Verdad, Inspiración, Esperanza

Resonancia: el misterio y la ciencia de impulsar la inmunidad del cuerpo humano

Vision Times es una vista caleidoscópica de las historias más interesantes de la web. También tenemos un talento especial para las historias de China; lea "Sobre nosotros" para descubrir por qué. Tiempos de visión. Cosas fascinantes.
Published: 18 de agosto de 2022
Imagen ilustrativa (Geralt/Pixabay)

La pandemia de coronavirus hizo que el ser humano comience a plantearse muchas cosas. Dado que los medicamentos para prevenir y tratar con el Covid-19 han demostrado no ser del todo efectivos, surgió la pregunta: ¿podemos aumentar la inmunidad de las personas para defenderse de los virus de forma segura y completa?

De hecho, hubo personas que mejoraron o se recuperaron rápidamente de las infecciones por Covid-19 sin tratamiento médico. ¿Cómo sucedió?

Como se menciona a continuación, los científicos han descubierto que el ADN humano parece tener más funciones que simplemente registrar información genética.

Al juntar información relacionada, uno puede encontrar que ya ha habido formas de reforzar la inmunidad. Espero que las discusiones de este artículo lo lleven a un viaje hacia la salud y una mejor comprensión de la vida.

Este es un tema importante porque las variantes emergentes del virus han reducido la efectividad de la vacuna. Sin la medicina mágica, mejorar la inmunidad podría ser fundamental para contrarrestar el virus.

1. Tipos de resonancia

Repasemos el fenómeno común de resonancia, que es cuando la vibración de un sistema físico desencadena la vibración de otro sistema físico. En otras palabras, cuando las frecuencias de dos objetos son iguales, la vibración podría pasar fácilmente de uno a otro. La forma más común es la resonancia acústica. Hay muchos tipos de resonancia en nuestra vida, como la de los instrumentos musicales, la respuesta de nuestros tímpanos al sonido y la resonancia en los circuitos eléctricos.

Podemos empezar con el sonido. Como sabemos, el sonido tiene diferentes frecuencias. Por ejemplo, el sonido agudo es nítido, mientras que el sonido de baja frecuencia es profundo. De hecho, el calor, la luz solar, la actividad mental, las emociones, los pensamientos, las palabras, el cuerpo humano y el universo son ondas con frecuencias. Por tanto, ¿pueden la mente y la emoción tener resonancia física? Este es un tema interesante ya que está relacionado con nuestra salud e inmunidad. Volveremos a este tema más adelante.

A continuación, se muestran algunos experimentos.

Backster: emoción y ADN

Cleve Backster, un especialista en interrogatorios de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), era más conocido por sus experimentos con plantas en la década de 1960. En 1966, descubrió y registró plantas que mostraban emociones, dolor y percepción extrasensorial (ESP). Refiriéndose a eso como percepción primaria, publicó el trabajo en International Journal of Parapsychology en 1968.

En otro experimento realizado por Backster, tomó muestras de ADN de voluntarios y las conectó con un sensor para registrar los cambios. Cuando los voluntarios se quedaron en otra habitación y experimentaron cambios emocionales, sus muestras de ADN también tuvieron una fuerte respuesta eléctrica al mismo tiempo. Es decir, las emociones humanas podrían producir algunas frecuencias que podrían ser recibidas por su ADN a través del espacio, formando resonancia.

La gente ha aprendido que el buen humor ayuda a mejorar la salud y la inmunidad. Pero enfrentar todo tipo de estrés en la vida, especialmente la amenaza de la pandemia, manejar las emociones no es fácil.

¿Podría haber ondas en el universo que desencadenarían una resonancia positiva en nosotros y en nuestro ADN? Si es así, podría beneficiarnos de muchas formas. ¿Dónde podemos encontrarlo entonces?

Veamos un segundo experimento.

Rein: intención mental y ADN

Glen Rein, un biólogo que se formó en la Universidad de Londres, descubrió que la mente humana podría afectar la estructura del ADN.

