapatas, nada mejor que las gallinas. Tienen una vista aguda y comen todo el día. Si no puedes tener gallinas, puedes repeler las garrapatas de forma natural con aceites esenciales como la menta, la hierbabuena y el romero, que también repelen los piojos. Sólo tienes que poner unas gotas en una botellita de agua y rociar tus piernas antes de emprender tu aventura diaria. Mejor aún, ¡puebla tu jardín con estas hierbas aromáticas

Prevenir lesiones físicas

Aunque la jardinería es una actividad predominantemente placentera y pacífica, los seres humanos nos sentimos impulsados a mantener el orden y el control. Las herramientas que utilizamos no son tiernas y dulces: son feroces y afiladas. Si no eres cuidadoso y respetuoso con tus utensilios de jardinería, pueden volver a morderte. Unas cuantas reglas sencillas pueden ayudarte a mantenerte totalmente intacto y capaz.

Usa tus herramientas de jardinería y tu cuerpo correctamente, y opta por la protección cuando sea necesario. (Imagen: Gustavo Fring vía Pexels)

No dejes tus herramientas de jardinería tiradas por ahí. No son solo los bordes afilados los que pueden lesionar. Pisar la cabeza de un rastrillo puede causarle un herida en el pie y un gran huevo de gallina en la cabeza. Mantener todo en un lugar adecuado también evitará que los elementos queden expuestos al óxido y garantizará que puedas encontrar lo que necesites cuando lo necesites.

Usa guantes cuando utilices herramientas manuales. Las podadoras, sierras y podaderas están hechas para cortar. Cuando se aplica por error a nuestros dedos, la piel no es rival para una cuchilla afilada. Los guantes de algodón recubiertos de goma, cómodos y flexibles, ofrecen protección contra herramientas, picaduras y mordeduras, impurezas del suelo y el sol. 

Usa tu cuerpo con cuidado y eficacia. Los movimientos repetitivos de las manos son una causa común del síndrome del túnel carpiano, una condición que causa debilidad, hormigueo y entumecimiento en las manos. Divide las tareas largas alternando actividades. Esto también es bueno para la claridad mental

Gran parte de la jardinería gira en torno al manejo de sus elementos. Aprende el arte de levantar objetos pesados: dobla la rodilla en lugar de la espalda, aprieta los músculos del estómago y mantén el objeto cerca para evitar esforzarse. Distribuye el peso uniformemente entre ambas manos si es posible.

Usa tu cerebro antes que tu cuerpo. Analice la situación para encontrar el enfoque más eficiente antes de intentar abordarla. A menudo, existe una solución sin esfuerzo para mover objetos pesados, como rodar, deslizar o sostenerla en equilibrio sobre el hombro, en lugar de utilizar la fuerza bruta.

Con cualquier proyecto desafiante de jardinería, trata de imaginar posibles desastres para que puedas tomar medidas para prevenirlos. Anticípate a que todo puede llevar más tiempo de lo que piensas, para no tener prisa. El estrés puede contribuir fácilmente a los accidentes.

No importa cuán cuidadosos seamos, al hacer trabajos de jardinería la mayoría de nosotros terminamos haciéndonos daño por aquí y por allá; de vez en cuando. La próxima semana, compartiré cómo hacer un ungüento fabuloso que ayuda a prevenir infecciones y mejora el tiempo de curación para todo, desde abrasiones y moretones hasta picaduras de insectos, erupciones y fracturas. 

LEA TAMBIÉN: