Verdad, Inspiración, Esperanza

Política Covid Cero del régimen chino: 26 millones de personas bajo encierro en Shanghái

Alina Wang escribe noticias sobre China para Vision Times.
Published: 30 de marzo de 2022
Se ve a los oficiales de tránsito usando equipo de protección y controlando el acceso a un puente en dirección al distrito de Pudong en Shanghái el 29 de marzo de 2022. (Imagen: HECTOR RETAMAL/AFP a través de Getty Images)

En un intento desesperado por controlar un brote creciente en Shanghái, las autoridades chinas decretaron el confinamiento más extenso de COVID-19 desde que la pandemia comenzó en Wuhan hace más de dos años.

El centro financiero, que alberga a más de 26 millones de residentes, ha sido confinado en toda la ciudad a medida que se plantean más preguntas sobre el coste financiero y económico que están teniendo las estrictas medidas de «Cero COVID» del país.

Anteriormente, Shanghái había gestionado sus brotes anteriores de menor envergadura con confinamientos limitados de los complejos de viviendas y lugares de trabajo en los que se informó de la propagación del virus.

Esta es la primera vez que las autoridades deciden bloquear toda la ciudad.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA SITUACIÓN DEL CORONAVIRUS EN CHINA:

El nuevo confinamiento de la ciudad de Shanghai se llevará a cabo en dos fases, según las autoridades. El distrito financiero de Pudong y las zonas cercanas se cerrarán del 28 de marzo al 1 de abril para que los trabajadores sanitarios puedan realizar dos rondas de pruebas masivas, según informó el gobierno local en un comunicado publicado el 27 de marzo.

En la segunda fase del confinamiento, la amplia zona del centro de la ciudad al oeste del río Huangpu, que la divide, iniciará su propio confinamiento de cinco días, del 1 al 5 de abril.

Bajo el confinamiento, los residentes no podrán salir de sus complejos residenciales y se les dijo que se les entregarán alimentos y artículos de primera necesidad en sus casas. Los negocios y empresas que no se consideran esenciales recibieron la orden de cerrar hasta nuevo aviso y se suspenderá todo el transporte público.

Supermercados vacíos por compras de pánico

En virtud de la normativa COVID del régimen chino, las autoridades locales de todo el país aplicaron rigurosamente órdenes que incluyeron operativos de desinfección, confinamientos draconianos, pruebas masivas y restricciones de viaje.

Los compradores hurgan en los estantes vacíos de un supermercado en Shanghái el 29 de marzo de 2022. (Foto de HECTOR RETAMAL/AFP a través de Getty Images)

En algunos casos, las medidas de mano dura desembocaron en violencia y tragedia, ya que los residentes son detenidos o incluso golpeados por las autoridades si se les descubre infringiendo la cuarentena. Algunos vídeos muestran a residentes desesperados que se suicidan saltando desde lo alto de edificios, ya que las prolongadas cuarentenas y la rápida disminución de los suministros de alimentos y productos básicos llevaron a algunas personas al límite.

Durante el fin de semana también se informó de compras de pánico, ya que los residentes aterrorizados vaciaron las estanterías de los supermercados de alimentos, bebidas y artículos domésticos. Ayer (28 de marzo) se levantaron barreras adicionales en los barrios, con trabajadores con trajes de protección que controlaban a los residentes en los puntos de control de seguridad.

«Todo en nuestra tienda se agotó. Los alimentos congelados, las verduras, los fideos instantáneos… se agotaron, incluso las patatas fritas, los huevos y la carne», dijo el propietario de una tienda en el nuevo distrito de Pudong a The Epoch Times.

Políticas extremas de Covid Cero: No hay final a la vista

Muchas comunidades de Shanghái ya han sido cerradas durante la última semana, con complejos de viviendas sellados con barreras de plástico y los residentes obligados a someterse a múltiples pruebas de ácido nucleico para detectar el COVID-19. El parque temático Disneyland de Shanghái está entre los establecimientos que cerraron antes y el fabricante de automóviles eléctricos Tesla también está suspendiendo la producción en su fábrica de Shanghái, informó la CNN.

Shanghái detectó otros 3.500 casos de infección el 27 de marzo, aunque todos menos 50 eran personas que dieron positivo en las pruebas del virus pero que no mostraban ningún síntoma. Aunque las personas asintomáticas pueden infectar a otras, China clasifica estos casos por separado de los «casos confirmados», lo que da lugar a cifras mucho más bajas en los informes diarios.

En todo el país se detectaron 1.219 nuevos casos confirmados de infección doméstica durante el fin de semana, más de 1.000 de ellos en la provincia nororiental de Jilin, junto con 4.996 casos asintomáticos, informó la Comisión Nacional de Salud de China el 28 de marzo.

El 20 de marzo se registraron dos muertes en Jilin. Antes de eso, la cifra oficial de muertes en China continental se situaba en 4.636 durante un año. Impulsado por una variante más contagiosa de Omicron, las autoridades chinas informaron de más de 56.000 casos confirmados en todo el país este mes, siendo el aumento en Jilin la mayor parte de ellos.

La provincia, con unos 24 millones de habitantes fue totalmente confinada el 13 de marzo, la primera vez que China restringe una provincia entera desde que las autoridades confinaron toda la ciudad de Xi’an durante tres semanas a finales de diciembre del año pasado.

En este video publicado en las redes sociales, se observa una escena caótica en Qingdao, Shandong, donde se puede ver a los trabajadores de prevención de pandemias golpeando violentamente a las personas en las calles. (Fuente: vía Twitter)

Durante este tiempo, los residentes de Xi’an informaron que se habían atrincherado en sus casas y que los servicios esenciales, como la compra de alimentos y el acceso a los servicios médicos, estaban completamente paralizados. Las publicaciones en las redes sociales mostraban a los residentes desesperados pasando hambre, y algunos incluso recurrían a intercambiar artículos como iPhones y aparatos electrónicos a cambio de alimentos y suministros.

El número de casos y muertes por coronavirus reportados por las autoridades chinas desde el inicio de la pandemia a finales de 2019 se considera una fracción mínima de las cifras reales, con Beijing admitiendo poco más de 100.000 casos totales antes de la actual oleada.

La cercana Corea del Sur, un país de unos 51 millones de habitantes, ha acumulado más de 12 millones de pruebas de PCR positivas hasta el 29 de marzo, a pesar de las estrictas medidas para controlar el virus. El país ha informado de 15.000 muertes por COVID-19.

La población de China es de 1.400 millones de habitantes, casi 28 veces la de Corea del Sur.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!