Verdad, Inspiración, Esperanza

Amenazan y golpean a los residentes de Shanghái para cumplir con la política «cero COVID»

Alina Wang escribe noticias sobre China para Vision Times.
Published: 7 de abril de 2022
Personal de la pandemia usa equipo de protección personal (EPP) mientras transfieren suministros diarios de alimentos y artículos de primera necesidad para los residentes locales durante el cierre de COVID-19 en Shanghái el 5 de abril de 2022. (Imagen: STR/AFP a través de Getty Images)

Mientras China impone las más estrictas órdenes de permanencia en casa desde el comienzo de la pandemia, han surgido más relatos de tragedia y violencia a medida que las autoridades se aferran a mantener implacablemente la estrategia de «Cero-COVID» del país.

En las redes sociales se han difundido vídeos en los que se ve al personal de prevención de la pandemia con trajes blancos para materiales peligrosos recurriendo a la violencia. Un vídeo en el que se ve a ocho trabajadores golpeando a un joven en el exterior del recinto comunitario de Lianyang, en el distrito de Songjiang, en Shanghái, tuvo gran difusión en Internet.

El 5 de abril, un reportero de la edición china de The Epoch Times llamó a la comisaría de Songjiang para interesarse por la situación. Un oficial de policía de allí respondió que «la prevención de la pandemia [en Shanghái] es la máxima prioridad de la ciudad en este momento, nada más importa».

Cuando el reportero preguntó más sobre la razón por la que el civil estaba siendo agredido, el oficial de policía respondió con indiferencia que no podía responder a su pregunta debido a «cuestiones de privacidad» y le dijo al reportero que se pusiera en contacto con la oficina de seguridad pública de la ciudad.

LEE MÁS:

Otro incidente tuvo lugar en la ciudad de Chedun, donde se volvió a ver a personal de la pandemia golpeando y pateando violentamente a una persona mientras yacía inmovilizada en el suelo.

Después de que un bloguero de Sina volviera a publicar el vídeo en las redes sociales, el 5 de abril recibió una llamada de la Oficina de Seguridad Pública del Distrito de Songjiang pidiéndole que retirara la publicación. En la grabación de su conversación, el policía admitió el incidente y dijo que los «miembros del personal vestidos de blanco» no eran policías, y pidió al bloguero que no complicara más el asunto.

Cuando el bloguero publicó la conversación en Internet, muchos internautas estallaron de ira. Un usuario dijo: «Recuerdo que en China, golpear despiadadamente a una persona normal en público sólo tuvo lugar durante la Revolución Cultural. La razón para golpear a la gente entonces se llamaba ‘lucha de clases’, pero ¿cuál es la razón ahora?».

Otro residente de Shanghái, apellidado Chen, respondió a la publicación del bloguero y dijo que había sido testigo de algunos de los incidentes que tuvieron lugar. Chen dijo que, sólo en el distrito de Songjiang, hubo varios casos en los que se pudo ver a los trabajadores de la pandemia ejerciendo violencia sobre los residentes.

Chen dijo: «Llamamos a las personas con los [trajes blancos para materiales peligrosos] el ‘gran blanco'», y explicó que había explicaciones confusas sobre las identidades de los miembros del personal que se esconden tras esos uniformes. «Algunas de las personas que llevan los trajes blancos son policías, mientras que otras son simples voluntarios».

Chen especuló con que los miembros del personal que aparecían en el vídeo probablemente formaban parte del grupo de trabajo de la COVID enviado a la ciudad, o parte del ejército. «Se puede decir fácilmente por sus acciones que ha sido entrenado profesionalmente, porque podía derribar a una persona al suelo con tanta facilidad y precisión».

La derrota de la «guerra del pueblo» contra el virus

El viceprimer ministro del Consejo de Estado, Sun Chunlan, visitó Shanghái el 4 de abril, después de que el día anterior se vieran aviones militares aterrizar en el aeropuerto de Hongqiao de Shanghái para ayudar en el control obligatorio de los 26 millones de residentes de la ciudad.

Según la Comisión Municipal de Salud de Shanghái, Sun inspeccionó los lugares donde se realizan las pruebas de ácido nucleico y visitó comunidades cerradas e instalaciones de cuarentena. Al parecer, Sun hizo hincapié en la realización de «pruebas de COVID para todos los habitantes de la ciudad» y en la importancia de desplegar recursos de múltiples provincias y ciudades de todo el país para ayudar a Shanghái a vencer la «guerra popular contra el virus».

Además de enviar más de 30.000 efectivos médicos a la ciudad, también se desplegaron un gran número de fuerzas especiales de policía armada para «mantener el orden social en Shanghái». Algunas fuerzas especiales ya están ubicadas en Shanghái desde el 28 de marzo.

Zhang Yahong, vicesecretario y director de la Oficina de Seguridad Pública de Shanghái, dijo en una conferencia de prensa el 4 de abril que, desde que comenzó el nuevo brote, los 50.000 agentes de policía de Shanghái fueron trasladados para ayudar en la «prevención y control de la pandemia y para mantener el orden social».

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!