Verdad, Inspiración, Esperanza

Pacientes mueren esperando fuera de los hospitales de Shanghái mientras continúa el confinamiento por la política del régimen chino de «Cero-COVID»

Alina Wang escribe noticias sobre China para Vision Times.
Published: 12 de abril de 2022
Este video publicado el 8 de abril de 2022 muestra a una mujer que, según los informes, sufre un tumor en la columna vertebral y a los miembros de su familia que son rechazados por el personal del hospital mientras se encuentran afuera del Hospital Tongji en Shanghái. (Imagen: Captura de pantalla a través de Weibo).

Una serie de muertes en un hospital para pacientes de la tercera edad en Shanghái pone de manifiesto las trágicas consecuencias de la implacable búsqueda de China de un enfoque de «Cero-Covid» en medio de un brote creciente en su capital financiera, que alberga a 26 millones de personas.

Numerosos pacientes fallecieron en el centro de atención a la tercera edad de Shanghai Donghai y en el hospital Tongji después de que el personal del hospital les negara la entrada debido a las directrices sobre la pandemia, o perecieran mientras esperaban a ser admitidos.

Los familiares de esos pacientes acudieron a las redes sociales para expresar su frustración y desesperación por el fatal abandono de sus seres queridos.

Otros han publicado llamamientos desesperados pidiendo ayuda y exigiendo ver vídeos de vigilancia desde el interior de las instalaciones, después de haber recibido poca o ninguna información del hospital y de no haber recibido noticias de sus seres queridos durante días.

LEE MÁS:

El hombre está corriendo detrás de la ambulancia mientras pide ayuda. (Vídeo: vía Twitter)

En un vídeo, se ve a un anciano intentando llegar a una ambulancia mientras una mujer yace en una cama de hospital en la calle frente al Hospital Tongji de Shanghai. Se puede ver a la pareja llorando y suplicando que la ambulancia se detenga y los lleve al hospital mientras el hombre cae al suelo.

Se oye al hombre suplicar a un agente que está al teléfono, diciendo: «¡Nosotros también somos humanos, ayúdenos por favor!».

Se oye entonces a otro hombre, aparentemente un empleado del hospital, decirles: «Ya la hemos atendido», dice con indiferencia. «No puede quedarse aquí», antes de abandonar la escena.

Los hospitales están desbordados

El usuario de Weibo que publicó el vídeo anterior dijo que un médico de urgencias que decía haber tratado a la paciente le envió un mensaje privado en el que afirmaba que la paciente sufría un tumor en la columna vertebral. Al parecer, cuando acudió al hospital para recibir tratamiento, le dieron analgésicos y le dijeron que buscara ayuda en otro hospital porque estaban saturados y no podían admitir más pacientes.

Las condiciones y las muertes en el hospital de Tongji suponen un duro reproche a la política china de «cero contagio», que se enfrenta a un brote cada vez más grave en Shanghai, en el que la mayoría de los infectados no presentan síntomas ni requieren hospitalización. Mientras las autoridades se centran en obligar a los casos positivos y a los contactos cercanos a ingresar en instalaciones de cuarentena colectiva designadas, los costes de los protocolos COVID del país empiezan a superar el riesgo de enfermar.

“Las ambulancias no vienen, los pacientes se están muriendo”

En otro video publicado en las redes sociales chinas, se lee: “Nadie se preocupa por los pacientes ahora. Las ambulancias no vienen. Los pacientes se están muriendo”. (Vídeo: vía Twitter)

Según informes de los medios de comunicación estatales de China, en 2006, Shanghái registró una media de 320.000 personas que acudían a los hospitales por urgencias al día, de las cuales 80.000 fueron ingresadas y se realizaron 1.560 cirugías diarias.

Según las estadísticas oficiales, China está sufriendo su peor brote de COVID-19 desde el inicio de la pandemia. Sin embargo, las estrictas políticas de «cero COVID» del Partido Comunista han paralizado su sistema médico y han ocasionado graves pérdidas a la economía nacional. Muchos residentes encerrados murieron desde entonces, ya que los hospitales se vieron obligados a cerrar o están sobrecargados, y no pueden aceptar nuevos pacientes.

‘¡¿Es así como tratan a las mujeres embarazadas?!’

Una mujer que publicó anónimamente en Twitter dijo que su suegro falleció mientras esperaba ser admitido en un hospital en Shanghái. “Estaba esperando morir”, dijo. (Vídeo: vía Twitter)

La publicación en chino decía: «Nuestro padre anciano tuvo un ataque al corazón anoche. No pudimos encontrar una ambulancia que estuviera dispuesta a venir debido a los confinamientos. Finalmente, vino una ambulancia de otro distrito, pero ningún hospital de la zona pudo admitirlo y falleció mientras esperaba la ayuda».

Se puede escuchar a la mujer diciéndoles: “¡Me aprobaron para ir al hospital! Soy una residente embarazada. ¡¿Es así como tratas a las mujeres embarazadas?!” (Vídeo: vía Twitter)

Un vídeo muestra a una mujer embarazada a la que el «comité para el tratamiento médico» de su barrio autorizó a recibir tratamiento médico, pero de camino al hospital fue perseguida y acosada por el personal de la pandemia creyendo que estaba fuera sin autorización.

Según varios informes, la mayoría de los hospitales de Shanghai cerraron debido a las directrices sobre COVID del país, y sólo se admite a las personas que presentan síntomas graves de COVID. Además, el personal médico que entra en contacto con el virus está siendo trasladados para ser puestos en cuarentena, en cumplimiento de la normativa sobre la pandemia, lo que ha provocado una grave escasez del personal hospitalario.

LEE MÁS:
Mujer joven muere congelada en Xi’an después de que se le negara la entrada a su apartamento durante 16 días

En otro vídeo se puede ver a una mujer llorando desconsoladamente y suplicando por su vida ante la puerta de su casa comunitaria. Un hombre explica que la mujer ha dado positivo en la prueba de COVID-19, pero nadie le ofrece ayuda. Se oye a otro transeúnte pedirle que se ponga bien la mascarilla. (Vídeo: vía Twitter)

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!