Verdad, Inspiración, Esperanza

La iniciativa de la Franja y la Ruta de China está perdiendo dinero en todo el mundo

Alina Wang escribe noticias sobre China para Vision Times.
Published: 11 de mayo de 2022
La Franja y La Ruta China, Belt and Road Iniciative (BRI)
Trabajadores de la construcción de Sri Lanka trabajan a lo largo de una carretera en Colombo el 5 de agosto de 2018. El banco central de Sri Lanka anunció el 3 de agosto de 2018 que había obtenido un préstamo de mil millones de dólares a través de la iniciativa Belt and Road (La Franja y la Ruta) de Beijing. (Imagen: LAKRUWAN WANNIARACHCHI/AfP vía Getty Images)

Ya en su noveno año, la ambiciosa Iniciativa de La Franja y La Ruta, conocida también como Belt and Road (BRI) puede estar al borde del colapso. 

El Partido Comunista Chino (PCCh) introdujo por primera vez el BRI como una forma de globalizar China a través de la creación de redes innovadoras de comercio e infraestructura que lo conectarían con el resto del mundo. 

El BRI se inauguró en 2013 y tenía como objetivo “facilitar el comercio y promover la conectividad y la cooperación entre países de Eurasia y algunos países africanos”. La iniciativa también planeó desarrollar dos nuevas rutas comerciales que conecten Asia con Europa.

Ahora, algunos dicen que el proyecto puede estar en su lecho de muerte, ya que los desafíos financieros y logísticos provocados por la guerra en Ucrania, las crecientes tensiones geopolíticas y las amplias sanciones impuestas a Rusia, un socio comercial clave para China, amenazan con descarrilarlo por completo.

LEE MAS:

Y aunque el BRI ha tenido un dominio absoluto sobre el resto del mundo durante la mayor parte de una década, el proyecto ahora enfrenta una montaña de desafíos ya que la invasión de Ucrania lo ha obligado a reestructurar rutas de carga vitales que ingresan a Europa. 

Desde que comenzó la invasión a principios de febrero, China se ha visto obligada a desviar un paso terrestre clave que originalmente pasaba por Moscú a través de rutas terrestres más lentas a través de Bielorrusia, Polonia y otros países de Europa del Este. 

Según un informe de China-Lusophone Brief, Rusia fue el principal destino para los desarrollos de BRI, tanto en términos de número como de valor, con 122 proyectos valorados en la friolera de $287 mil millones. Pero ahora, con Rusia efectivamente aislada del sistema bancario global, el aumento de los costos laborales junto con otros desafíos logísticos han resultado en pérdidas catastróficas para el sector europeo del BRI.

Otro obstáculo que enfrenta la BRI son los fuertes lazos comerciales de China con Ucrania. Al considerar que es una de sus “puertas de entrada a Europa”, China se ha visto obligada a esperar mucho más en sus envíos para ingresar a Europa a través de Ucrania. Para empeorar las cosas, la mayoría de los trenes que regresan a China a menudo no llevan mercancías, lo que genera pérdidas económicas masivas para todas las partes involucradas. 

China se convirtió en el mayor socio comercial de Ucrania en 2019, con un comercio total de 18.980 millones de dólares el año pasado, según datos del Servicio Estatal de Estadísticas de Ucrania. 

Tensiones geopolíticas vinculadas a La Franja y La Ruta

Muchos de los desafíos que enfrenta el BRI también son anteriores a la invasión de Ucrania, con miles de millones de dólares vinculados a los acuerdos energéticos rusos como otro factor clave. 

Y a pesar de la creciente presión de EE. UU. y sus aliados que exigen que Beijing tome una posición sobre la guerra del Kremlin, China no ha condenado a Moscú, sino que ha criticado a la OTAN por aumentar las tensiones. 

Algunos observadores señalaron que las autoridades comunistas pueden temer la ampliación de las sanciones occidentales para incluir a China, y se encuentran en una posición complicada en la que tienen que permanecer «neutrales» ante la opinión pública, pero tienen miles de millones de dólares vinculados a los acuerdos energéticos rusos, así como a sus negocios con Ucrania.

“China está en una situación en la que todos pierden con respecto a Ucrania”, dijo Elizabeth Wishnick, científica investigadora sénior de CNA, una organización de investigación y análisis sin fines de lucro con sede en EE. UU. “Si un estado títere ruso [en Ucrania] resulta de este conflicto, las empresas chinas enfrentarán sanciones y habrá límites autoimpuestos a la actividad empresarial y los lazos intergubernamentales, como en Crimea”.

Wishnick agregó que “si Ucrania conserva su autonomía y soberanía, China enfrentará costos de reputación debido a la percepción generalizada en los EE. UU. y Europa de que el gobierno chino ha sido un facilitador, si no un partidario, de la agresión rusa”.

La diplomacia de la trampa de la deuda

Los desafíos de la BRI de China no solo están relacionados con Europa. Las protestas que estallan en todo el mundo también están relacionadas con el proyecto chino. Recientemente, Sri Lanka se ha visto envuelta en una serie de protestas violentas por el mal manejo de la economía por parte del gobierno, lo que ha provocado escasez de artículos esenciales y largos cortes de energía en todo el país. 

En el pasado, unirse al BRI también conllevaba grandes perspectivas de financiamiento, a menudo para grandes proyectos de infraestructura. Ahora, sin embargo, los bancos exigen estudios de factibilidad en medio de una deuda creciente y una corrupción desenfrenada en África y algunos países de la región de Asia-Pacífico. 

LEE MAS:

Los expertos también señalaron que los problemas económicos de Sri Lanka están ligados a su dependencia del comercio con Rusia, Ucrania y China. Según datos del Banco Mundial, “Sri Lanka tiene una deuda total de 35 mil millones de dólares, de los cuales $6 mil millones se deben a China por préstamos para financiar proyectos BRI administrados por empresas chinas”.

Aunque el presidente de Sri Lanka, Gotabaya Rajapaksa, solicitó a China una prórroga de sus préstamos a principios de este año y solicitó una reestructuración de su deuda, aún así se le ordenó pagar 6.900 millones de dólares de su deuda externa total. Desde entonces, el país con problemas económicos acordó arrendar su puerto de Hambantota a China por 198 años, lo que generó preocupaciones de que el PCCh podría utilizar el puerto para albergar una base naval china. 

China gana favores a través de La Franja y La Ruta

El PCCh también ha utilizado el BRI para ganar un punto de apoyo estratégico en todo el mundo. Después de que China hiciera una gran inversión en el sector inmobiliario de Grecia, el gobierno griego bloqueó una declaración de la UE que criticaba los abusos de los derechos humanos por parte de China. 

Según el secretario de Defensa de los EE. UU., Mark Esper, «a través de su iniciativa Belt and Road, la República Popular China (RPC) ha estado aprovechando sus inversiones en el extranjero para obligar a otras naciones a tomar decisiones de seguridad subóptimas». 

Además, los tres gasoductos de Asia central de China atraviesan Kazajstán. Según Radio Free Europe, “En Kazajstán, China ha invertido decenas de miles de millones de dólares, principalmente en su lucrativo sector energético, y ha utilizado el país como plataforma de lanzamiento para su iniciativa Belt and Road”.