Normalmente, el ADN existe en forma de doble hélice. Cuando el ADN se replica, daña o desnaturaliza, se desenrollará. Estos cambios estructurales de desenrollado y rebobinado se pueden medir mediante absorbancia a 260 nm.

En el experimento de Rein, las muestras de ADN, como el ADN de la placenta humana, se colocaron en agua desionizada con un tratamiento para desenrollar (desnaturalizar) parcialmente el ADN. Luego, varios voluntarios observaron las muestras de ADN con una mente fuerte para desenrollar o rebobinar el ADN. Como resultado, entre el 2% y el 10% de las muestras tuvieron cambios estructurales, mientras que solo el 1% de las muestras cambiaron en el grupo de control (donde los voluntarios miraron las muestras sin usar ninguna intención mental).

Este hallazgo mostró la estrecha relación entre la mente humana y el ADN. Una posible explicación es que las actividades mentales son ondas que pueden ser detectadas por el ADN y forman resonancia.

Resonancia Schumann

Numerosos científicos han estudiado las frecuencias de la tierra. Uno de ellos fue Nikola Tesla y otro Winfried Otto Schumann.

Tesla fue un inventor, ingeniero eléctrico e ingeniero mecánico estadounidense. En 1899, trasladó su laboratorio a Colorado Springs, donde pudo estudiar la electricidad de alto voltaje en áreas de gran altitud. Descubrió que la tierra es conductora y produce rayos artificiales.

Además de su trabajo en corriente alterna (CA), Tesla también se esforzó mucho en estudiar la distribución de energía eléctrica inalámbrica y la comunicación inalámbrica. Basándose en sus resultados y cálculos experimentales, estimó que la frecuencia de la Tierra era cercana a los 8 Hz.

Esto fue explorado más a fondo por el físico alemán Winfried Otto Schumann en la década de 1950. Más específicamente, se trataba de una serie de picos de espectro en la porción de frecuencia extremadamente baja (ELF) del espectro del campo electromagnético de la tierra conocida como resonancias de Schumann (SR).

De hecho, el espacio entre la superficie de la tierra y la ionosfera conductora actúa como una guía de ondas cerrada, mientras que las dimensiones de la tierra hacen que esta guía de ondas actúe como una cavidad resonante para las ondas electromagnéticas. La cavidad se excita naturalmente por las corrientes eléctricas de los rayos. El modo fundamental es una onda estacionaria en la cavidad tierra-ionosfera con una longitud de onda igual a la circunferencia de la tierra. El modo de frecuencia más baja tiene una frecuencia de 7,83 Hz.

Curiosamente, la frecuencia de la tierra es aproximadamente la misma que la del hipocampo en el cerebro humano. “Las ondas alfa del cerebro humano funcionan en este rango y la resonancia eléctrica de la tierra está entre 6 y 8 hercios. Por lo tanto, todo nuestro sistema biológico, el cerebro y la tierra misma, funcionan en las mismas frecuencias”, escribió Tesla una vez.

Se ha demostrado que una lesión en el hipocampo causaría pérdida de memoria y un sentido de orientación debilitado. Además, los científicos han diseñado pequeños generadores que producen resonancias Schumann para que los astronautas las lleven para mantener su condición fisiológica.

2. Interacciones de resonancia

ADN y ondas

El biofísico y biólogo molecular ruso Peter Gariaev ha investigado la tecnología láser, la materia oscura, la nano estructura, la superconductividad, los rayos cósmicos y la astronomía gamma.

En un experimento, Gariaev mostró que el ADN podía absorber protones. Después de colocar el ADN en un recipiente de cuarzo, trató la muestra con una luz láser débil. Un instrumento de detección indicó que el ADN había absorbido todos los protones como una esponja que absorbe agua.

En lugar de simplemente atravesarla, el cuerpo humano podría absorber la energía de la luz como si fuera agua. Luego, la energía se puede almacenar y utilizar. El fenómeno de las resonancias de Schumann mencionado anteriormente también es un ejemplo de cómo el cuerpo humano absorbe energía del universo para su autoprotección.

