Verdad, Inspiración, Esperanza

Islas Salomón bajo presión occidental para desechar acuerdo de seguridad con China

Alina Wang escribe noticias sobre China para Vision Times.
Published: 15 de abril de 2022
El primer ministro australiano, Scott Morrison, observa durante una conferencia de prensa en CSL Lab, donde se estaba produciendo una vacuna contra el COVID-19, el 16 de noviembre de 2020 en Melbourne, Australia. (Imagen: por Darrian Traynor a través de Getty Images)

El mes pasado, las Islas Salomón revelaron que estaban en conversaciones con la República Popular China (RPC) para redactar un acuerdo de seguridad, una medida que ha disparado las alarmas en la vecina Australia, Nueva Zelanda y otros aliados occidentales en la región de Asia-Pacífico y más allá.

La nación insular del Pacífico, con menos de un millón de habitantes, está situada a 1.240 millas al noreste de Australia y cambió el reconocimiento diplomático de Taiwán a la RPC en 2019, un indicador de la creciente influencia de Beijing.

LEE MÁS:

Australia en alerta máxima

Tras la noticia de la confirmación del proyecto de seguridad, Australia y Estados Unidos han comenzado a intensificar las relaciones diplomáticas con las Salomón.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, declaró el 13 de abril que su ministro de Desarrollo Internacional en la región del Pacífico, Zed Seselja, había volado el día anterior a las Islas Salomón para reunirse con el primer ministro, Manasseh Sogavare, sobre el pacto de seguridad que el país firmó con China.

Durante estas conversaciones, Seselja dijo que pidió a Sogavare que abandonara el acuerdo chino.

«Hemos pedido respetuosamente a las Islas Salomón que consideren no firmar el acuerdo y que consulten a la familia del Pacífico en el espíritu de apertura y transparencia regional, en consonancia con los marcos de seguridad de nuestra región», dijo Seselja en un comunicado ayer.

El viaje de Seselija tuvo lugar el mismo día en que la vicesecretaria de Estado estadounidense, Wendy Sherman, habló con el ministro de Asuntos Exteriores de las Islas Salomón, Jeremiah Manele, sobre el plan de Washington de reabrir una embajada en su capital, Honiara.

El restablecimiento de la embajada estadounidense, cerrada desde 1993, se produjo en febrero, antes de que se anunciara el pacto de seguridad. Sin embargo, ya existía preocupación por la creciente presencia militar de China en la región.

El alcance global de China preocupa a muchos

Según los documentos filtrados, los acuerdos de seguridad propuestos entre China y las Salomón cubrirían las necesidades humanitarias y ayudarían a la isla a «diversificar su alcance en materia de seguridad y las inversiones extranjeras», pero también revelaban que la RPC tenía intenciones de construir una base militar allí ya en 2020.

La carta filtrada, que fue obtenida por primera vez por news.com.au, estaba firmada por el presidente de la compañía Rong Qian de Avic International Project Engineering Company, una empresa estatal de aviación con sede en Beijing, y estaba dirigida al primer ministro Leslie Kikolo de la provincia de Isabel en las Islas Salomón el 29 de septiembre de 2020.

«Nosotros, AVIC-INTL Project Engineering Company … presentamos esta carta para demostrar nuestra intención de estudiar la oportunidad de desarrollar proyectos navales y de infraestructura en terrenos arrendados para la Armada del Ejército Popular de Liberación en la provincia de Isabel con derechos exclusivos durante 75 años», decía la carta.

Tras la filtración, tanto el Ministerio de Asuntos Exteriores de la RPC como el Primer Ministro de las Islas Salomón, Manasseh Sogavare, negaron que fuera a haber presencia naval o militar china en el país.

«No será del interés de las Islas Salomón albergar ninguna base naval o militar de ningún país, porque eso convertirá inmediatamente a las Islas Salomón en un objetivo militar para otros países», declaró Sogavare a The Solomon Times el 6 de abril.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Zhao Lijian, describió la cooperación de la RPC con las Salomón como basada en «el principio de respeto y beneficio mutuos» y en línea con el derecho y la práctica internacionales.

«Favorece la estabilidad social y la paz y seguridad duraderas de las Islas Salomón y ayudará a promover la paz, la estabilidad y el desarrollo de las Islas Salomón y del resto de la región del Pacífico Sur», declaró Zhao a los periodistas en una sesión informativa diaria el 13 de abril.

Estados Unidos busca ejercer más dominio en la región

Tras meses de malestar social que culminaron en violentos disturbios en todo el país, las Salomón se han alineado cada vez más con Beijing para obtener ayuda en la reconstrucción de su economía y apoyo militar. El gobierno de Australia también envió tropas a las Salomón para sofocar los disturbios y restablecer el orden el pasado noviembre.

Un hombre observa los daños en Honiara el 27 de noviembre de 2021, después de días de intensos disturbios que dejaron al menos tres muertos y redujeron franjas de la ciudad a ruinas humeantes. (Imagen: por CHARLEY PIRINGI/AFP vía Getty Images)

Una presencia militar china en las Islas Salomón las situaría no sólo a las puertas de Australia y Nueva Zelanda, sino también muy cerca de Guam, que alberga enormes bases militares estadounidenses.

Tras la reunión de Australia con Sogavare, el Secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, también dijo que Estados Unidos buscaba aumentar su influencia en las Islas Salomón antes de que China se «arraigue fuertemente en la región».

El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, dijo que la llamada entre Sherman y Manele abordó «nuestros esfuerzos conjuntos para ampliar y profundizar el compromiso entre nuestros países», además de los planes de reapertura de la embajada estadounidense.