Verdad, Inspiración, Esperanza

Panamá enfrenta protestas y huelgas nacionales por precios de gasolina y alimentos

Neil vive en Canadá y escribe sobre sociedad y política.
Published: 11 de julio de 2022
Panamá protestas precios
Policía en el edificio de la Asamblea Legislativa en la Ciudad de Panamá el 1 de julio de 2022. Días de protestas han sacudido a Panamá por los altos precios de la gasolina, los alimentos y las medicinas. Sin embargo, los levantamientos parecen estar impulsados ​​por los sindicatos y el país se encuentra en una mejor situación financiera que lugares como Sri Lanka y Albania. (Imagen: ROGELIO FIGUEROA/AFP vía Getty Images)

El país centroamericano de Panamá es otro en la lista de economías más pequeñas sacudidas por protestas masivas por el combustible inasequible y el alto costo de los alimentos.

Sin embargo, Panamá se encuentra en una situación económica excepcionalmente fuerte sin un banco central, una moneda vinculada 1:1 con el petrodólar estadounidense, un PIB per cápita relativamente alto y una inflación general muy baja.

Uno de los primeros reportes de disturbios disponibles en inglés proviene del sitio web Panama News el 5 de julio, que indicó que 22 maestros fueron arrestados durante una manifestación en las provincias de Herrera y Los Santos luego de intentar bloquear carreteras.

MÁS SOBRE LEVANTAMIENTOS GLOBALES

Los participantes fueron desalojados con gas lacrimógeno y gas pimienta.

El medio dijo que el evento era parte de una protesta nacional “para exigir respuestas al aumento de la canasta básica de alimentos y combustible”, e incluyó a los propietarios de autobuses escolares.

El 6 de julio, Panama News informó que se realizó otra huelga por parte del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Construcción e Industrias Similares del país, nuevamente debido a los altos costos de combustible, alimentos y medicinas.

Aparentemente, los disturbios han continuado sin cesar.

Múltiples videos publicados en Twitter en los últimos días muestran extensas huelgas y protestas en las calles de varios lugares.

Uno de los temas más comunes en la protesta son los bloqueos de las principales carreteras, como la Carretera Interamericana en la Provincia de Veraguas.

El 8 de julio, Panama News afirmó que el presidente Laurentino Cortizo había pedido a los sindicatos organizadores de las protestas que reanudaran las conversaciones con el gobierno, culpando a las consecuencias de la pandemia extendida de la Enfermedad del Coronavirus 2019 (COVID-19) y a la guerra entre Rusia y Ucrania de la situación financiera del país.

El 9 de julio, el medio informó nuevamente que miles de maestros y otros profesionales habían salido a las calles en manifestaciones masivas una vez más.

El mismo día, también informaron que una asociación de médicos, dentistas y trabajadores de la salud del país le había dado al gobierno un ultimátum de 48 horas, que de no ser respondido amistosamente, resultaría en una huelga general de 48 horas en todo el país.

El sindicato de trabajadores de la construcción de Panamá anunció el 10 de julio que iniciaría un paro nacional de 24 horas el 13 de julio.

Pero un informe del 8 de julio de La Prensa Latina proporcionó más contexto a la situación, afirmando que gran parte de la disputa giraba en torno a las demandas de los sindicatos para que el gobierno instalara una economía dirigida y regulara el precio de la gasolina a 3 dólares por galón.

Sin embargo, el artículo también decía que Cortizo ya había iniciado un congelamiento a $3.95 por galón “para algunos sectores”.

Panamá es el hogar de poco más de 4,3 millones de personas y técnicamente enfrenta precios de gasolina superiores a $5,70 USD por galón equivalente, según GlobalPetrolPrices.com.

Los datos del Banco Mundial muestran que la economía del país es relativamente fuerte en comparación con otras naciones donde se están produciendo disturbios por los altos precios de los combustibles y los alimentos, o la destrucción total del suministro de combustible en el caso de Sri Lanka, con un PIB per cápita ligeramente superior a 14.500 dólares por persona.

Según la Cámara Americana de Comercio e Industria de Panamá, el país exporta principalmente productos agrícolas como camarones, piña y café, siendo Estados Unidos su principal cliente.

Los datos del sitio web del Representante Comercial de EE. UU. indican que, a partir de 2019, EE. UU. es un exportador neto a Panamá, con un superávit comercial de 7.100 millones de dólares.

Los panameños ganan un promedio de 1.249 balboas mensuales a diciembre de 2020, según el sitio web Trading Economics.

Sin embargo, según los datos del mercado de divisas, parece que los balboas y el dólar cotizan exactamente a una tasa de 1:1. Esto parece deberse a que Panamá es una especie de excepción en la economía mundial, ya que no cuenta con un banco central.

Los datos del Banco Mundial muestran que la tasa de inflación en el país es increíblemente baja, de solo el 1,6% en 2021. La inflación más alta registrada en los últimos 40 años fue del 8,8% durante la crisis financiera de 2008, que es aproximadamente la que alcanzó Estados Unidos en mayo.

Un artículo anterior, fechado el 18 de mayo y publicado por Prensa Latina, reveló que las huelgas se remontan a mayo y han sido instigadas por múltiples capas de sindicatos nacionales, exigiendo que el gobierno legisle salarios más altos.