Radios y ondas

Hoy en día, muchos teléfonos móviles tienen capacidad de carga inalámbrica. Sin un cable, la batería se puede cargar a través de una bobina electromagnética. Esta carga inalámbrica funciona de manera similar a cómo una radio recibe señales de una estación de radio.

Dentro de una radio hay un sintonizador que selecciona la frecuencia. Parte del sintonizador es una bobina de alambre ajustable conocida como inductor. Cuando se ajusta el sintonizador, puede recibir señales de diferentes estaciones de radio.

Como hemos visto anteriormente, la energía como las resonancias de Schumann es beneficiosa para el cuerpo humano. Entonces, ¿hay otros tipos de energía en el cosmos que nos puedan beneficiar?

3. Cuerpo humano y energía cósmica

Los virus atacan a las personas a través de células infectadas, que cuentan con materiales genéticos como el ADN como sus componentes críticos. Por lo tanto, mejorar la inmunidad y evitar que las células se infecten se han convertido en temas candentes.

Uno puede pensar inmediatamente en varios tipos de alimentos, suplementos y medicamentos, que proporcionan energía a las células y pueden ayudar a estimular la inmunidad al ser digeridos por el cuerpo humano. Pero, ¿qué pasa si hay otros tipos de energía a nuestro alrededor que son mejores que los alimentos y los suplementos? De hecho, nuestro cuerpo humano es capaz de recibir esa energía no alimentaria, como se muestra en los experimentos de Peter Gariaev mencionados anteriormente.

Si es así, ¿podemos ajustar nuestros cuerpos, como sintonizar una radio en ciertas frecuencias, para recibir la energía beneficiosa que nos rodea, para mejorar nuestra inmunidad?

En discusiones anteriores, hemos visto que la mente humana puede afectar materiales genéticos como el ADN, lo que sugiere que podría ser posible que la intención de nuestra mente pueda ayudarnos a alinearnos con la energía cósmica y beneficiarnos de ella.

Ahora veamos dos incidentes que pueden darnos algunas ideas sobre cómo conectarnos con la energía cósmica.

Lectura de dedos

Lee Si-chen, profesor de ingeniería eléctrica en la Universidad Nacional de Taiwán, ha estudiado lectura de dedos desde 1988. A través de miles de experimentos, ha confirmado la validez y repetitividad de «leer» caracteres chinos con los dedos. Algunos sujetos con fuertes habilidades sobrenaturales tuvieron una precisión cercana al 100%. Algunas personas pueden preguntarse cómo los dedos pueden «leer» cuando usualmente usamos nuestros ojos para ver y leer cosas.

Primero expliquemos el mecanismo de ver un objeto con los ojos. Una vez que la luz visible llega a un objeto, transmite el mensaje del objeto. Cuando este mensaje se transmite a nuestro cerebro a través de los ojos, podemos ver el objeto.

Para la lectura de dedos, la energía biológica que transporta información sobre el objeto se transmite a nuestro cerebro a través de puntos de acupuntura y el sistema de meridianos. Por lo tanto, la lectura de los dedos y la lectura de los ojos son similares en el sentido de que ambas nos permiten «ver» cuando el mensaje de un objeto llega a nuestro cerebro. La diferencia radica en el canal por el que se transmite el mensaje.

Uno de los resultados más impactantes se produjo en agosto de 1999, cuando el profesor Lee le pidió a su sujeto experimental que leyera con los dedos el carácter chino de «Buda». Lo que el sujeto con habilidades sobrenaturales vio con sus dedos ya no eran unas letras, sino una luz deslumbrante. Más de diez científicos que estaban presentes se sorprendieron al escuchar lo que dijo el sujeto sobre la luz.

