Verdad, Inspiración, Esperanza

Mueren 5 millones de abejas bajo un sol ardiente en la pista del aeropuerto de Atlanta

Neil vive en Canadá y escribe sobre sociedad y política.
Published: 30 de abril de 2022
En una foto de archivo, atrapando un enjambre de abejas melíferas en una caja de cartón, en los Cotswolds, Reino Unido. El aeropuerto Hartsfield-Jackson de Atlanta dejó 200 cajas de abejas melíferas, consistentes en 5 millones de polinizadores en ruta desde Sacramento a Anchorage para polinizar los viveros de manzanas, boca abajo y al sol en la pista de 83 grados, matando a la mayoría. (Imagen: Tim Graham/Getty Images)

La semana del 25 de abril surgió una historia desgarradora cuando se informó que la mayor parte de un cargamento de cinco millones de abejas en ruta hacia Alaska para polinizar los viveros de manzanas había muerto después de que el personal del aeropuerto dejara a los polinizadores bajo el sol abrasador durante horas.

WABE, filial de NPR/PBS en Atlanta, informó de la historia de la desesperada misión de rescate que tuvo lugar el 24 de abril, después de que 600 libras de abejas melíferas que viajaban de Sacramento a Anchorage quedaran abandonadas, y luego varadas durante días, en el aeropuerto de Hartsfield-Jackson.

El artículo decía que las abejas se mantuvieron inicialmente en una bahía de carga de Delta Airlines durante cuatro días, pero después de que empezaran a escapar, el personal de la aerolínea las sacó al exterior en la pista.

SALVAR A LAS ABEJAS

El artículo de WABE relataba los esfuerzos de la Asociación de Apicultores de Metro Atlanta (MABA), que envió a toda prisa a sus miembros al aeropuerto en un intento desesperado por salvar a todas las que pudieran.

Un miembro de la MABA dijo al medio que encontraron «sólo grupos de abejas muertas que no tenían ninguna posibilidad porque las dejaron fuera sin comida y básicamente se perdieron entre la maquinaria de Delta».

Un artículo del New York Times del 28 de abril describió el envío como de 200 cajas y señaló que la receptora, la apicultora Sarah McElrea, llegó al aeropuerto de Anchorage el 22 de abril para recoger a sus bebés, sólo para descubrir que el envío había quedado varado en Atlanta.

ESCASEZ DE ALIMENTOS Y CRISIS DE LA CADENA DE SUMINISTRO

McElrea dijo al NYT que estaba preocupada porque las abejas necesitan ser alimentadas con agua azucarada y mantenerse frescas mientras están en tránsito, para que no perezcan en el camino.

Aunque Delta metió las abejas en una nevera a petición suya, el artículo afirmaba que se puso en contacto con McElrea al día siguiente, el 23 de abril, y le dijo que tendría que soportar un retraso adicional, debido a problemas de carga en el único vuelo de ese día.

Pero el 24 de abril, un domingo, Delta volvió a ponerse en contacto con McElrea para informar a la apicultora que el personal había trasladado las 200 cajas a la pista bajo el sol de 83 grados F° (28,3 C) después de que, al parecer, algunas se hubieran escapado.

Cuando el miembro de la MABA Edward Morgan llegó esa tarde después de la llamada a la acción, dijo al NYT que una cuarta parte de las abejas polinizadoras ya estaban muertas.

Morgan afirmó además que descubrió «que los contenedores habían sido colocados al revés, lo que hacía imposible que las abejas alcanzaran su comida».

«Durante horas, rompieron los paquetes para ver si se podía salvar alguna de las abejas. Pero los montones de miles, luego millones, de sus cuerpos sin vida siguieron creciendo, mientras los apicultores examinaban los paquetes», decía el artículo.

En un artículo de AP del 29 de abril, un portavoz de Delta afirmó que la compañía «contrató rápidamente a los equipos internos apropiados para evaluar la situación», caracterizando la calamidad como una «situación desafortunada».

AP caracterizó el desastre como que «la mayoría» de las abejas habían muerto, mientras que NYT afirmó que «muy pocas sobrevivieron».

McElrea dijo a AP que el proveedor de las abejas, con sede en Sacramento, se comprometió a sustituir el cargamento, valorado en unos 48.000 dólares.

Datos sobre la producción de abejas melíferas

Según el sitio web del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), una entidad federal, las abejas melíferas no son nativas de Norteamérica y fueron importadas de Europa en el siglo XVII.

El USGS reconoce un problema bien conocido: la población de abejas melíferas «está disminuyendo en los últimos años debido a muchos factores, lo que crea preocupación sobre la seguridad futura de los servicios de polinización en Estados Unidos».

El USGS afirma que cada colonia recoge cada año la friolera de 40 libras de polen y 265 libras de néctar.

Según un informe de marzo de 2022 sobre el estado de la miel elaborado por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), aunque la producción de 2021 ascendió a 126 millones de libras, la cifra representó un descenso del 14% en comparación con 2020.

El informe señalaba que, aunque los 2,70 millones de colonias alojadas en Estados Unidos sólo suponían un «ligero descenso» respecto a 2020, la escasez de producción se debía principalmente a la reducción de los rendimientos de producción.

Las colonias que produjeron 54,5 libras de miel en 2020 solo produjeron 46,9 en 2021.

El Consejo Canadiense de la Miel (CHC) estima un tamaño medio de la colonia de 30.000 abejas, señalando que la cifra varía dramáticamente de 10.000 a 15.000 en la primavera a 50.000 a 80.000 en el verano cuando los insectos proliferan.

Sobre la base de una colonia media de 30.000 abejas, la población de abejas melíferas de Estados Unidos sería de aproximadamente 81.000 millones.

La CHC afirma que se necesita una colonia para polinizar un solo acre de árboles frutales, lo que significa que el cargamento de Anchorage habría podido ocuparse de aproximadamente 166 acres de manzanos.

El sitio web Tree Plantation afirma que los huertos que utilizan una separación estándar de 20 a 30 pies entre árboles producen hasta 30.000 manzanas por acre, por año, señalando que los esquemas de plantación de alto rendimiento pueden duplicar este número.

Según este cálculo, 166 acres de manzanos producirán aproximadamente 4.980.000 manzanas si se polinizan correctamente.

WhatThingsWeigh afirma que una manzana de tamaño medio pesa unos 150 gramos, lo que equivale a 0,3 libras.

A mediados de diciembre de 2021 había 23,5 millones de libras de miel en los inventarios de Estados Unidos, según informó el USDA, pero esa cifra supuso un sorprendente descenso del 41% con respecto al año anterior.

Además, aunque el precio de todos los colores de miel había aumentado para los productores cooperativos y privados de un precio medio de 1,84 dólares a 2,30 dólares por libra -un aumento del 25 por ciento- entre 2020 y 2021, el precio de venta al público había disminuido en realidad un 3,7 por ciento, de 5,23 dólares a 5,04 dólares.