Verdad, Inspiración, Esperanza

China construye seis hospitales COVID en la provincia de Jilin, y encierra a 6.000 estudiantes

Alina Wang escribe noticias sobre China para Vision Times.
Published: 16 de marzo de 2022
Una foto aérea tomada el 15 de marzo de 2022 que muestra la vista interior de un hospital temporal para pacientes de COVID-19 en Changchun, capital de la provincia nororiental china de Jilin. Jilin informó de 3.076 nuevos casos de COVID-19 transmitidos localmente el 14 de marzo. (Imagen: vía Xinhua)

La provincia nororiental china de Jilin, muy afectada por una nueva ola de COVID-19, ha construido seis hospitales improvisados para intentar contrarrestar el rápido aumento de nuevos casos y hospitalizaciones, según informaron las autoridades locales el 12 de marzo.

Cinco hospitales están en la ciudad de Jilin, la zona más afectada, y se ha construido uno en la capital, Changchun, dijo Zhang Li, subdirector de la comisión provincial de salud de Jilin.

Además de las siete instituciones médicas asignadas a los pacientes críticos, hay más de 20.000 camas disponibles para los pacientes del COVID en la provincia. Además, las autoridades dijeron que tres instalaciones estaban listas para su uso desde el 12 de marzo.

El 14 de marzo, los medios de comunicación estatales informaron de 3.507 nuevos casos de transmisión local, de los cuales 3.076 se originaron en la provincia de Jilin, según la Comisión Nacional de Salud. Las autoridades locales también han realizado pruebas masivas entre miles de residentes en un esfuerzo por frenar la propagación del virus.

El funcionario de la Comisión de Salud de Jilin, Zhang Yan, fue citado diciendo: «El mecanismo de respuesta a la emergencia en algunas zonas no es lo suficientemente sólido, no se conocen bien las características de la variante Omicron y, por tanto, nuestra respuesta ha sido imprecisa».

6000 estudiantes encerrados en el campus escolar

La Escuela Superior de Ciencia y Tecnología Agrícola de Jilin fue la más afectada, con un gran número de casos confirmados entre profesores y estudiantes.

Debido a la inadecuada gestión y prevención de este nuevo contagio por parte de la escuela, más de 6.000 estudiantes fueron confinados obligatoriamente dentro de los dormitorios de la escuela. Como consecuencia de ello, el 10 de marzo se destituyó al director del colegio, Zhang Lifeng.

Un estudiante matriculado en el colegio de Jilin dijo a la edición en chino de The Epoch Times el 11 de marzo que se descubrió por primera vez un caso positivo en el colegio alrededor del 3 de marzo y que luego comenzó a extenderse. «Sólo me enteré de que muchos estudiantes del noveno edificio estaban infectados en ese momento. No se propagó tanto en los demás dormitorios.», dijo el estudiante.

Otro estudiante dijo: «Pensé que la escuela había trasladado a todos los estudiantes que dieron positivo a otro lugar. No esperaba que trasladaran a los alumnos que dieron negativo. Dejaron a todos los positivos en el noveno edificio, que se convirtió en la fuente del virus», dijo, y añadió que nadie sabe cuántas personas se infectaron porque la escuela ocultó estrictamente la lista de infectados hasta que la situación se descontroló.

Un estudiante explica cómo 6000 estudiantes fueron encerrados durante la noche a medida que el virus se propagaba dentro de la universidad.

Un internauta con el nombre de usuario @Banbijiangshan escribió en Twitter: «El 9 de marzo, el edificio más infectado fue el 9º, en el que los casos más graves se dieron en los pisos 4º y 5º. Muchos estudiantes tenían fiebre y dieron positivo, pero nadie se ocupó de ellos. Sólo les dieron algunos analgésicos y les dijeron que se las arreglaran solos».

Banbijiangshan era uno de los estudiantes que vivían en las plantas 1ª y 3ª de los dormitorios de la escuela. Dijo que los estudiantes que habían dado negativo seguían viviendo con los que habían dado positivo y todos compartían el mismo espacio.

«No se tomó ninguna medida de cuarentena», dijo.

LEE TAMBIÉN: El Juego del Calamar es real en China ¿Por qué les sustraen los órganos? [Video Informe]

Los padres reciben cartas con pedidos de ayuda de los alumnos confinados

Otro internauta con el nombre de usuario de @Dongmei escribió que algunos padres de estudiantes encerrados estaban recibiendo cartas en las que se les instaba a enviar ayuda. «Un estudiante envió una carta abierta suplicando ayuda, diciendo: «Hemos entregado nuestras vidas al [Partido Comunista Chino], pero ¿cómo está resultando?».

Destitución del alcalde de Jilin

El 12 de marzo, el Partido Comunista Chino (PCCh) publicó una nota en la que anunciaba que el alcalde de la ciudad de Jilin, Wang Lu, iba a ser destituido de su cargo de vicesecretario del Comité Municipal del Partido de Jilin, así como de alcalde de la ciudad.

La decisión se produjo después de que se registraran más de 800 nuevos casos confirmados en la provincia de Jilin durante la semana pasada.

En el marco de la política de «Cero casos» del PCCh, las autoridades locales aplicaron estrictamente órdenes que incluyeron teatros de desinfección, confinamientos draconianos, pruebas masivas y restricciones de viaje. En algunos casos, las medidas de mano dura provocaron violencia y tragedia, ya que a veces se golpea a los residentes si se les descubre infringiendo la cuarentena.

El siguiente video muestra a un hombre inmovilizado en el suelo por guardias epidémicos mientras iba a comprar comestibles en la ciudad de Jilin el 11 de marzo.

Las autoridades de la provincia de Jilin también anunciaron un confinamiento completo en las zonas residenciales de Siping y Dunhua y dijeron que todos los restaurantes, escuelas, centros comerciales y negocios estarán cerrados hasta nuevo aviso.

En su afán por erradicar por completo la pandemia de China, el PCCh ha puesto ciudades enteras en confinamiento durante semanas, a veces después de detectarse sólo un puñado de casos. En diciembre de 2021, las autoridades pusieron a la ciudad noroccidental de Xi’an, de unos 13 millones de habitantes, en un confinamiento estricto que duró más de tres semanas. Otras metrópolis, como Shenzhen, Xiamen y Shanghái, también han sido sometidas a confinamientos parciales en las últimas semanas, lo que ha tenido graves repercusiones en la economía nacional, así como en la salud mental y la vida social de los residentes en China.