Verdad, Inspiración, Esperanza

El PCCh multa a la empresa Didi por 1.200 millones de dólares

Alina Wang escribe noticias sobre China para Vision Times.
Published: 23 de julio de 2022
Multa a Didi Global
Se ve una estación de transporte de Didi Global en la ciudad de Hangzhou, ubicada en la provincia oriental china de Zhejiang, el 21 de julio de 2022. (Imagen: STR/AFP a través de Getty Images)

Después de una investigación de un año sobre la ciberseguridad y la gestión de datos de la empresa, los reguladores del país multaron a la aplicación china de transporte compartido Didi Global con 1200 millones de dólares (8000 millones de yuanes). La represión es parte de un barrido regulatorio en curso dirigido al gran sector tecnológico del país y tiene como objetivo erradicar también la corrupción entre sus organismos gubernamentales.

La Administración del Ciberespacio de China (CAC) dijo en un comunicado publicado el 21 de julio que la empresa estaba siendo multada por violar las leyes de protección de información personal, seguridad de datos y ciberseguridad del país.

“Los hechos de violaciones de leyes y reglamentos son claros, la evidencia es concluyente, las circunstancias son graves y la naturaleza es vil”, se lee en el comunicado.

MÁS SOBRE LA REPRESIÓN REGULATORIA DE CHINA:

Además de la cuantiosa multa, los reguladores también impusieron multas personales de 1 millón de yuanes (147.000 dólares) al presidente y director general de la empresa, Chen Wei. El presidente de Didi, Liu Qing, también conocido como Jean Liu, también fue multado.

Apenas unos días después de lanzar su oferta pública inicial en la Bolsa de Nueva York en junio de 2021, las acciones de la empresa cayeron más del 10% después de que la CAC ampliara una investigación interna sobre los servidores de almacenamiento de datos de la empresa y bloqueara el registro de nuevos usuarios en sus servicios. El 30 de junio de 2021, los reguladores prohibieron por completo a Didi en las tiendas de aplicaciones del país, alegando preocupaciones sobre la privacidad de los datos. 

Luego, Apple y Google también se vieron obligados a eliminar la aplicación, lo que supuso un duro golpe para una de las OPI más grandes que cotizan en bolsa en EE. UU. en la última década. 

Obligado a excluirse de la lista en los EE. UU.

En diciembre del año pasado, la compañía anunció que dejaría de cotizar en la Bolsa de Nueva York y cambiaría a Hong Kong. Al mismo tiempo, el gobierno municipal de Beijing propuso una inversión en la empresa que permitiría a las empresas estatales recuperar el control. La medida marcó un salvavidas para Didi al privatizar sus acciones y poder recomprar sus acciones negociadas en EE. UU. y volver a cotizar en Hong Kong. 

Didi también fue criticado por decidir salir a bolsa en el extranjero en lugar de hacerlo en su país de origen, y se ha convertido en un símbolo de la represión en curso de Beijing, eliminando decenas de miles de millones de dólares de su capitalización de mercado.

El negocio nacional de la empresa también se vio muy afectado. Para el tercer trimestre de 2021, el gigante tecnológico reportó una pérdida de 4.700 millones y dijo que sus ingresos generales habían disminuido un 1,7 por ciento con respecto al mismo período en 2020. 

Los expertos dijeron a Reuters que era posible que la exclusión de la lista fuera parte de un castigo simbólico de las autoridades chinas, enviando un mensaje a otras compañías tecnológicas locales de que no importa cuánta riqueza acumulen, permanecen bajo la atenta mirada del régimen. 

“La multa debería marcar el final de los problemas regulatorios de Didi. Si hubiera más, habrían esperado hasta que se entendieran y abordaran para imponer la multa”, dijo a Reuters el 21 de junio Travis Lundy, analista de Quiddity Advisors en Hong Kong. 

“La catarsis debería permitir que las acciones busquen una cotización en Hong Kong. En teoría, podría cotizar en el mercado STAR, pero espero que los propietarios existentes prefieran Hong Kong, y ahora que los problemas regulatorios están resueltos, Hong Kong tendría menos razones para rechazarlo”, agregó Lundy.

Un cuento con moraleja

Poco después de que se anunciara la sanción, Didi Global respondió en un comunicado en su cuenta oficial de Weibo que acepta “sinceramente” los hallazgos del regulador y trabajará para mejorar sus operaciones internas en el futuro. 

“Aceptamos sinceramente esta decisión y la obedecemos resueltamente. Seguiremos estrictamente la decisión de sanción y los requisitos de las leyes y reglamentos pertinentes, realizaremos un autoexamen exhaustivo y profundo, y cooperaremos activamente con la supervisión y la rectificación completa con cuidado”, dijo.

Fraser Howie, un comentarista independiente sobre el sistema financiero de China, dijo que la represión regulatoria de Beijing es preocupante, ya que exacerba una economía que ya está en apuros. 

MÁS SOBRE LA ECONOMÍA DE CHINA:

“Esto cierra un capítulo muy difícil para Didi, pero el entorno empresarial para las empresas tecnológicas sigue siendo preocupante. Además, el negocio de Didi tiene que ver con el traslado de personas, pero China está pasando de un bloqueo a otro. Las ciudades se cierran prácticamente en cuestión de horas, un negocio horrible para el servicio de transporte”, dijo Howie.