Verdad, Inspiración, Esperanza

Ejercicios para personas mayores: una revisión sistemática

Steven Li es un profesional médico apasionado por el aprendizaje permanente y por difundir la positividad y la verdad en el mundo. Tiene un título de Doctor en Medicina y una pasión por los negocios y el marketing, cultivado a través de proyectos de consultoría relacionados con la tecnología y la salud. También es amante de la música y las artes escénicas.
Published: 7 de marzo de 2022
Ejercicios para personas mayores
Se ve a personas mayores haciendo ejercicio al aire libre junto al puente Pont del Petroli el 3 de mayo de 2020 en Badalona, ​​España. (Imagen: Miquel Benítez/Getty Images)

En la revista Experimental Gerontology del 25 de enero de 2022 se publicaron 15 estudios sobre programas de ejercicios para personas mayores. Doce reportaron resultados rentables. El artículo fue escrito por investigadores de múltiples universidades y departamentos en España. 

El informe concluyó que una de las rutinas más rentables era un programa de capacitación de componentes múltiples. Consistía en sesiones de ejercicios aeróbicos, de fortalecimiento, de equilibrio y de estiramiento de 60 minutos, al menos dos veces por semana, realizadas en grupo, con ejercicios adicionales en casa.

LEE MÁS: Caminando hacia el bienestar: cómo beneficiarse de las caminatas regulares

Envejecimiento saludable

La esperanza de vida mundial se ha duplicado desde 1900, y la población anciana está creciendo rápidamente. El número de adultos mayores de 60 años ha aumentado 2,5 veces, de 380 millones en 1980 a más de mil millones de personas en 2020, el 13,5% de la población mundial.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), este porcentaje aumentará al 22 por ciento, o 2.100 millones de personas para 2050. Para entonces, se espera que dos tercios de los adultos mayores de 60 años vivan en países de ingresos bajos y medios.

La “acumulación de una amplia variedad de daños moleculares y celulares a lo largo del tiempo” da como resultado la disminución de las capacidades físicas y mentales y un mayor riesgo de enfermedad. Las condiciones comunes en los ancianos incluyen “pérdida de audición, cataratas y errores de refracción, dolor de espalda y cuello y osteoartritis, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, diabetes, depresión y demencia”. La población geriátrica también es más propensa a tener múltiples afecciones.

Sin embargo, estos cambios no se ven uniformemente en los adultos mayores. El envejecimiento saludable, aunque parcialmente genético, es promovido por una variedad de factores como el entorno físico y social, el sexo, el origen étnico y el nivel socioeconómico. Algunos de los factores de riesgo modificables más significativos son la actividad física, el tabaquismo y el consumo de alcohol.

La actividad física ofrece una gran cantidad de beneficios para la salud, incluido un riesgo reducido de enfermedad cardíaca, diabetes, demencia, Alzheimer y mortalidad por todas las causas. Mantenerse activo también promueve la capacidad de funcionar de forma independiente durante la vejez y mantener un alto rendimiento cognitivo. 

Ejercicios para personas mayores efectivos

Los investigadores españoles estudiaron 2.053 artículos relevantes y optaron por revisar 15 artículos que cumplían con los criterios de selección basados ​​en evaluaciones de calidad. No se realizó un metanálisis debido a la heterogeneidad de los estudios debido a los diversos tipos de intervenciones de ejercicio, las diferencias en los umbrales internacionales para «cuándo una intervención logra la eficiencia» y las características de los participantes. 

Los 15 estudios finales provinieron de Australia, EE. UU., Nueva Zelanda, Reino Unido, Canadá y Finlandia. Todos excepto dos estudios siguieron a los pacientes durante al menos 12 meses; los tamaños de muestra oscilaron entre 122 y 6420 participantes.

Las intervenciones de ejercicios se realizaron en centros de ejercicios (n = 4 estudios), en el hogar (n = 8) o en ambos (n = 3). Siete intervenciones duraron 60 minutos por sesión; Se requieren 14 en dos sesiones de entrenamiento por semana.

El tipo de ejercicio fue variable: un programa de entrenamiento multicomponente (MCT) estaba en siete estudios; los ejercicios de fuerza y ​​equilibrio estaban en cinco estudios; el entrenamiento de fuerza solo se realizó en dos estudios; y en un estudio se incluyó una combinación de ejercicios cardiovasculares, de fortalecimiento, de equilibrio y de flexibilidad.

Los programas MCT “incluyen una combinación de programas de entrenamiento aeróbico, de fuerza, potencia, marcha, equilibrio y funcional, y/o entrenamiento de flexibilidad y/o coordinación, y debe incluir aumentos graduales en el volumen, la intensidad y la complejidad de los ejercicios individuales”.

Uno de los principales resultados del estudio fue la capacidad de las intervenciones de ejercicio para aumentar el número de años de vida ajustados por calidad (AVAC), que tiene en cuenta la cantidad y la calidad de vida. Se obtuvo un mayor promedio de QALYs y mejor costo-utilidad a través de programas MCT enfocados específicamente en ejercicios de fuerza principalmente en las extremidades inferiores, con al menos dos sesiones de entrenamiento de 60 minutos por semana durante al menos seis meses, realizados en un centro de ejercicios y en grupos

El nivel de intensidad del ejercicio no se analizó en detalle debido a la falta de informes de la mayoría de los estudios y la falta de detalles sobre cómo se controló la intensidad. No obstante, los autores recomendaron programas de MCT de “intensidad moderada o vigorosa progresiva”.

Se pueden obtener beneficios adicionales al realizar ejercicios adicionales en el hogar con seguimiento en el hogar, lo que permite ahorrar costos. Los ejercicios de equilibrio tres o más días a la semana son especialmente importantes para los adultos mayores, que son más propensos a las caídas y las fracturas asociadas.

Las variables que modificaron la relación costo-efectividad de las actividades incluyeron “sexo, edad, estado cognitivo, fragilidad y frecuencia y duración del entrenamiento”, que pueden informar futuros estudios, políticas públicas y toma de decisiones médicas. Se encontró que la rentabilidad de las intervenciones de ejercicio en adultos mayores es más alta que la atención habitual, “requiriendo entre 13.000 y 50.000 dólares por QALY, mientras que algunas intervenciones de salud requieren el doble o el triple de la inversión inicial”.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!