Verdad, Inspiración, Esperanza

Pakistán nombra a Sharif como primer ministro, grandes multitudes se manifiestan en apoyo del derrocado Khan

Neil vive en Canadá y escribe sobre sociedad y política.
Published: 12 de abril de 2022
Simpatizantes del partido Pakistan Tehreek-e-Insaf (PTI) del ex primer ministro destituido Imran Khan, se reúnen en un mitin en su apoyo en Karachi el 10 de abril de 2022. A pesar de la gran afluencia de público, Khan fue sustituido por Shehbaz Sharif en una votación parlamentaria el 11 de abril. (Imagen: RIZWAN TABASSUM/AFP vía Getty Images)

Pakistán nombró a Shehbaz Sharif para el puesto de primer ministro a pesar de las enormes multitudes que se han congregado en todo el país en una muestra de apoyo al ex primer ministro Imran Khan, que fue destituido en una moción de censura la semana pasada.

Khan, que fue destituido del poder tras perder el apoyo de varios aliados clave en el Parlamento, sigue alegando que Estados Unidos orquestó su destitución debido al descontento por una reunión celebrada el 24 de febrero con el presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin.

En un tuit del 10 de abril, publicado la noche antes de que el Parlamento votara un sustituto, Khan mostró un vídeo en el que se veía a una gran multitud de ciudadanos reunidos en su apoyo.

Una traducción del texto decía: “Nunca antes en la historia de mi país había visto tanta gente salir sola hoy para derrocar al gobierno de bandidos”.

Un informe del 11 de abril de India Times señalaba que un eslogan popular entre la multitud era «el gobierno importado no es aceptable», que también fue tendencia con 2,7 millones de tweets en la Twitteresfera de Pakistán.

El recién elegido Sharif es hermano del predecesor de Khan, Nawaz Sharif, y líder de la opositora Liga Musulmana de Pakistán-Nawaz.

Shehbaz Sharif, de quien se preveía la victoria en la votación del 11 de abril, fue derrotado por Khan en las elecciones de 2018.

Un artículo de The Indian Express decía que, aunque Shehbaz, al igual que Khan, «trabajó estrechamente con China en proyectos financiados por Beijing», señaló una posición más amistosa al pedir una relación positiva con Washington, lo que contrasta con la postura decididamente antiestadounidense de Khan.

LECTURA RELACIONADA:

El artículo también señalaba que Sharif había recibido el año pasado los elogios del cónsul general chino saliente por su eficaz liderazgo en el Corredor Económico China-Pakistán, un nuevo nombre para el plan de hegemonía de la Iniciativa Cinturón y Ruta del Partido Comunista Chino (PCCh).

El cambio de liderazgo en Pakistán puede formar parte de la evolución de las tensiones geopolíticas en torno a la invasión de Ucrania por parte de Vladimir Putin y a su alianza con el presidente del PCCh, Xi Jinping, que se enfrenta a la perspectiva real de un cambio de régimen cuando el Partido decida si concede a Xi un tercer mandato sin precedentes a finales de este año.

El medio de comunicación estatal ruso Sputnik News enmarcó como un hecho la posición de Khan de que el Subsecretario de Estado para Asuntos del Sur y Asia Central del Departamento de Estado, Donald Lu, se había puesto en contacto directamente con el embajador de Pakistán, exigiendo a Khan que cancelara una reunión programada con Putin que coincidía con el inicio del conflicto de Ucrania.

El medio también señaló que Pakistán se había abstenido de votar en una votación a principios de marzo en la Asamblea General de la ONU que condenaba a Rusia por tomar la iniciativa en la guerra de Ucrania.

En comparación, la BBC planteó que Khan simplemente había perdido el apoyo de los poderosos militares de Pakistán en medio de un conflicto por el poder entre el actual líder, el general Qamar Javed Bajwa, y el jefe de la agencia de espionaje Inter-Servicios de Pakistán, el teniente general Faiz Hameed.

En un enfoque más ecuánime, el medio estatal ruso TASS planteó que, aunque la pérdida de apoyo militar fue exactamente la causa de la destitución de Khan, el conflicto tenía más bien sus raíces en el descontento por un «desequilibrio de la política exterior hacia China».

TASS parafraseó a un experto ruso afirmando que «Pakistán no puede volverse ‘menos prochino’, sólo es capaz de volverse ‘menos antiamericano'», y añadió que «las nuevas autoridades pakistaníes tampoco se olvidarán de impulsar las relaciones con Rusia».

La posición de China sobre el cambio de régimen de Pakistán parecía algo incómoda en comparación.

Una publicación del 12 de abril del portavoz del PCCh, Global Times, afirmaba que el cambio de poder «podría traer inestabilidad» y que «el caos interno en el país podría afectar en cierta medida a algunos proyectos de cooperación».

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Zhao Lijian, insinuó igualmente que Beijing está ansioso por saber si Shehbaz Sharif seguirá siendo un activo o si, bajo los auspicios de Washington, se pondrá en contra de la administración de Xi.

Zhao dijo a los periodistas que el gobierno chino «insistirá inquebrantablemente en una política amistosa hacia Pakistán» y que «creemos que el cambio político en Pakistán no afectará al panorama general de las relaciones China-Pakistán».