El experimento se llevó a cabo a doble ciego, sin que ni el evaluador ni el sujeto supieran que el carácter de «Buda» se había escrito en el papel que se enrollaba en una bola. Además, cuando la palabra «Buda» se escribió en tibetano, hebreo, birmano u otros idiomas que el examinador y el sujeto ni siquiera entendían, el sujeto aún veía fenómenos inusuales como la luz en todos los casos.

Para verificar aún más esto, el profesor Lee invitó a Sun Chulin, investigador del Instituto de Ciencias Humanas de la Universidad de Geociencias de China, a participar en el mismo experimento. Se sabía que Sun tenía habilidades sobrenaturales, y también vio una luz dorada brillante en todas las direcciones cuando se le pidió que leyera con los dedos la hoja de papel con la palabra «Buda» escrita en ella.

El profesor Lee también descubrió que incluso la notación fonética de la palabra «Buda» se presentaba como luz para los sujetos de sus experimentos. Esto muestra que la pronunciación correcta de la palabra «Buda» también podría conectarse con energía superior en otras dimensiones y producir resonancia. Por lo tanto, podemos inferir que cuando los cultivadores antiguos leían o recitaban escrituras u oraban, sus mentes, voces y palabras podían resonar con la energía superior del cosmos.

En otras palabras, es posible que la humanidad se conecte y resuene con energía superior en el universo a través de la mente y el lenguaje.

Milagro de una mujer de negocios en Nueva York

Esto ocurrió el año pasado. Osnot Gad es una mujer judía estadounidense que emigró a los Estados Unidos en la década de 1960. Ya tiene 73 años, está a cargo de un negocio familiar de joyería y suele viajar por todo el mundo en busca de piedras preciosas para sus joyas. El 12 de marzo de 2020, su hermano menor llegó de Manhattan y la visitó en Long Island durante el fin de semana. Una semana después de que su hermano se fuera, Gad se sintió mal, perdió el sentido del olfato y el gusto y apenas podía respirar.

Fue a un hospital el 21 de marzo y le dijeron que tenía síntomas de la infección por coronavirus. El médico le recomendó que se pusiera en cuarentena en casa y tomara Tylenol una vez cada cuatro horas. Las cosas empeoraron durante su cuarentena.

Osnot Gad, empresaria de joyería de Nueva York (Minghui.org).

“No podía respirar”, recordó. “Cuando mi amiga Louise me llamó, le dije: ‘Ni siquiera puedo hablar’. Y mi voz se fue haciendo cada vez más débil. Lousie me dijo ‘¡Solo respira!’ pero apenas pude hacerlo”.

Louise luego le contó a Gad sobre Falun Dafa, un sistema de meditación basado en los principios de Verdad-Benevolencia-Tolerancia. Ella compartió algunas historias de personas que se recuperaron milagrosamente de sus enfermedades al recitar las frases “Falun Dafa es bueno, Verdad-Benevolencia-Tolerancia es bueno”. Ella le sugirió que Gad hiciera lo mismo.

Gad accedió a intentarlo. “En ese momento, no sabía qué hacer. El médico dijo: ‘No llames al hospital porque te conectarán a un ventilador’”, explicó, “Y yo no quería hacer eso”.

Gad dijo que seguía recitando las frases. Sorprendentemente, descubrió que las frases la ayudaron a respirar mejor.

Llamó a Louise y dijo que quienquiera que haya creado esas frases debe saber realmente cómo inhalar y exhalar. “Porque en tres días, aprendí a respirar y a no contener la respiración”, continuó. Dijo que las frases cambiaron por completo su nivel de energía. Ahora recita las frases cuando se va a dormir, se despierta, camina, tiene malos pensamientos o incluso cuando se siente deprimida.

“Me dije: ‘tienes que respirar correctamente, y así es como respiras’”, dijo, y agregó que Falun Dafa la salvó. “Tengo que estar muy agradecida por eso y tengo que estar muy agradecida por Louise. Quizás Dios la envió, Falun Dafa la envió… Ese es un gran regalo”, dijo.

