Verdad, Inspiración, Esperanza

El ex secretario de Estado Mike Pompeo llega a Taiwán: «es una gran nación»

Alina Wang escribe noticias sobre China para Vision Times.
Published: 3 de marzo de 2022
El exsecretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, habla durante una conferencia de prensa conjunta con el secretario de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, Dominic Raab, en Lancaster House el 21 de julio de 2020 en Londres, Inglaterra. (Imagen: por Peter Summers — WPA Pool / Getty Images)

El exsecretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, sancionado por la China comunista cuando dejó su cargo al final de la presidencia de Trump, llegó a Taiwán el miércoles 2 de marzo y se refirió a la isla autogobernada como una «gran nación», provocando a Beijing en el proceso. 

«Es maravilloso estar aquí. Llevo mucho tiempo deseando venir a visitar al pueblo de Taiwán», dijo a los periodistas al llegar al aeropuerto, según Reuters

«Estoy muy ilusionado con mi viaje para reunirme con gente de negocios, gente del gobierno, gente de toda su gran nación», añadió.

Una línea roja sensible para Beijing

El uso de la palabra «nación» fue notablemente utilizado por Pompeo ya que Estados Unidos no reconoce oficialmente a Taiwán como un país bajo la política de «una sola China», pero sigue manteniendo relaciones diplomáticas y militares con la isla, que se conoce oficialmente como la República China (ROC). 

La ROC, que en su día gobernó toda China, fue expulsada del continente por los rebeldes comunistas, que fundaron la República Popular China (RPC). 

Beijing no reconoce ni a la ROC ni a un Taiwán independiente, e insiste en que cualquier país que desee mantener relaciones diplomáticas con ella debe romper primero los lazos oficiales con Táipei. Esto, sumado a la expulsión de la ROC de la ONU hace medio siglo, ha provocado el aislamiento de la isla de la comunidad mundial.

En consecuencia, los países que han establecido relaciones diplomáticas con Taiwán se han enfrentado a las represalias de Beijing. Recientemente, Lituania fue blanco del régimen de China continental después de que decidiera abrir una embajada de Taiwán en su capital, Vilna, en noviembre de 2021.

Aunque Beijing ha indicado su preferencia por una «reunificación» pacífica, no descarta la fuerza militar y ha prometido reclamar Taiwán por cualquier medio.

Pero la elección de palabras de Pompeo tiene un significado extra en esta visita dada la invasión a gran escala de Ucrania por parte de Rusia, que la RPC se ha negado a condenar. La invasión de Ucrania, que ha visto caer gran parte del territorio del país en manos de Rusia desde que se iniciaron las hostilidades el 24 de febrero, ha suscitado el temor generalizado de que Beijing pueda intentar una maniobra similar con Taiwán.

Los expertos en política exterior han expresado su preocupación ya que la situación que se está produciendo en Ucrania pueda tener «graves implicaciones» para la región del Indo-Pacífico, que se enfrenta a una creciente asertividad de la RPC, especialmente en lo que respecta a la cuestión de Taiwán.

LEE MÁS:

El avance de Rusia sobre Ucrania arroja una sombra siniestra sobre Taiwán

Lituania desafía a China y abre embajada de Taiwán

Presidenta de Taiwán: «cuiden las libertades que tanto les ha costado ganar”

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, dijo el lunes que la invasión rusa de Ucrania le sirvió de lección y se comprometió a proteger la soberanía de su país, añadiendo que su deber como presidenta era unificar al pueblo de Taiwán y proteger su democracia. Tsai también instó a la población a valorar las libertades y los derechos humanos que tanto les ha costado conseguir.

Durante su intervención en una ceremonia para conmemorar el 75º aniversario de la masacre de 1947, conocida como el «Incidente 228», recordó a los ciudadanos taiwaneses que no dieran por sentados sus derechos, sino que se sumaran a su defensa.

«Todos vemos al pueblo de Ucrania unirse para luchar contra la invasión de un país poderoso», dijo Tsai. «El pueblo ucraniano nos ha enseñado que cuando nos enfrentamos a cualquier desafío, la democracia y la unidad son la única opción».

Taiwán rechaza la reivindicación territorial del régimen continental, señalando que la RPC nunca ha controlado la isla y que sólo su pueblo puede decidir su futuro. Tsai también prometió trabajar más estrechamente con los aliados en respuesta a lo que llamó la «creciente amenaza militar de China».

Al cierre de esta edición, Tsai tiene previsto reunirse con Pompeo en Taipei el jueves, donde ambos discutirán un mayor fortalecimiento de las relaciones diplomáticas. Un diplomático estadounidense de alto rango, Kelly Craft, iba a visitar Taiwán antes del final de la presidencia de Trump, pero la visita fue cancelada en el último momento.

Durante una rueda de prensa diaria, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de la RPC, Wang Wenbin, señaló que Taiwán solo «se quemará» en sus intentos de solicitar el apoyo de Estados Unidos y otros aliados para su independencia.

Estados Unidos «se mantiene firme» en su compromiso con Taiwán 

Durante la reciente visita de una delegación de ex altos cargos de seguridad y defensa de Estados Unidos, el enviado estadounidense reiteró su compromiso con Taiwán y dijo que la colaboración entre ambos es más fuerte y «amplia que nunca».

El ex jefe del Estado Mayor Conjunto de EE.UU., Mike Mullen, declaró durante su visita a Taiwán la semana pasada: «Estados Unidos seguirá oponiéndose a cualquier cambio unilateral del statu quo y continuará apoyando una resolución pacífica de las cuestiones a través del estrecho, en consonancia con los deseos y los mejores intereses del pueblo de Taiwán». 

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!