Verdad, Inspiración, Esperanza

Senador estadounidense condena al PCCh por la muerte de una practicante de Falun Gong golpeada y torturada bajo custodia policial

Alina Wang escribe noticias sobre China para Vision Times.
Published: 31 de marzo de 2022
El senador estadounidense Rick Scott (R-FL) habla durante una conferencia de prensa en el Capitolio de los Estados Unidos el 17 de enero de 2019 en Washington, DC. El senador Scott realizó la conferencia de prensa para discutir el cierre parcial del gobierno. (Imagen: Alex Wong a través de Getty Images)

El senador estadounidense Rick Scott (Republicano de Florida) condenó al régimen comunista chino por su persecución de Ji Yunzhi, de 66 años, una practicante de Falun Gong que murió bajo custodia policial tras ser detenida por defender su fe.

La Sra. Ji murió el 21 de marzo tras ser torturada hasta la muerte en un centro de detención en Bairin Left Banner, en la región de Mongolia Interior, al norte de China. Según Minghui.org, un sitio web con sede en Estados Unidos que documenta la persecución del Partido Comunista Chino (PCCh) contra Falun Gong, la Sra. Ji estuvo detenida durante 48 días antes de sucumbir a las numerosas lesiones. Le sobreviven su marido y su hijo, Simon Zhang, residente en Estados Unidos.

«Mi corazón se rompe por Simon y su padre, que están lidiando con esta pérdida trágica y sin sentido», dijo el senador de Florida en una declaración publicada en su sitio web el 29 de marzo.

«La burda campaña de Beijing contra los practicantes de Falun Gong ha durado demasiado tiempo, y su última víctima es una mujer inocente que simplemente vivía sus creencias frente al opresivo régimen autoritario de la China comunista».

«No es ningún secreto que abusos brutales de los derechos humanos como este ocurren regularmente en la China comunista, y que el régimen de Xi Jinping encarcela y tortura regularmente a personas inocentes», dijo Scott.

Ji Yunzhi con su hijo Simon Xiaofeng Zhang en una foto sin fecha. (Imagen: a través de la oficina del Senador Scott)

¿Qué es Falun Gong?

Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, es una disciplina espiritual tradicional china practicada por decenas de millones de personas en China y en todo el mundo desde su introducción al público en 1992.

La práctica, que hace hincapié en sus principios rectores de Verdad, Benevolencia y Tolerancia, se centra en la mejora del carácter personal del practicante durante la vida cotidiana y en los conflictos interpersonales y sociales. La práctica ganó una enorme popularidad, obteniendo el apoyo de más de 100 millones de ciudadanos chinos, incluidos innumerables profesionales e incluso altos miembros del Partido Comunista.

En julio de 1999, el PCCh inició una campaña masiva para erradicar Falun Dafa, encarcelando a millones de personas durante las décadas siguientes. Desde entonces, miles de practicantes de Falun Gong murieron a causa de las torturas y los abusos, y el número sigue aumentando. Muchos adeptos también han sido objeto de acoso incesante, detenciones y encarcelamientos arbitrarios.

LEE MÁS:
Informe Minghui: Una mirada en profundidad a los 20 años de persecución a Falun Gong en China

Departamento de Estado de EE. UU. prohíbe visas para funcionarios chinos involucrados en persecución religiosa

“La persecución del PCCh a Falun Dafa es un genocidio”, según National Review

No solo para los uigures: un experto chino Han describe las atrocidades en Xinjiang y los campos de concentración

Ji Yunzhi: «Si muero, será por culpa de la tortura»

Según Minghui, la Sra. Ji fue detenida por primera vez el 24 de junio de 2001 y llevada a la Oficina de Seguridad Pública de Zuoqi, en Mongolia Interior. Allí no se le permitió dormir durante dos noches y fue golpeada y obligada a permanecer de pie durante largas horas.

Más tarde, la Sra. Ji fue trasladada al Centro de Detención de Yuanlinlu, donde sólo le dieron pasteles de maíz para comer y la obligaron a realizar trabajos forzados durante más de 10 horas diarias. Se le prohibió hacer los ejercicios de Falun Gong y, si se negaba a cooperar, la esposaban a una barra de metal y la golpeaban.

Mientras estuvo detenida, la Sra. Ji fue brutalmente golpeada por los guardias y los reclusos hasta que estuvo al borde de la muerte. «Si muero, será a causa de la tortura», dijo una vez a sus compañeros de celda. La Sra. Ji fue entonces condenada a realizar tres años de trabajos forzados en un campo de concentración y, cuando se negó a firmar los papeles de la condena, los guardias le agarraron la mano y presionaron a la fuerza la huella de su pulgar en el documento.

Soportó años de tortura y persecución

Durante su estancia en la cárcel, los guardias le aplicaban frecuentemente descargas eléctricas de alto voltaje, lo que le provocó síntomas de enfermedad cardíaca. Tras años de tortura y abusos, la Sra. Ji desarrolló un ritmo cardíaco irregular y después de ser liberada, estaba en constante sufrimiento por sus dolores en el pecho.

También fue acosada por las autoridades chinas en numerosas ocasiones después de regresar a su país, incluso su casa fue saqueada por agentes de policía el 9 de septiembre de 2021.

La Sra. Ji fue detenida de nuevo en su casa de Bairin el 1 de febrero de 2022, Año Nuevo chino. Fue llevada al Centro de Detención de la Bandera Izquierda de Bairin, donde inició una huelga de hambre para protestar por su detención. Allí la alimentaron a la fuerza a través de una sonda nasal y la golpearon durante varias horas hasta que perdió el conocimiento.

Tras soportar varios días de abusos y torturas, los guardias la enviaron al hospital de urgencias de Bairin el 20 de marzo, cuando comprobaron que apenas podía respirar. La familia de la Sra. Ji fue notificada de que estaba en estado crítico, y falleció al día siguiente en el hospital.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!