Verdad, Inspiración, Esperanza

Los practicantes ancianos de Falun Gong están siendo perseguidos por el Partido Comunista Chino

Neil vive en Canadá y escribe sobre sociedad y política.
Published: 1 de agosto de 2022
Los practicantes de Falun Gong de Tailandia realizan una vigilia con velas para conmemorar solemnemente el 23.er aniversario de Jiang Zemin y la persecución de la práctica por parte del PCCh en Nakhon Pathom, Tailandia, el 17 de julio. (Imagen: vía Minghui.org)

Se ha identificado una tendencia a perseguir a los ancianos en los 23 años de persecución de la meditación Falun Gong por parte del Partido Comunista Chino (PCCh).

Debido a que los presos de conciencia se niegan a renunciar a su fe en medio de la presión, la coerción y la violencia del Partido, son detenidos, vigilados, golpeados y condenados a largas penas de prisión.

En los últimos días, el sitio web informativo de Falun Gong, Minghui, que recopila información y evidencia de la campaña de represión del PCCh directamente desde China continental, informó sobre una serie de incidentes de este tipo contra practicantes de edad avanzada.

La persecución a Falun Gong (Activar subtítulos en español)

En un caso, Liang Shuzhi, una residente de 85 años de Shenyang en la provincia de Liaoning, fue arrestada por la policía local en junio de 2021.

¿Su crimen? La policía alegó que una cámara de vigilancia la grabó colocando volantes que exponen la persecución de la práctica por parte del Partido en los automóviles en marzo.

Además, los ejecutores del PCCh dijeron que otros practicantes habían usado su casa para imprimir materiales.

Durante el arresto, la policía confiscó la computadora de Liang, una impresora y sus libros de Falun Gong.

MÁS SOBRE LA PERSECUCIÓN DE FALUN GONG

Aunque Liang fue liberada el mismo día después de que su familia presionara a la policía, el hostigamiento ha continuado. El 9 de mayo, un oficial de policía no identificado llamó a la familia de Liang y amenazó con enviar el caso al Tribunal de Distrito de Liaoning.

La familia de Liang le dijo a Minghui que el fiscal devolvió el caso a la policía el 6 de junio por falta de pruebas. No obstante, los funcionarios decidieron presentar el caso nuevamente el 17 de julio. 

Liang ahora ha sido acusada de un delito penal y está a la espera de juicio.

En 2002, Liang fue sentenciada a tres años de prisión por el Partido Comunista por continuar con su práctica.

En otro caso ocurrido en la provincia de Yunnan, la Sra. Gao Qiongxian de 82 años y la Sra. Wang Jin de 60 años fueron arrestadas en octubre de 2020 por funcionarios del Partido de la Oficina de Seguridad Nacional de la ciudad de Anning.

Gao, afortunadamente, fue liberada el mismo día con una fianza de 1.000 yuanes (150 dólares), aunque debido a su mala salud. Wang, sin embargo, ha permanecido en prisión desde entonces.

La madre de Wang, de 89 años, soportó un estrés enorme después de la redada, sufrió un derrame cerebral una noche y se desplomó, según el informe.

Aunque la mujer fue reanimada, fue inmovilizada y murió unos meses después, en abril de 2021.

Después de su fallecimiento, Wang y Gao fueron acusadas ​​formalmente por la fiscalía del distrito de Xishan.

En agosto de 2021, Gao se cayó en su casa y se rompió ambas piernas, lo que pospuso su juicio. El tribunal intentó obligar a Gao a instalar una cámara web para asistir a los procedimientos de forma remota, pero cuando la familia se negó, el tribunal se vio obligado a suspender la sesión hasta diciembre.

El fiscal del caso, Zhang Li, renovó los cargos contra Gao el 20 de diciembre de 2021.

Para Wang, su computadora, impresora, teléfono celular y libros de Falun Gong fueron incautados por el Partido. Además, se le impuso una multa de 5.000 yuanes y tres años de prisión. 

Minghui afirma que el juez presidente del caso fue Zhang Linmin. Además, los jueces Hua Liqiong y Zhu Yueyuan participaron en los esfuerzos. Todos son componentes del Tribunal de Distrito de Xishan.

En noviembre de 2021, la Sra. Zhao Zhaoquan, residente de 83 años de la ciudad de Luzhou en la provincia de Sichuan, fue secuestrada por miembros del Partido Comunista que componían el Tribunal de Distrito de Jiangyang el 10 de noviembre de 2021 para someterse a un “examen físico”.

Su familia no sabía adónde la habían llevado. Según Minghui, solo se enteraron cuando más tarde recibieron una carta en la que Zhao decía que la llevaron de inmediato al centro de detención de Hejiang y la sentenciaron a dos años de prisión.

