Verdad, Inspiración, Esperanza

Se suman más ciudades a los bloqueos por Covid en China, con 1.456 zonas de ‘riesgo alto’ y ‘medio’

Las autoridades chinas mantienen una política desastrosa de 'COVID cero' a pesar del estrés masivo en la población
Alina Wang escribe noticias sobre China para Vision Times.
Published: 28 de julio de 2022
China ciudades covid
Una trabajadora de la salud se sienta junto a un bloque de hielo para refrescarse mientras se prepara para evaluar a los residentes en busca de COVID-19 en un sitio de recolección en Nanchang, ubicado en la provincia central china de Jiangxi, el 21 de julio de 2022. (Imagen: por STR/AFP a través de Getty Images)

Al menos 15 provincias de China continental han informado de un aumento alarmante de nuevas infecciones por COVID-19, con más de 6000 casos informados el 24 de julio. 

Entre ellos, 308 estaban en Gansu, una provincia árida en el noroeste, seguidos de 210 en Guangxi, que se encuentra en la frontera sur con Vietnam. Según informes locales, hasta la 1:00 p. m. hora local, se han declarado más de 1456 “áreas de riesgo alto y medio” en estas regiones. 

Según las estadísticas admitidas por las autoridades chinas, Lanzhou, la capital de la provincia de Gansu, tiene la mayor concentración de infecciones recientes de COVID-19, con alrededor de 2000 casos reportados desde el 8 de julio. A partir del 25 de julio, 215 áreas de la ciudad se consideraron de “alto riesgo”, mientras que 127 fueron considerados de “riesgo medio”. 

MÁS SOBRE LAS RESTRICCIONES ‘CERO-COVID’ DE CHINA:

Al igual que en otras partes de China, los residentes de Lanzhou están sujetos a pruebas masivas de ácido nucleico y restricciones de movimiento. Según el sitio web oficial de la Comisión Provincial de Salud y Salud de Gansu, la ciudad de Lanzhou agregó 119 nuevos casos transmitidos localmente el 24 de julio. 

Según datos oficiales del gobierno, en todo el país se reportaron 115.899 contactos estrechos y 6.473 contagios asintomáticos. 

Residentes chinos vistos haciendo cola para pruebas de ácido nucleico en varias ciudades del país. (Video: vía 在野說/YouTube)

Más bloqueos

Beihai, ubicada en la costa del golfo de Tonkin, se ha convertido en otro centro de infección: reportó más de 1700 nuevas infecciones hasta el 24 de julio. Ese mismo día, las autoridades de Beihai implementaron un período de 3 días de «gestión y control» intensificado para frenar la propagación del virus en los distritos de Haicheng y Yinhai. 

Durante el período de confinamiento, se cerraron muchas instalaciones públicas, incluidos supermercados, gimnasios y todos los lugares de entretenimiento. A partir del 25 de julio, las autoridades también implementaron fuertes restricciones a los movimientos de los residentes y declararon 314 áreas de alto riesgo y 37 áreas de riesgo medio en Beihai.

Mientras tanto, Chengdu, la capital de la provincia de Sichuan en el suroeste de China, informó 37 casos transmitidos localmente, lo que eleva el recuento total de la ciudad a 152. Las autoridades agregaron que la mayor parte de los casos parecían ser de la cepa BA.2.38 de Omicron, y declararon 58 áreas de alto riesgo y 72 áreas de riesgo medio en Chengdu. 

Según el Beijing Daily, administrado por el estado, al 25 de julio había 837 áreas de alto riesgo y 619 áreas de riesgo medio promulgadas en todo el país, de las cuales, 345 están ubicadas en Gansu, 315 en Guangxi, 59 en Anhui, 47 en Sichuan, 28 en Guangdong, 12 en Tianjin, 11 en Jiangxi, 6 en Shanghai, 4 en Chongqing, 3 en Henan, 2 en Jilin, 2 en Beijing, 2 en Xinjiang y 1 en Shandong. 

‘Una pérdida de dinero y esfuerzo’

Con Lanzhou viendo la mayoría de sus distritos cerrados, los internautas han comenzado a hacer comparaciones entre las restricciones allí y las de Shanghái esta primavera. Muchas de las casi 26 millones de personas que residen en el centro financiero y comercial estuvieron encerradas durante más de dos meses, desde mediados de marzo hasta principios de junio. 

