Verdad, Inspiración, Esperanza

Huawei informa una disminución en las ventas pero un aumento de las ganancias mientras que la directora financiera es liberada del arresto domiciliario

Alina Wang escribe noticias sobre China para Vision Times.
Published: 29 de marzo de 2022
Las sanciones de EE. UU. están paralizando el negocio de consumo de Huawei. (Imagen: JOSEP LAGO/AFP vía Getty Images)

El fabricante chino de telecomunicaciones Huawei anunció el lunes 28 de marzo que, a pesar de un descenso en las ventas, su beneficio global aumentó un 76 por ciento en 2021.

La compañía declaró que sus ingresos en 2021 fueron de 636.800 millones de yuanes (99.900 millones de dólares), un 28,6 por ciento menos que el año anterior, y dijo que su beneficio había aumentado un 75,9 por ciento hasta alcanzar los 113.700 millones de yuanes (17.800 millones de dólares), a pesar de estar en la «lista negra» y de las sanciones impuestas por Estados Unidos en 2019.

La directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, también hizo su primera aparición pública este lunes desde que fue liberada por las autoridades canadienses el pasado otoño. Meng fue detenida en Vancouver en 2018 a petición del gobierno de Estados Unidos tras ser acusada de «mentir a los bancos de Hong Kong sobre los negocios de Huawei con Irán».

A cambio, las autoridades chinas detuvieron a dos canadienses en un intento de forzar al gobierno canadiense a liberar a Meng. Ambos fueron liberados cuando Meng regresó a su país en septiembre del año pasado. Los medios de comunicación estatales destacaron la liberación de Meng como una victoria diplomática para China. La alta ejecutiva es hija del fundador de Huawei, Ren Zhengfei.

«Nuestra resistencia financiera general se está fortaleciendo», dijo Meng durante una conferencia de prensa en la sede de Huawei en la ciudad sureña de Shenzhen. «La empresa es más capaz de hacer frente a la incertidumbre». La metrópoli, que alberga a casi 13 millones de personas, está considerada en gran medida como el centro tecnológico de China.

Huawei CFO Meng Wanzhou. (Image: Apple Daily / CC0 1.0)

Meng también aludió brevemente a su calvario personal, diciendo que durante su tiempo de ausencia, el mundo había «cambiado mucho.» Las autoridades canadienses mantuvieron a Meng bajo arresto domiciliario durante casi tres años mientras esperaba un proceso judicial.

«En los últimos seis meses, he estado aprendiendo y tratando de ponerme al día», dijo.

Huawei en «misión de supervivencia» tras las sanciones de EE.UU.

En la última década, Huawei se convirtió en un símbolo del rápido crecimiento del sector tecnológico chino. Cuando la rivalidad comercial y tecnológica entre Estados Unidos y China se intensificó en 2018 bajo la administración del expresidente estadounidense Donald Trump, la empresa quedó en el punto de mira al conocerse las denuncias de ciberseguridad y espionaje industrial.

LEE MÁS:

La firma tecnológica negó que sus teléfonos móviles violen la privacidad de los usuarios y atribuye su rentabilidad a «la mejora de la cartera de productos y a la mayor eficiencia de las operaciones internas.» También informó que su software HarmonyOS se utilizaba en más de 220 millones de dispositivos Huawei hasta 2021, «convirtiéndose en el sistema operativo para dispositivos móviles de más rápido crecimiento del mundo».

Sin embargo, los responsables políticos de Estados Unidos llevan tiempo advirtiendo que los dispositivos de Huawei suponen un riesgo para la seguridad nacional, alegando que China podría utilizar la tecnología de la empresa para infiltrarse en secretos de Estado, y citando los estrechos vínculos de la compañía con el régimen comunista chino como una de las principales preocupaciones. La empresa negó repetidamente estas acusaciones.

Huawei se ha mostrado muy comunicativa en cuanto a los daños duraderos de la represión de Washington. En 2020, la empresa declaró que su objetivo era la «supervivencia», ya que la «incesante agresión del gobierno de EE.UU.» asfixiaba las operaciones y detenía las ventas.

La empresa vendió su marca de teléfonos inteligentes Honor de menor precio a un grupo de inversión dirigido por el gobierno en noviembre de 2020 con la esperanza de reactivar las ventas al separarla de las sanciones a la empresa matriz. Su nuevo software HonorOS recibió el permiso del gobierno estadounidense para reanudar la compra de chips de procesadores y otras tecnologías.

Desde entonces, Huawei se extendió a otros sectores y dijo que su unidad de clientes industriales y gubernamentales tuvo 102.400 millones de yuanes (16.100 millones de dólares) en ingresos en 2021. La empresa dijo que también había lanzado productos para el transporte, las finanzas, la energía y la fabricación y equipos dedicados a las minas de carbón, los puertos y las «carreteras inteligentes», pero dijo que las sanciones cortaron su capacidad de obtener componentes críticos para sus dispositivos de teléfonos inteligentes.