Verdad, Inspiración, Esperanza

Protestas masivas golpean Albania por la inflación y los precios del combustible

Neil vive en Canadá y escribe sobre sociedad y política.
Published: 11 de julio de 2022
albania inflación

Aunque la vida continúa normalmente para los ciudadanos de Estados Unidos y Canadá, la inquietud en el mundo de los mercados emergentes está comenzando a hervir a medida que las economías más pequeñas se han visto más afectadas por el alto precio del petróleo crudo y el fortalecimiento del dólar estadounidense.

En Twitter en inglés aparecieron vídeos de protestas masivas en Albania, país miembro de la OTAN, pidiendo la dimisión del gobierno en funciones, que parecen mostrar a varias decenas de miles de personas en las calles.

El sitio web en inglés Albanian News informó el 7 de julio que las manifestaciones fueron pacíficas, se llevaron a cabo frente a la oficina del primer ministro Edi Rama y fueron organizadas por el exlíder del Partido Demócrata, Sali Berisha. 

Los disturbios se derivan de «grandes aumentos de precios», altos costos de combustible y una desaceleración del mercado laboral.

El medio también declaró que los manifestantes en el lugar dijeron que salieron a desafiar la «pobreza, la corrupción y el crimen», así como la «despoblación».

Albania es un pequeño país de solo 2,8 millones de habitantes ubicado al noroeste de Grecia.

El sitio web Balkan Insight declaró el 7 de julio que Albania registró una tasa de inflación del 6,7 por ciento, que el gobernador del Banco Central, Gent Sejko, fue citado diciendo que “podría no haber alcanzado su punto máximo”.

El medio también citó al gobernador diciendo: “Si bien se espera que el país evite una recesión, es probable que el crecimiento caiga”.

Sejko fue citado directamente al definir la inflación como “el mayor peligro que amenaza el crecimiento sostenible a largo plazo del país”.

En respuesta a la alta inflación, el Banco Central conmocionó su economía, elevando la tasa de interés clave en 100 puntos básicos, del 0,25 al 1,25 por ciento.

A modo de comparación, la Reserva Federal se ha mostrado reacia a subir los tipos más de 50 puntos básicos. La Fed finalmente se vio obligada a subir 75 puntos básicos el mes pasado después de que el índice de precios al consumidor de EE. UU. registrara un aumento del 8,6 por ciento, el más alto desde 1981.

El golpe fue el más grande desde 1994.

Los albaneses también salieron a la calle por el aumento del costo de vida en marzo, según Balkan News, después de que el precio de la gasolina alcanzara los 2 euros el litro, un salto de 30 centavos

3,78 litros constituyen un galón estadounidense.

El primer ministro Rama adoptó una postura muy similar a Joe Biden hacia el problema y dijo que estaba “avergonzado de que un país de la OTAN no comprenda las consecuencias de la guerra en Ucrania”, en un comunicado.

Rama distribuyó a “las familias más pobres” un lanzamiento aéreo del banco central de 3.000 lek (24 euros aprox.) y elevó el salario mínimo a 30.000 lek (242 euros aprox.) en respuesta, decía el artículo.

El medio señaló: “El precio del petróleo en Albania es significativamente más alto que en otros países de los Balcanes Occidentales debido a los numerosos impuestos impuestos por gobiernos anteriores, incluido un impuesto impuesto por Rama en 2014 y 2015”.

El Producto Interno Bruto de Albania es de aproximadamente 14.800 millones de dólares y su PIB per cápita es de $6,494 según datos del Banco Mundial.

Esto pone al país en mejor situación fiscal que Irán, que puede estar sufriendo una hambruna, con 2.756 dólares, y Sri Lanka con 3.814 dólares. 

Sri Lanka se destaca cuando los manifestantes asediaron el Palacio Presidencial, quemándolo hasta los cimientos, el 9 de julio después de que el gobierno prohibiera las ventas de propano y gasolina al público cuando el país entró en bancarrota total.

La moneda de Albania se ha desinflado frente al petrodólar estadounidense en un 15 por ciento desde junio de 2021, pasando de un tipo de cambio de 100:1 a 115:1.

El índice del dólar estadounidense actualmente se encuentra en aproximadamente 107, su punto más alto desde 2002, lo que ejerce una mayor presión sobre la economía a medida que el precio del crudo se ha disparado.