El secreto mejor guardado de Sudáfrica: una montaña de plantas medicinales

By Simone Jonker | 6 de diciembre de 2021
Simone Jonker trabajó en NTD Inspired durante dos años. Escribió artículos light e historias inspiradoras.
9 0
Sudáfrica no solo tiene una gran vida silvestre, sino que también alberga el 10 por ciento de las especies con flores del mundo (Imagen: Rialfver a través de wikimedia CC BY-SA 3.0)

Sudáfrica no solo tiene una gran fauna, sino que también alberga el 10% de las especies florales del mundo. El Reino Floral del Cabo es una magnífica región situada en la provincia de Cabo Occidental y se extiende también a partes de la provincia de Cabo Oriental. Aquí hay un espectacular punto de referencia llamado Montaña de la Mesa, situado en el corazón de Ciudad del Cabo.

El Parque Nacional Table Mountain alberga una increíble diversidad de especies de plantas. Hay más de 9.000 especies de plantas, el 70 por ciento de las cuales son endémicas, es decir, no se encuentran en ningún otro lugar del planeta. Muchos de los remedios tradicionales del país incluyen las propiedades curativas de la plantas autóctonas que se encuentran aquí. Estas son solo algunas de las plantas medicinales más populares.

Buchu

Conocida como la «hierba milagrosa» de Sudáfrica, el buchu (Boegoe) es un poderoso recurso vegetal natural. La hoja ha sido muy utilizada por los pueblos africanos y por los indígenas khoisan del Cabo desde el año 1700. El buchu tiene muchos usos. Es estupendo como «sahumerio» para limpiar el aire y tiene una ligera fragancia a menta.

El buchu es un diurético eficaz y actúa como antiinflamatorio natural. Se suele tomar en forma de té y es excelente para el tratamiento de los dolores de estómago, las infecciones renales y para desinfectar las vías urinarias. El aceite esencial de buchu se utiliza para evitar que las heridas se vuelvan sépticas. El buchu puede aplicarse por vía tópica como repelente de insectos, utilizarse como antitranspirante o tratar infecciones cutáneas.

Conocida como la ‘hierba milagrosa’ de Sudáfrica, el buchu (Boegoe) es un poderoso recurso vegetal natural. Imagen:  wikimedia / CO.10

Aloe vera

Al crecer en Table Mountain, no es posible perderse las flores anaranjadas del Aloe vera. Dentro de sus hojas espinosas de color verde oscuro, la suculenta tiene un gel espeso. Rica en antioxidantes, la planta contiene poderosas propiedades antibacterianas que pertenecen a una familia de sustancias conocidos como polifenoles.

Los componentes que se encuentran en el gel pueden detener el crecimiento de bacterias dañinas que causan infecciones en las heridas. Los estudios sugieren que es un tratamiento tópico eficaz para las quemaduras de primer y segundo grado. Se ha utilizado durante mucho tiempo para tratar llagas menores y también utilizado como enjuague bucal para reducir la placa dental y ayudar a acelerar la curación de las úlceras bucales.

Aloe ferox

El Aloe Ferox está estrechamente relacionado con el Aloe Vera. También se conoce como «aloe amargo» y sus extractos proceden de diferentes partes de la planta entera. Tiene una amplia gama de usos, que van desde un laxante hasta el tratamiento de eczemas, artritis, conjuntivitis, estrés e hipertensión. Las propiedades antiinflamatorias de la planta son potentes y muy eficaces. Muchos cosméticos sudafricanos incluyen el gel de las hojas como componente principal de sus productos.

Rooibos

Rooibos significa «arbusto rojo» en lengua afrikáans. Es un arbusto autóctono que sólo crece en las hermosas montañas Cederberg del Cabo Occidental. Normalmente se consume como té, pero muchas madres sudafricanas lo utilizan mucho para calmar a los bebés con cólicos, y también se suele dar a los niños como una bebida deliciosamente caliente y saludable.

Las hojas aromáticas contienen muchos minerales, como magnesio, zinc y hierro. Se dice que tiene 50 veces más antioxidantes que el té verde. El rooibos también es rico en vitamina C y bajo en taninos. Lo mejor del rooibos es que no contiene cafeína.

Como producto de belleza superior, el extracto de té de rooibos es elogiado por sus propiedades antioxidantes únicas que desafían los radicales libres, una de las principales causas del envejecimiento de la piel. Según un estudio, se observó a 20 mujeres durante cuatro semanas para investigar la eficacia de un par de diferentes flavonoides a base de hierbas. Rooibos salió a la cabeza con una reducción de arrugas del 9,9 por ciento. Los expertos concluyeron que este resultado se logró muy probablemente debido a los efectos anti-envejecimiento de los antioxidantes.

Papa africana

Conocida localmente como «inkomfe», o hierba de las estrellas, los curanderos tradicionales zulúes la han utilizado siempre como medicina para tratar el delirio, la «mala sangre» (diabetes), el síndrome premenstrual, y se utiliza como parasiticida. La papa africana puede utilizarse como ungüento de penetración profunda para tratar la artritis, la psoriasis y la fibromialgia. La papa silvestre africana también es beneficiosa contra afecciones de la piel como eczemas, acné, cicatrices, quemaduras, sarpullidos, escaras, verrugas, estrías, quemaduras solares y picaduras de insectos.

El ingrediente activo de la papa silvestre africana es el hipoxósido , que se extrae de las raíces. Tiene un contenido muy alto de esteroles y esterolinas, lo que indica que puede tener muchas propiedades antiinflamatorias y de fortalecimiento inmunológico. Tiene fama de ser un gran agente inmunológico refuerzo y se usa comúnmente como tratamiento para infecciones del tracto urinario, hipertrofia de próstata y tumores testiculares.

Algunas teorías han sugerido que la papa africana podría ser útil en el tratamiento del VIH/SIDA, el cáncer de próstata y la tuberculosis. El tallo de la planta también se puede moler hasta convertirlo en un polvo crudo y tomar como té.

El autor de este artículo no es un profesional médico, y la información contenida en esta nota se ha recopilado de fuentes confiables; se han tomado todas las precauciones para garantizar su precisión. La información proporcionada es solo para fines de información general y no sustituye la atención médica profesional.