Verdad, Inspiración, Esperanza

Consejos para tomar decisiones en pareja

Ila vive en Garden State (EE. UU.) con su familia. Ha estado cultivando productos y plantas perennes durante 20 años. Recomienda la jardinería por comida y diversión, pero no para hacer fortuna.
Published: 7 de mayo de 2022
Consejos para tomar decisiones en pareja
Tomar decisiones con su media naranja puede ser desafiante y gratificante. Utiliza la experiencia como una oportunidad para crecer. (Imagen: Ketut Subiyanto a través de Pexels)

Tomar decisiones por cuenta propia puede ser bastante difícil. Cuando se trata de elecciones que lo afectan tanto a usted como a su cónyuge, la toma de decisiones se convierte en un arte. Las ideas en conflicto, las nociones obstinadas y las emociones intensas pueden interponerse en el camino del juicio racional. Con la actitud correcta y algunos consejos que lo guíen, la toma conjunta de decisiones puede convertirse en una experiencia productiva y gratificante.

La comunicación es clave

La falta de comunicación o de participación activa en la toma de decisiones puede provocar resentimiento. Que un miembro de la pareja tome todas las decisiones o las más importantes puede hacer que el otro se sienta excluido.

toma-de-decisiones-conjunta-pexels
Las relaciones pueden sufrir si pasamos demasiado tiempo pensando en nuestra propia estrategia en lugar de prestar atención a la de nuestra pareja. (Imagen: Vlada Karpovich vía pexels)

Si usted es el que toma las decisiones, asegúrese de preguntar a su cónyuge lo que piensa antes de seguir adelante con algo que afectará a su familia. Si es tímido, intente ser más franco en los temas que le preocupan. Hazle saber a tu cónyuge que quieres participar en el proceso de toma de decisiones.

Haga una lluvia de ideas con su pareja y esté abierto a nuevas posibilidades. Si hay ideas contradictorias, haga el esfuerzo de hablar sobre sus sentimientos. Es importante que cada uno entienda cuál es la posición del otro sobre el asunto. Reflexione sobre su propio estado de ánimo, opiniones y actitudes, y considere también la posición de su pareja. 

¿El objetivo final de tu pareja es el mismo que el tuyo? Explore cómo otras opciones, además de la que tenía en su corazón, podrían funcionar. No tenga miedo de ceder un poco. Un cónyuge feliz suele ser más agradable. 

Tómese su tiempo en las decisiones importantes

Apresurarse en una decisión a menudo conduce al arrepentimiento. Investigue y lea un poco antes de tomar una gran decisión, y anime a su cónyuge a hacer lo mismo. Programe un tiempo para discutir lo que ha descubierto y analice qué opciones son viables y cuáles se pueden desechar. 

Las grandes decisiones pueden ser una oportunidad de crecimiento y aprendizaje. Tómese el tiempo para investigar varias opciones posibles. (Imagen: Polina Zimmerman vía pexels)

Identifique dos o tres opciones principales con su cónyuge. 

Haga una lista de las ventajas y desventajas de cada posible solución, dejando espacio para una mayor discusión. Puede encontrarse perfeccionando la elección favorita de su cónyuge, o viceversa. Toda la experiencia debe ser de exploración y aprendizaje para ambos.

La incertidumbre es una certeza: cómo lidiar con ella

Es poco probable que cambien pocas cosas en la vida, pero la incertidumbre es algo con lo que puede contar. Acepte la ambigüedad en lugar de tratar de controlar lo que no está en sus manos. Pero esto no le exime de tomar decisiones responsables. Ya que sus corazones se han unido, comiencen con el corazón como guía.

Identifiquen sus objetivos a largo plazo, como comprar una casa, tener hijos o iniciar un negocio. Estos serán la brújula con la que navegarán cuando su barco de planificación se vuelque. 

Para avanzar hacia sus objetivos, se dan pasos pequeños e incrementales, una decisión conjunta a la vez, entendiendo que las cosas rara vez resultan exactamente como se esperaba. Si pueden aceptar eso, podrán navegar a través de las aguas más turbulentas.

Es posible que enfrente situaciones que le generen aprensión o ansiedad. Asegúrese de expresar estas preocupaciones y discutirlas. Trabajen juntos para tomar una decisión que aborde las aprensiones de ambos lados, porque la voz interior suele ser el consejero más sabio.

Las personas se unen cuando encuentran puntos en común. Este enfoque puede ayudar a resolver conflictos y promover la toma de decisiones conjunta. (Imagen: por Hans Middendorp: vía pexels )

Establecer un término medio 

El término medio es el espacio entre dos personas que trabajan hacia un objetivo común. Si dentro de este espacio podemos encontrar cooperación y empatía, nuestros intereses comunes se lograrán fácilmente. 

Establecer un buen término medio con su cónyuge evita que su relación degenere en una ciénaga de conflictos y disgustos. Puede comenzar buscando áreas en las que usted y su pareja puedan llegar a un acuerdo. 

En lugar de centrarse en las diferencias, considere los puntos en común. Cuando pueden trabajar juntos para encontrar un camino de regreso a un terreno común, los debates difíciles parecen más fáciles. Al final, todo se reduce a una buena comunicación.

Simone Jonker contribuyó a este artículo.