Verdad, Inspiración, Esperanza

Debido al intenso calor y la sequía, provincia china de Sichuan advierte cortes de luz ‘severos’

Alina Wang escribe noticias sobre China para Vision Times.
Published: 23 de agosto de 2022
China Sichuan
Una vista general de las áreas residenciales durante una puesta de sol en el distrito Jing'an de Shanghái el 7 de julio de 2022. (Imagen: HECTOR RETAMAL/AFP vía Getty Images)

Desde mediados de junio, gran parte de China ha estado experimentando condiciones climáticas extremas en forma de olas de calor y sequías sin precedentes. Las temperaturas abrasadoras se han extendido por más de 85 ciudades en todo el país, afectando a más de 600 millones de personas. 

Según informes de los medios estatales, muchas regiones registraron temperaturas que superaron los 40 grados centígrados (104 grados Fahrenheit) en julio, lo que puede provocar un golpe de calor potencialmente mortal.

La gran provincia suroccidental de Sichuan informó cortes de energía «particularmente severos» el 21 de agosto después de que un plan para impulsar las plantas de carbón y el sector minero del país se pospusiera hasta el 25 de agosto. 

MÁS SOBRE LAS CRISIS AMBIENTALES DE CHINA:

Fábricas cerradas

Conocido como el mayor productor de energía hidroeléctrica del país, las autoridades de Sichuan advirtieron sobre una “situación grave”, resultante de una combinación de factores relacionados con las olas de calor, la escasez de precipitaciones y una “demanda de electricidad sin precedentes”. 

“Hay una grave escasez de energía debido al desastre de temperaturas extremadamente altas y las sequías”, dijo un comunicado de las autoridades, y agregó que se había emitido una advertencia de corte de energía “particularmente grave”. 

Como resultado, las autoridades de Sichuan anunciaron el cierre temporal de la mayoría de las fábricas el 15 de agosto e “introdujeron el racionamiento de electricidad” con la esperanza de garantizar suficiente energía para el uso doméstico. Aunque se suponía que las medidas terminarían el 21 de agosto, fuentes de State Grid del país le dijeron al South China Morning Post (SCMP) que los cierres se mantendrían en al menos algunas partes de la región. 

Un boletín publicado en el sitio web de State Grid en Dazhou, un centro de fabricación ubicado en la parte norte de la provincia, decía: “El uso de energía industrial no se ha reanudado ya que el enfoque sigue siendo garantizar [suficiente para] el uso residencial, aunque eso se está racionando”, agregando que, “La reanudación de los suministros normales depende del clima. Se espera lluvia el 25 de agosto”.

La demanda de energía en Sichuan aumentó en un 25% este verano, según informes de los medios estatales, mientras que los flujos de agua que alimentan los embalses hidroeléctricos que proporcionan el 80 por ciento de la electricidad de la provincia se redujeron en más de la mitad. 

Muchas otras regiones, como la cuenca de Xinjiang, el centro y oeste de Mongolia Interior, Gansu, el noreste de Qinghai, Ningxia, Anhui, Jiangsu, Zhejiang y Shanghai, también emitieron «advertencias rojas y amarillas» por altas temperaturas y posibles sequías. El 21 de agosto, el Centro Meteorológico Nacional de China emitió 10 «advertencias rojas de alta temperatura» consecutivas, el nivel más alto de alertas en el país. 

El Observatorio Meteorológico Central de Shanghái también emitió una «advertencia roja de alta temperatura» el 10 de julio y comparó las olas de calor abrasador con niveles que amenazan la vida, o el llamado «modo barbacoa». Las autoridades agregaron el 22 de agosto que la iluminación decorativa en las áreas alrededor del Bund se suspendería durante la semana para «ahorrar electricidad».

El 17 de agosto, el centro meteorológico nacional en el distrito Beibei de Chongqing registró temperaturas que superaron los 44,6 °C (112,28 °F), marcando las temperaturas más altas registradas desde que Chongqing comenzó a llevar registros meteorológicos. La ciudad informó al día siguiente que las olas de calor también habían provocado el estallido de varios incendios forestales en toda la provincia. 

El clima más extremo desde que comenzaron los registros

El 22 de junio, la ciudad de Jiyuan en la provincia de Henan registró una temperatura superficial récord de 74,1 °C (165,38 °F). Mientras tanto, mientras las temperaturas subieron en ciertas partes del norte del país, algunos lugares en el sur de China, incluidas las provincias de Guizhou, Jiangxi y Guangxi, informaron precipitaciones récord, lo que provocó inundaciones. 

Los patrones climáticos extremos también han causado una sequía severa en varias áreas, con algunos afluentes del río Yangtze comenzando a secarse, según varios informes. 

El 6 de agosto, el nivel del agua en el punto de medición de Xingzi, situado en el lago Poyang, el mayor lago de agua dulce del país que conecta con el río Yangtsé, descendió a 11,99 metros (menos de 40 pies), el nivel más bajo desde que comenzaron los registros modernos en 1951.

Mientras tanto, se registró que los niveles de agua de las secciones del Yangtsé que atraviesan la ciudad de Wuhan alcanzaron los 6 metros (menos de 20 pies) por debajo de lo normal. El 17 de agosto, Gu Binjie, inspector del departamento de prevención de desastres por inundaciones y sequías del Ministerio de Recursos Hídricos (MWR, por sus siglas en inglés), dijo en una conferencia de prensa que la cuenca del Yangtsé estaba experimentando “la peor sequía” desde 1961, según informan fuentes locales.

El 14 de agosto, el gobierno local de Wuhan también impuso “restricciones al uso comercial de energía”, que incluirían el cierre de la refrigeración central y el uso de escaleras mecánicas en ciertos centros comerciales y de entretenimiento.