Falun Dafa enseña a una persona a ser buena siguiendo los principios de Verdad-Benevolencia-Tolerancia. Sus principales enseñanzas se encuentran en el libro Zhuan Falun, y la práctica también incluye cinco ejercicios.

En China, decenas de millones de personas se han beneficiado de la práctica, tanto física como mentalmente. Temiendo la creciente popularidad de Falun Dafa, el exlíder del Partido Comunista Chino (PCCh), Jiang Zemin, lanzó una persecución a nivel nacional de la práctica en julio de 1999. Además de detener y torturar a los practicantes, el PCCh también ha fabricado numerosas mentiras para difamar a Falun Dafa e incitar el odio de la gente por la práctica. En junio de 2021, se ha confirmado que más de 4.600 practicantes perdieron la vida a causa de la persecución. Además, un gran número de practicantes se han convertido en víctimas de la sustracción forzada de órganos, pero se desconocen sus nombres ya que se negaron a revelarlos cuando fueron arrestados.

A pesar de la persecución en curso en China, Falun Dafa ha seguido atrayendo a nuevos interesados, tanto dentro como fuera de China. Esta es una clara indicación del poder de las palabras Verdad-Benevolencia-Tolerancia.

La historia de Gad muestra que las frases “Falun Dafa es bueno, Verdad-Benevolencia-Tolerancia es bueno” deben tener una energía enorme, que no solo la ayudó a recuperarse de la infección, sino que también le permitió mantener la calma.

Los científicos aún no han podido descubrir qué frecuencias tienen las frases “Falun Dafa es bueno” y “Verdad-Benevolencia-Tolerancia es bueno” o cómo podrían ser recibidas por el ADN. Pero sabemos que estas frases resonaron en las células humanas y evitaron la infección por coronavirus de Gad. De hecho, muchas personas también experimentaron milagros similares y sus historias se han publicado en el sitio web Minghui.org. Los sobrevivientes de infecciones dicen: “Fa Lun Da Fa Hao” (Falun Dafa es bueno) y “Zhen Shan Ren Hao” (Verdad-Benevolencia-Tolerancia es bueno) las Nueve Palabras Verdaderas [porque hay nueve caracteres chinos en las frases].

De hecho, Dong Yuhong, doctor en medicina en enfermedades infecciosas de una compañía farmacéutica suiza, y otros científicos han estudiado 36 casos de infección por coronavirus de seis grupos étnicos en seis países. Entre los once pacientes críticamente enfermos, diez se recuperaron por completo y uno vio una mejoría después de recitar las frases.

Resumen

Como se mencionó anteriormente, las emociones pueden afectar la salud. El ADN y las células humanas también pueden resonar con la energía cósmica. Cuando se alinea con la buena energía, el cuerpo humano se volverá más saludable. Los hallazgos científicos discutidos anteriormente han dado fe de esto.

Al recitar con sinceridad las dos frases mencionadas anteriormente, uno se alineará con la energía cósmica de Verdad-Benevolencia-Tolerancia. Apoyada por la paz y la energía positiva en el universo, la inmunidad de uno será fuerte y repelerá las enfermedades infecciosas, el estrés y la ansiedad.

Muchos fenómenos sobrenaturales no son misteriosos. La clave para ver a través de estos fenómenos es tener una mente abierta y visiones más amplias. Con esta llave, podemos abrir muchas puertas de la salud humana, la vida y el universo.

El mejoramiento personal y la cultivación tienen una larga historia, son muy profundos y trascienden la ciencia moderna. Todos los grandes sabios de la historia, a pesar de las diferentes escuelas y formatos religiosos que tomaron, esencialmente impartieron diversas formas de cultivarse y regresar al origen.

Volviendo al tema de la salud, un ser alineado con la energía cósmica habría superado el nivel que pueden alcanzar las enfermedades y, por lo tanto, nunca tendrán que preocuparse por la mala salud.

Artículo publicado originalmente en Minghui.org y parcialmente modificado.