Verdad, Inspiración, Esperanza

AP glorifica a los servicios de inteligencia ucranianos que detienen a disidentes a punta de pistola

Neil vive en Canadá y escribe sobre sociedad y política.
Published: 3 de mayo de 2022
AP disidentes Ucrania SBU servicio inteligencia ucranianos
Soldados de la Guardia Nacional de Ucrania y agentes de inteligencia de la SBU realizan "simulacros antiterroristas" en Slavyansk el 13 de octubre de 2020. Associated Press se asoció con la SBU para transmitir un segmento de propaganda al mundo de habla inglesa que glorifica el arresto de la SBU en punta de pistola de ciudadanos que disentían contra el Gobierno y la guerra en Internet. (Imagen: GENYA SAVILOV/AFP vía Getty Images)

The Associated Press (AP) está normalizando las prácticas autoritarias al transmitir un segmento que glorifica a los oficiales armados del Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU), la agencia de inteligencia del país, que asaltan las casas de los disidentes en línea a punta de pistola.

En un video de 4 minutos y 17 segundos publicado en YouTube el 29 de abril, los directores de fotografía de AP siguieron a varios miembros uniformados y completamente armados del SBU mientras realizaban una redada en un pequeño apartamento y arrestaban a un hombre de mediana edad. 

En un comunicado que acompaña al video, AP dijo que el hombre fue atacado porque sus publicaciones personales en las redes sociales estaban «elogiando al presidente ruso Vladimir Putin por ‘luchar con los nazis’, llamando a las regiones a la secesión y etiquetando la bandera nacional como ‘un símbolo de muerte’”.

EL CONFLICTO GEOPOLÍTICO DE UCRANIA

AP acuñó su comunicado por cable Ucrania toma medidas enérgicas contra los ‘traidores’, mientras que el video de YouTube se denominó Ucrania caza a los ‘traidores’ que ayudan a Rusia.

El medio solo subtituló selectivamente la conversación entre el hombre, su familia y los agentes del SBU, oscureciendo gran parte del discurso de una audiencia inglesa, y está curiosamente enmarcado.

Al principio, un agente uniformado se para frente a la puerta de la suite, escondido detrás de un pequeño escudo con otro agente armado en su parte trasera, exigiendo que el objetivo salga de su apartamento. 

El hombre atacado, que AP afirma que se llama solo «Viktor», viste una camiseta azul de Adidas y es sacado con bastante cuidado de su casa después de salir primero detrás de una mujer y luego de otro hombre.

Luego, la escena se corta rápidamente y muestra imágenes del segundo hombre parado con las manos contra una pared en un lugar separado mientras la misma mujer parece confundida. 

Una vez más, la escena se corta rápidamente y muestra al hombre objetivo sentado en un sillón reclinable flanqueado por dos agentes uniformados y enmascarados del SBU, uno de los cuales le acaricia la cabeza con compasión. 

Los agentes usan su propio teléfono celular para ver las publicaciones en las redes sociales de Viktor, que son simplemente memes gráficos que AP no tradujo.

El agente le muestra al hombre su teléfono y le dice: “No estás hablando muy bien de la bandera ucraniana, ¿verdad?”.

Viktor responde “Lo siento” y agrega “Sí, comenté mucho. Te lo dije, cambié de opinión.

El agente está incrédulo, “¿Hoy? ¿Después de nuestra visita? ¿Ahora mismo?»

Viktor recibe la orden de recoger sus cosas y vestirse. Cuando Viktor pregunta a dónde lo llevarán, un agente dice: “Todo se hará de acuerdo con la ley ucraniana”.

Las imágenes posteriores muestran subtítulos de algunas de las publicaciones en las redes sociales de Viktor. En uno, dice: “Separarse de Ucrania no es separatismo. Es evacuación”.

En otro, se muestra una bandera en llamas con el título «Este trapo es un símbolo de muerte».

Luego cargan a Viktor en un SUV doméstico de color marrón claro. Los uniformados también ingresan al vehículo y se llevan a Viktor.

AP declaró en su comunicado por cable que Viktor es “una de las casi 400 personas en la región de Kharkiv que han sido detenidas bajo las leyes contra la colaboración promulgadas rápidamente por el parlamento de Ucrania y firmadas por el presidente Volodymyr Zelenskyy”.

El artículo señala que, según las leyes, los delincuentes que “colaboren con las fuerzas rusas, nieguen públicamente la agresión rusa o apoyen a Moscú” pueden enfrentar hasta 15 años de prisión, mientras que si se considera que sus declaraciones han causado la muerte, la sentencia puede ser la vida.

Precedente occidental

En un incidente similar, el 22 de marzo, en una campaña coordinada de “día de acción”, la policía alemana allanó 100 hogares en 13 estados asociados con publicaciones en las redes sociales que disentían contra el gobierno en una campaña para “salvaguardar la democracia”.

La Oficina Federal de Policía Criminal de Alemania (FCPO) justificó las redadas basándose en una sección del Código Penal revisada en 2021 para castigar “insultos, calumnias y difamación de personas en la vida política”.

La legislación contiene el texto traducido: “Los funcionarios públicos y los representantes electos reciben protección penal especial… independientemente del nivel político, contra las publicaciones de odio”.

El presidente de la FCPO declaró: “Con el día de acción, lo dejamos claro: cualquier persona que publique mensajes de odio debe esperar que la policía esté en la puerta después”.

‘Registro de colaboradores’

El informe del 2 de mayo de Breitbart señaló que el líder del Consejo de Seguridad de Ucrania, Oleksiy Danilov, declaró que se está compilando un «registro de colaboradores» y que se pondrá a disposición del público.

Sin embargo, Danilov “se negó a decir cuántas personas han sido atacadas en todo el país”.

