Verdad, Inspiración, Esperanza

Muere otra mujer en China tras sufrir 20 años de persecución por practicar Falun Gong

Alina Wang escribe noticias sobre China para Vision Times.
Published: 8 de diciembre de 2021
Los practicantes de Falun Gong conmemoran a quienes fueron perseguidos hasta la muerte por el régimen chino, durante una marcha por la avenida Pennsylvania en Washington, el 20 de junio de 2018. (Imagen: Samira Bouaou/The Epoch Times)

Minghui.org, un sitio web que documenta la persecución de Falun Gong, informó el 5 de diciembre que la Sra. Kang Aifen, de la provincia de Heilongjiang, falleció en manos de las autoridades chinas después de más de dos décadas de incesante acoso y abuso por su fe en la disciplina espiritual.

Tres días antes de su fallecimiento, la Sra. Kang era incapaz de levantarse o caminar por sí misma. Había perdido la visión en ambos ojos y tenía dificultades para respirar. El 17 de agosto la pusieron bajo arresto domiciliario, y tras repetidas amenazas de la policía, su salud empeoró gravemente, lo que culminó con su prematuro fallecimiento el 18 de noviembre.

LEE MÁS: Abusada por la policía china durante más de 20 años, una mujer muere 2 días después de un último acoso 

Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, es una disciplina espiritual tradicional china practicada por decenas de millones de personas en China y en todo el mundo desde su introducción al público en 1992. El Partido Comunista Chino (PCCh) inició una campaña masiva para erradicar esta  popular práctica espiritual en julio de 1999, encarcelando a millones de personas en las décadas siguientes. Desde entonces, miles de practicantes de Falun Gong han muerto a causa de las torturas y los abusos, y el número sigue aumentando. 

Kang nació el 17 de febrero de 1958 en Jiamusi, ciudad de la provincia septentrional china de Heilongjiang. Durante su infancia, sufrió una grave poliomielitis y más tarde luchó contra la uremia, la incontinencia y la tuberculosis. Según Minghui, recuperó su salud después comenzar a practicar Falun Gong en abril de 1996.

Alimentada con comida para cerdos mientras estaba en la cárcel

Tras el inicio de la persecución en 1999, Kang fue detenida y encarcelada un total de siete veces. En una de ellas, fue condenada a un campo de trabajo y estuvo recluida en un centro de lavado de cerebro durante casi dos meses. 

Las condiciones de vida en el centro de detención eran tan pobres que más de treinta detenidos eran obligados a compartir una pequeña habitación y sólo se les permitía sentarse por la noche para dormir. Además, los guardias los golpeaban constantemente y sólo les daban comida para cerdos. La Sra. Kang fue finalmente liberada después de que su marido pagara 8.000 yuanes a cambio de su liberación. 

RELACIONADO:

Cumbre debate sobre la sustracción forzada de órganos: Una ‘visión del mundo contra la que todos luchamos’

Después de un tercer arresto, la Sra. Kang desarrolló una enfermedad cardíaca y presión arterial alta, lo que le causó dificultades para respirar. Tras realizar una huelga de hambre para protestar por su detención, empezó a vomitar sangre en el centro de detención donde fue encarcelada y torturada junto con sus dos hermanas.

Posteriormente, fue acosada con frecuencia por la policía, que acechaba su casa y extorsionaba a su familia. Un agente le dijo a la Sra. Kang después de destrozar su casa en busca de libros y material de distribución de Falun Gong: «Aunque lleves un sombrero cuando salgas, podremos reconocerte».

Liberada poco antes de morir

Luego fue detenida y alimentada por la fuerza hasta tal punto que sufrió un ataque al corazón mientras estaba detenida. Al empeorar su estado, le pusieron un goteo intravenoso y la obligaron a tomar medicamentos sin su consentimiento. Los medicamentos hicieron que el estado de la Sra. Kang se deteriorara aún más. Sus brazos y piernas se hincharon hasta el punto de que ya no se le podían poner goteros intravenosos y empezó a perder la visión en ambos ojos. La policía dijo que sufría una presión arterial peligrosamente alta. 

Ante el temor de que muriera bajo custodia policial, fue liberada el 17 de agosto y puesta en arresto domiciliario. Sin embargo, al volver a casa, el estado de la Sra. Kang siguió empeorando. Era incapaz de ingerir alimentos y vomitaba con frecuencia. A pesar de estar bajo el cuidado de su familia, apenas podía comer medio tazón de gachas como máximo. El 15 de noviembre, tras una última visita del fiscal local, que les ordenó a ella y a su marido que firmaran una «Notificación de los derechos de litigación de los sospechosos de delitos», su salud empeoró y el 17 de noviembre quedó totalmente ciega. La Sra. Kang falleció a las 5:40 horas del día siguiente. Tenía 63 años.

Nota del Editor: Falun Dafa -también conocida como Falun Gong- es una disciplina de la Escuela Buda basada en tres principios universales de Verdad, Benevolencia y Tolerancia que elevan el estándar moral. Además consta de 4 ejercicios suaves y una meditación que mejoran notablemente la salud y el estado físico.

En 1999 comenzó una campaña de difamación y persecución hacia la disciplina iniciada por el excabecilla del régimen comunista chino Jiang Zemin. La persecución se extiende hasta hoy, ya que la facción de Jiang aun mantiene bajo su control el aparato represivo de China.

Actualmente disciplina se practica libremente en los parque de más de 100 países. 

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!