Verdad, Inspiración, Esperanza

Atletas extranjeros que participan en los Juegos Olímpicos de Beijing no reciben la comida necesaria para competir adecuadamente: Informes

Leo Timm es un escritor y traductor que se centra en la política, la sociedad y las relaciones internacionales de China. Sígalo en Twitter en @soil_and_grain.
Published: 8 de febrero de 2022
La polaca Natalia Maliszewska compite en la prueba de cuartos de final de los 500 metros de patinaje de velocidad en pista corta femenino durante los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang 2018, en el Gangneung Ice Arena de Gangneung el 13 de febrero de 2018. (Imagen: MLADEN ANTONOV/AFP vía Getty Images)

Los atletas extranjeros presentes en Beijing para los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022 se han quejado de las malas condiciones en las que se encuentran en cuarentena bajo las medidas extremadamente estrictas del COVID-19 de las autoridades chinas, lo que permite a los deportistas de élite hacerse una idea del trato que han sufrido muchos chinos en medio de los intentos del régimen de ganar una «guerra popular» contra la pandemia. 

Todos los extranjeros presentes en los Juegos están segregados de la población general, quedando restringidos a una villa olímpica de «circuito cerrado», excepto cuando entrenan, compiten o cuando salen de China. 

Los atletas dicen estar desesperados por la mala comida y el alojamiento, así como por la cuarentena sin motivo aparente. Los que no están aislados dicen que los propios eventos olímpicos están mal organizados. 

Punto de quiebre

Natalia Maliszewska, patinadora de velocidad polaca, dio positivo en la prueba de COVID-19 en el aeropuerto de Beijing y fue puesta en cuarentena aislada. Fue una de las 350 extranjeras aisladas en los primeros días del inicio de los Juegos, y se perdió su prueba, los 500 metros en pista corta del sábado 5 de febrero.  

«Desde hace una semana vivo con miedo y con estos cambios de humor», dijo, según informa The Guardian. «Lloro hasta no tener más lágrimas y hago que no sólo se preocupen las personas que me rodean, sino también yo misma».

Maliszewska, que no presentaba ningún síntoma, acabó saliendo de la cuarentena y entrando en la villa olímpica tras dar negativo dos veces en 24 horas. Pero entonces la despertaron de repente a las 3 de la mañana y la volvieron a aislar debido a un «error». 

LEE MÁS:

Los Juegos Olímpicos Beijing 2022 se jugarán adentro de una burbuja [Video Informe]

Advierten a los atletas que no hablen de política en los Juegos Olímpicos de Beijing

Juegos Olímpicos de Invierno: China afirma que el Departamento de Estado de EE. UU. está ‘interfiriendo’

Los participantes de los socios geopolíticos de China no parecen estar exentos del «error». 

«Lloro todos los días», escribió en un post de Instagram Valeria Vasnetsova, una competidora rusa de biatlón aislada en un hotel en cuarentena. 

«Hoy he comido toda la grasa que sirven en lugar de carne porque tenía mucha hambre», escribió, asegurando que estaba perdiendo peso porque la comida era poco apetecible. 

«Me duele el estómago, estoy muy pálida y tengo unas enormes ojeras. Quiero que todo esto termine», escribió. 

Según Vasnetsova, los atletas parecían recibir una comida especialmente mala, ya que el médico de su equipo, que también dio positivo, recibía fruta fresca, ensalada y langostinos, mientras que ella sólo recibía pasta, carne chamuscada o muy grasienta, y ninguna verdura. 

LEE MÁS:

Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022: ¿Qué líderes mundiales asistirán y quiénes no?

Juegos Olímpicos de Invierno 2022: Holanda pide a los atletas que no lleven teléfonos ni computadoras portátiles a China

“Tenemos que encontrar la manera de cambiar esto”.

Otros atletas informaron de que no recibían suficiente comida para mantenerse en condiciones de competir, y que estaban en conversaciones con el Comité Olímpico Internacional (COI) y con los organizadores de Beijing por el «inaceptable» alojamiento. 

 El 5 de febrero, el jefe del equipo alemán, Dirk Schimmelpfennig, dijo a los periodistas que las habitaciones de los hoteles eran «inaceptables, así que tenemos que encontrar la manera de cambiar esto».

Dirk Schimmelpfennig, Jefe de Misión del equipo de Alemania. habla con los medios de comunicación durante la conferencia de prensa de apertura del equipo de Alemania en la Villa Olímpica antes de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 el 21 de julio de 2021 en Tokio, Japón. (Imagen: Alexander Hassenstein/Getty Images)

La villa olímpica se encuentra en Zhangjiakou, una ciudad situada en el límite de la región china de Mongolia Interior y a dos horas en coche del propio Beijing.  

«Estos hoteles no nos fueron mostrados con antelación, y nos encontramos con la situación de que los atletas piden, con razón, una mejora», dijo. 

Beijing prometió unos «Juegos ágiles, seguros y de lo más espléndidos». En cambio, aparte de las malas condiciones, el ambiente olímpico se ve empañado por las acusaciones generalizadas en torno a los abusos masivos de los derechos humanos por parte del Partido Comunista Chino y su enfoque draconiano para combatir la propagación del SARS-CoV-2 -el virus que causa el COVID-19-, que se ha cobrado un alto precio en el pueblo y la economía chinos

Marko Anttila, elegido en la novena ronda del draft de la NHL de 2004 por los Blackhawks de Chicago, «no recibió una buena alimentación» y estaba sometido a un tremendo estrés mental, según Jukka Jalonen, entrenador del equipo masculino de hockey sobre hielo de Finlandia.

«Por alguna razón, [China] no respeta sus derechos humanos y eso no es una gran situación», dijo Jalonen en una conferencia de prensa vía Zoom el 6 de febrero.

«Marko es un tipo fuerte, mentalmente. No suele estar deprimido, pero ahora está bastante deprimido. Un par de veces al día come espaguetis a la boloñesa fríos y sin sabor».

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!