Una carta adicional decía que los miembros del Partido que secuestraron a Zhao se apellidaban Li y Fang. Durante el secuestro, convencieron a Zhao de ir con ellos después de decirle que si los resultados del examen parecían buenos, la dejarían en paz en el futuro.

Según el artículo, Zhao sufrió una condición médica desconocida mientras estuvo bajo custodia, un hecho del que no fueron notificados. En cambio, se enteraron después de recibir un aviso de un informante de la prisión.

Sin embargo, debido a que Zhao es practicante de Falun Gong, el Partido se niega a liberarla.

Un funcionario fue lo suficientemente descarado como para decirle directamente a la familia que pueden recoger sus cenizas después de que muera.

Los detalles que rodean la persecución a largo plazo de Zhao son curiosos. Anteriormente, en junio de 2021, los miembros del Partido del Tribunal de Distrito de Jingyang se llevaron a Zhao para un examen físico.

La familia afirma que cuando regresó a casa, estaba con “todo tipo de tubos en su cuerpo, incluido uno que monitoreaba los latidos de su corazón”.

Zhao está detenida en el centro de detención de la ciudad de Luzhou. Ha practicado Falun Gong desde 1996 y se enfrentó a una gran variedad de persecuciones por parte del Partido desde que comenzó la campaña.

En julio de 2019, Zeng Jiageng, un residente de la ciudad de Guangzhou de 80 años, fue detenido y ha permanecido bajo custodia desde fines de 2021.

Zeng fue arrestado después de que los agentes del PCCh acusaran al hombre de configurar un teléfono para que sirviera como un punto de acceso inalámbrico para permitir que otros eludieran el notorio bloqueo de Internet del “Gran Cortafuegos” del partido para acceder a información veraz sobre Falun Gong y la persecución.

En agosto y septiembre de 2021, Zeng fue condenado a cinco años de prisión y una multa de 5000 yuanes (740 dólares).

Durante su detención preventiva, Zeng desarrolló presión arterial alta y una afección cardíaca que amenazaron su vida, pero las autoridades se negaron a liberarlo.

Durante el período prolongado de detención, Zeng también desarrolló pérdida de audición y visión, vértigo e insomnio.

Después de que las apelaciones de Zeng fueran completamente rechazadas, lo enviaron a la prisión de Sihui, que Minghui señala que es «notoria por su uso de la fuerza y ​​la violencia en su intento de obligar a los practicantes de Falun Gong a renunciar a su fe».

Minghui explicó: “Aquellos que se aferraron a su fe fueron torturados más allá de los límites de la resistencia humana. Se les privó del sueño durante largos períodos de tiempo, se les negó el acceso al baño, se les prohibió hablar, se les obligó a sentarse en un taburete pequeño y se les golpeó”.

Acerca de Falun Gong

Falun Gong (法輪功), también conocido como Falun Dafa (法輪大法), es una práctica de meditación de qigong con cuatro ejercicios sencillos de pie y en movimiento y una meditación sentada de estilo clásico.

Enseñada en China en 1992 por el Sr. Li Hongzhi en un momento en que el qigong y la cultura tradicional experimentaban una renovada popularidad en China, la práctica también enfatiza el cultivo moral de acuerdo con los principios universales de verdad, benevolencia y tolerancia.

Qué es Falun Gong (activar subtítulos en español)

Falun Gong es completamente gratuito para aprender y estudiar, con todos los videos instructivos y libros traducidos a docenas de idiomas y descarga gratuita desde el sitio web.

Debido a que Falun Dafa se enfoca en enfatizar la virtud y los valores morales tradicionales durante la vida cotidiana, además de su régimen de ejercicio muy efectivo, la práctica alcanzó una popularidad superior, atrayendo a 100.000.000 de estudiantes según lo estimado por las autoridades chinas en 1999. 

Ese año, debido a que el líder del PCCh, Jiang Zemin, se volvió temeroso y celoso de la popularidad de Falun Gong, Jiang usó su posición para lanzar una campaña total de represión contra Falun Gong al nivel de la Revolución Cultural nacional, que ha persistido hasta el día de hoy.

La campaña contra Falun Gong continúa hasta el día de hoy; sin embargo, millones de practicantes de Falun Gong permanecen activos en China, generando conciencia sobre la persecución y alentando a los chinos a renunciar a sus juramentos al comunismo.

Y mientras que la represión de Falun Gong permanece en los libros como una cuestión de necesidad ideológica para el PCCh, muchos funcionarios asociados con la facción política de Jiang Zemin, a menudo los individuos responsables y con un interés personal en perpetuar la campaña contra Falun Gong, han sido purgados como resultado de luchas políticas internas con el líder chino en funciones, Xi Jinping.