Durante este tiempo, se informaron muchos eventos trágicos y violentos, ya que algunos murieron mientras esperaban atención médica fuera de los hospitales por algo que no fuera COVID, y otros fueron vistos saltando de los techos cuando llegaron a su punto de ruptura o se quedaron sin alimentos y artículos esenciales durante los bloqueos prolongados.

Una publicación típica en línea quejándose del bloqueo de cero-COVID en Lanzhou dice: “¡Todo este tormento para nada! ¡Una pérdida de dinero y esfuerzo!”

Casi 15.000 personas en cuarentena en Lanzhou

Según las autoridades de Lanzhou, la propagación local comenzó alrededor del 8 de julio, y las infecciones positivas se multiplicaron diariamente para llegar a casi 2000 el 24 de julio. Entre ellas, 1721 se registraron en el distrito de Chengguan de Lanzhou. El medio de comunicación continental Sina informó que se han abierto en la ciudad 199 campamentos de cuarentena con una capacidad total de 19,915 habitaciones, con un estimado de 14,685 personas residiendo actualmente en ellos. 

En un video publicado en las redes sociales, un hombre en Lanzhou exclama ante el vacío de un distrito comercial normalmente bullicioso. La estación oeste de Lanzhou “está en completo silencio, es como si la ciudad se hubiera convertido en un pueblo fantasma”. 

Lanzhou se encuentra en la histórica Ruta de la Seda y es una de las principales ciudades más occidentales de China, con más de 4 millones de personas en su área administrativa. Contiene importantes industrias mineras y alberga una de las refinerías de petróleo más grandes de China.

Del 7 al 24 de julio, más de 10.000 pasajeros «anormales» fueron identificados y colocados bajo diversas formas de «control» en las estaciones de tren de Lanzhou.

Obligados a dormir en la calle y sin poder buscar atención médica

En un video de YouTube publicado el 26 de julio, se puede ver a los ciudadanos de Lanzhou haciendo cola para las pruebas de ácido nucleico bajo fuertes vientos y fuertes lluvias. Muchos vecinos, angustiados por los largos tiempos de espera y temerosos de quedar encerrados o fuera de sus casas, han optado por acampar en las calles. Se puede escuchar a una mujer decir: “Acabo de llegar a casa y encontré mi casa cerrada, así que tuve que comprar una colcha en el supermercado porque no tengo más remedio que dormir en la calle”.

Al igual que con la situación en Shanghái esta primavera, muchos en Lanzhou no reciben atención médica debido a los cierres de cero-COVID.

Se puede escuchar a un hombre en un video diciendo: “[las autoridades] no me dejarán ir al hospital a pesar de que hice una cita con el médico con anticipación”. 

Mientras tanto, los precios de los alimentos en Lanzhou también se han disparado, y los residentes dicen que las verduras ahora se han convertido en «artículos de lujo». Un internauta señaló que el precio de los comestibles cambia prácticamente cada hora, y muchos solo pueden permitirse comprar paquetes de fideos instantáneos para sobrevivir.

Los internautas reaccionan 

A medida que se imponen más bloqueos, los residentes frustrados han recurrido a las redes sociales para expresar sus opiniones sobre las políticas de gran alcance. 

“Cero-COVID realmente nos convierte en un país modelo, único en todo el mundo”, dice una publicación sarcástica.

Otros son más directos al expresar su frustración:

“El patriotismo del pueblo chino es realmente algo digno de contemplar. La ciudad está cerrada, las pruebas de ácido nucleico son un requisito diario, no puede ir al hospital para ver al médico y puede quedarse fuera de su casa si sale en el momento equivocado. Sin embargo, todos parecen pensar que esto es normal, ¿nunca se han cuestionado si hay algún problema con las medidas del gobierno para controlar la pandemia?

“No puedes hacer una comida con la democracia, pero un gobierno sin rendición de cuentas puede hacerte pasar hambre en cualquier momento”, escribió otra persona. 

Una publicación critica las perturbaciones económicas causadas por las políticas de Beijing. “Somos el país más feliz del mundo seguro, en el futuro ninguno de nosotros tendrá que trabajar”.

Otro comentario alienta a la gente a ver las causas de su apuro: “Es lo mismo, no importa cuánto dinero tengas, no se puede encubrir este desastre. La única salida es encontrar la verdad”.

Li Muzi y Leo Timm contribuyeron a este despacho.