Verdad, Inspiración, Esperanza

Airbnb abandonará China después de repetidos bloqueos por el ‘Cero COVID’

Alina Wang escribe noticias sobre China para Vision Times.
Published: 25 de mayo de 2022
airbnb china
El logotipo de Airbnb se muestra en la pantalla de un iPhone colocado encima de un mapa de la ciudad de París el 11 de febrero de 2019 en París, Francia. París es uno de los destinos más populares para la plataforma de viviendas con sede en San Francisco. (Imagen: Chesnot vía Getty Images)

A medida que las autoridades chinas redoblan sus políticas de «cero-COVID», Airbnb ha decidido cerrar su negocio en China de forma indefinida, según han declarado a los medios de comunicación fuentes familiarizadas con el asunto.

El gigante de la vivienda a corto plazo que cotiza en EE. UU. anunció el martes 24 de mayo a sus usuarios en China que dejaría de aceptar todas las reservas de alojamiento en el país a partir del 30 de julio.

La capacidad de reservar alquileres después del 29 de julio también se suspendió el martes por la mañana, según capturas de pantalla del aviso de Airbnb que circula en las redes sociales chinas.

Todos los listados de China continental, alrededor de 150.000 hogares y experiencias, se eliminarán de su sitio web este verano.

RELACIONADA:

Airbnb lanzó formalmente su negocio en China continental en 2016 y se ha enfrentado a una creciente competencia de actores nacionales en su mercado asiático. Desde su inauguración en China, cerca de 25 millones de personas han realizado reservas a través de la plataforma. 

Según una de las fuentes que confirmó el cierre, el negocio doméstico de Airbnb en China ha tenido problemas debido a que el segmento ya era costoso y complejo de operar. Para agravar eso, el nuevo brote ha aumentado este impacto al cortar la demanda y ha creado un ambiente de creciente ambivalencia ya que las empresas no saben si China tiene la intención de avanzar hacia la relajación de las restricciones o la reapertura de sus fronteras en el corto plazo.

Desde mediados de marzo, las autoridades de China han promulgado algunas de las medidas de COVID más estrictas del mundo, con al menos 31 ciudades en el país que permanecen bajo algún grado de bloqueo, restricción de movimiento o restricciones de viaje.

MÁS SOBRE LA SITUACIÓN DEL CORONAVIRUS EN CHINA:

Estancado durante años 

A pesar de una campaña masiva para promover la marca en el país y de colocar al cofundador de Airbnb, Nathan Blecharczyk, a la cabeza de los esfuerzos, las reservaciones en China han representado sólo alrededor del 1% de los ingresos de la plataforma en los últimos años.

Nathan Blecharczyk, director de estrategia del sitio de alquiler de EE. UU., habla durante la conferencia de prensa de la compañía en Tokio el 14 de junio de 2018. (Imagen: TOSHIFUMI KITAMURA/AFP a través de Getty Images)

Las fuentes dicen que los viajes al exterior de China han sido una gran oportunidad para Airbnb y que la empresa se reestructurará para centrarse en proporcionar listados para los viajeros chinos que viajan al extranjero. Entre 2010 y 2019, la cantidad de turistas chinos que viajaban al extranjero casi se había triplicado a 155 millones antes de que la pandemia de COVID interrumpiera la industria turística mundial.

Las acciones de la compañía han caído más del 30 por ciento este año en medio de una venta masiva de acciones tecnológicas, pero la aplicación de vivienda aún cotizaba muy por encima de su precio de salida a bolsa de 2020 de $68. 

Airbnb tuvo problemas en los primeros días de la pandemia de COVID-19 y decidió despedir a alrededor del 25 por ciento de su personal en mayo de 2020. En su prospecto de salida a bolsa, la compañía mencionó que los anfitriones en China utilizaron un programa de limpieza mejorado para prevenir la transmisión del virus, en comparación con su proceso de limpieza estándar de cinco pasos que ha implementado para el resto de sus listados globales. 

La oficina de Airbnb en Beijing permanecerá abierta 

Aunque la industria del turismo ha comenzado a recuperarse a medida que las personas reanudan los viajes, la compañía ha dicho que su negocio en China tardó mucho más en recuperarse debido a que los continuos bloqueos, restricciones y nuevas oleadas de infecciones del país han disminuido considerablemente el gasto de los consumidores.

Sin embargo, Airbnb informó un aumento en los alquileres a largo plazo este año gracias a los arreglos de trabajo remoto flexibles que muchos empleadores implementaron durante la pandemia. La compañía con sede en San Francisco dijo que conservará una oficina en Beijing, junto con unos cientos de empleados para continuar brindando servicios a sus clientes chinos que viajan al extranjero y reservan listados en otros países.

Airbnb no respondió a varias solicitudes de comentarios.