Verdad, Inspiración, Esperanza

China: Recompensan a las personas que denuncian a los infractores de las restricciones COVID

Alina Wang escribe noticias sobre China para Vision Times.
Published: 18 de marzo de 2022
Un trabajador con equipo de protección camina cerca de un barrio cerrado tras el reciente aumento de casos de COVID-19 en el distrito de Huangpu de Shanghái el 17 de marzo de 2022. Hace apenas tres semanas, China registraba menos de 100 casos diarios de Covid, pero esa cifra ha superado los 1.000 diarios en las últimas semanas. (Imagen: HECTOR RETAMAL/AFP vía Getty Images)

Las autoridades sanitarias chinas de la ciudad de Shanghái, que cuenta con casi 27 millones de habitantes, emitieron un anuncio el 12 de marzo en el que pedían a los residentes que no salieran de Shanghái a menos que se tratara de situaciones de emergencia. Además, el Departamento Municipal de Transporte de Shanghai declaró que las fronteras de la ciudad se cerrarían a partir del 14 de marzo hasta nuevo aviso.

Además, los hospitales de Shanghái también estarán cerrados temporalmente, incluyendo el Hospital de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de Fudan, el Hospital Longhua de la Universidad de Medicina Tradicional China de Shanghái, y otros.

Un residente de Shanghai declaró a los medios de comunicación estatales el 13 de marzo que cuatro edificios de su distrito fueron sellados desde el exterior y que otra zona residencial a media milla de distancia también fue cerrada. Las autoridades locales instalaron planchas de hierro en el exterior de las puertas de las viviendas para evitar que la gente entrara y saliera de ellas, dijo el residente.

En China se ha producido recientemente un aumento masivo de las infecciones por COVID-19, y en más ciudades se incrementaron las pruebas y las medidas de prevención mientras las autoridades se esfuerzan por frenar la propagación del virus.

LEE MÁS:


A medida que las autoridades de Shanghái endurecen las medidas de restricción en virtud de las estrictas normas de «Cero COVID» del país, cientos de residentes de Shanghái acuedieron a las redes sociales para denunciar la mala gestión y, en ocasiones, la forma violenta del gobierno para garantizar los confinamientos.

El siguiente vídeo muestra a decenas de residentes encerrados gritando para que los dejen salir. «¡Queremos vivir!», dijo un hombre con un altavoz desde el interior de la valla, añadiendo que se mantenía a todo el mundo dentro, independientemente de si habían dado positivo o no. «¿No tenéis familias? ¿Tenéis a vuestros hijos encerrados con pacientes infectados?», se oye decir al hombre.

Compensación de hasta 1.900 dólares por denunciar infracciones del COVID

Además, los funcionarios de la ciudad de Wuxi, en la provincia de Jiangsu, anunciaron el 12 de marzo que las personas que «denuncien» a los infractores del COVID de Shanghai y otras zonas muy infectadas recibirán una compensación monetaria. Los informantes pueden recibir desde 500 yuanes (78 dólares) hasta 12.000 yuanes (1.900 dólares) por estas denuncias.

Las infracciones incluyen el incumplimiento de cualquier requisito de cuarentena. Por ejemplo, si una persona denuncia a alguien que está clasificado como «amarillo» en el sistema de códigos sanitarios de China (lo que significa que debe aislarse durante siete días debido al contacto estrecho con una persona infectada) y está infringiendo la normativa pertinente, el gobierno pagará 300 yuanes (aproximadamente 50 dólares estadounidenses) al informante.

Si se consigue «pillar» a un infractor en estado «rojo», el informante recibirá el pago máximo de 12.000 yuanes.

El sistema de códigos sanitarios de China se clasifica en tres colores: verde, amarillo y rojo. El verde significa que no hay restricciones, el amarillo significa que la persona tiene que aislarse durante siete días, y un código rojo significa que se requiere un periodo de aislamiento de 14 días. Los códigos se asignan en función de la transmisión en la comunidad, el historial de viajes y los contactos cercanos en un momento dado.

El siguiente video muestra que el famoso y próspero distrito Bund de Shanghái fue confinado.

En su afán por erradicar por completo la pandemia de China, el régimen chino puso en marcha algunos de los controles más estrictos del mundo en relación con la pandemia. La ciudad occidental de Xi’an, con más de 13 millones de habitantes, fue sometida a un estricto confinamiento en diciembre de 2021, sin que los residentes pudieran salir de sus casas y con escasez de alimentos y otros recursos que fue ampliamente difundida en las redes sociales.

En otras partes del país, como las ciudades de la provincia central china de Guangxi, y otras grandes metrópolis como Shenzhen y ahora Shanghái, también se han endurecido las restricciones del COVID con el confinamiento de ciertas partes.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!