Un artículo del 2 de mayo de Globe and Mail, el establishment de izquierda de Canadá, entrevistó a Volodymyr Yavorskyy, coordinador del Centro de Libertades Civiles de Ucrania, donde fue citado diciendo que “los defensores de los derechos humanos saben de ‘docenas’ de detenciones de activistas pro-rusos solo en Kiev desde se aprobaron las nuevas leyes, pero no está claro cuántas han sido atacadas en todo el país”.

Yavorskyy declaró: “No hay datos completos sobre (todo) el país, ya que todo está clasificado por la SBU”.

El experto agregó que no solo se puede detener a cualquier persona hasta por 30 días sin una orden judicial, sino que bajo la ley marcial actualmente promulgada, las autoridades no están obligadas a notificar a los abogados de la captura de sus clientes.

“En realidad, (la policía) tiene facultades para llevarse a cualquiera… Efectivamente, estas personas desaparecen y durante 30 días no se tiene acceso a ellas”, afirmó. 

No tan humano

El video de YouTube de AP y el informe posterior sobre el tema por parte de varios medios de comunicación establecidos da la impresión de que el SBU está tratando a los detenidos con humanidad y solo está tratando de ayudar.

ANARQUÍA BAJO LA GUERRA DE UCRANIA

Sin embargo, la narrativa contrasta directamente con una extensa colección de videos recopilados de las redes sociales y canales de telegram en idioma ucraniano publicados en marzo que revelan una práctica generalizada de oficiales uniformados y vigilantes que someten a los ciudadanos a humillaciones públicas que recuerdan al Partido Comunista Chino y la «Revolución Cultural» de Mao Zedong.

Una vez tildado de «traidor», «colaborador» o «merodeador» o, en muchos casos, simplemente por ser un hablante nativo de ruso, se han catalogado decenas de casos de víctimas que han sido atadas con cinta adhesiva a farolas y postes, a menudo con los genitales al descubierto.

En algunos casos, obligaron a las mujeres a arrodillarse y les cortaron el pelo.

En un caso particularmente atroz, una mujer joven fue desnudada en público y le prendieron fuego al cabello mientras los espectadores filmaban.

Recientemente, el 28 de abril, se siguieron revelando imágenes de este tipo de eventos en Internet de habla inglesa a través del canal de Telegram @Youblacksoul, que originalmente fue prohibido por Twitter, pero que desde entonces ha sido restablecido.

En otros casos, se publicaron múltiples instancias de imágenes directas de prisioneros de guerra rusos a los que se les disparó en la ingle y las rodillas y se les dejó morir desangrados mientras tenían las manos atadas en grupos de medios sociales en idioma ucraniano.

Mazmorras del SBU

El informe del 14 de abril de los periodistas de investigación Mint Press News relató una historia contada por Anatoly Shariy, una figura de la oposición ucraniana, de un periodista supuestamente capturado por el SBU y al que se le dio el seudónimo de Igor para proteger su identidad.

Shariy alega que Igor estaba siendo utilizado bajo coacción para diseñar un intento de asesinato en su contra. 

El autor Dan Cohen afirma que habló con Igor directamente por teléfono, donde el periodista dijo que cuando Igor fue capturado por el SBU, se lo llevaron esposado y con la cabeza en un saco.

Igor dijo que fue transportado a un “complejo deportivo convertido en prisión temporal” conectado directamente con la sede del SBU en Kiev.

El artículo afirma que el SBU «supervisa» a los miembros de la «Defensa Territorial», descritos como «civiles ultranacionalistas y elementos criminales a los que el gobierno dio armas en las calles en los primeros días de la ofensiva rusa», ya que «golpean, torturan e incluso matan a sus prisioneros».

“Igor dice que lo interrogaron tres veces, y cada sesión duró entre 15 y 30 minutos. Las golpizas fueron realizadas por voluntarios de Defensa Territorial mientras los oficiales del SBU les instruían sobre cómo torturar y le hacían preguntas”, dijo Cohen. 

Igor fue citado directamente: «Utilizaron un mechero para calentar una aguja y luego la pusieron bajo mis uñas… Lo peor fue cuando me pusieron una bolsa de plástico en la cabeza y me asfixiaron y cuando me pusieron la boca de un rifle Kalashnikov en la cabeza y me obligaron a responder a su pregunta».

La tortura, dijo Igor, sin embargo, fue leve en comparación con lo que dijo que presenció soportar a los prisioneros de guerra rusos. El periodista fue citado diciendo que escuchó a soldados capturados “que fueron golpeados con tubos de metal mientras el himno nacional ucraniano sonaba de fondo”.

“Pude escucharlo porque toda la tortura se realizó en una habitación cercana. Fue psicológicamente grave. Esto se hacía de noche, los sonidos de los golpes eran constantes. Fue difícil dormir”, le dijo Igor a Cohen. 

Además, Cohen relató el testimonio de Andrey, otro hombre alias con doble ciudadanía ruso-europea que fue detenido en la mazmorra del SBU, que fue testigo de que «la policía golpeó a lo que le dijeron que era un saboteador ruso».

Cohen enmarcó el relato como: «Atado a una silla, la policía golpeó repetidamente al hombre en el torso, la cara y la parte posterior de la cabeza mientras la sangre brotaba de su boca».

“La policía ni siquiera estaba interesada en lo que tenía que decir. Le hacían una pregunta, empezaba a hablar despacio y le pegaban en la cabeza”, relató el entrevistado. 

“Estaban sacando la agresión y el miedo de él como un saco de boxeo”.

Andrey dijo que le dijeron que la única razón por la que personalmente se salvó de las palizas y su vida fue por su segundo pasaporte.