Verdad, Inspiración, Esperanza

Video viral de mujer china encadenada desata la furia en redes sociales

Alina Wang escribe noticias sobre China para Vision Times.
Published: 3 de febrero de 2022
Se observa a la mujer de Xuzhou con una cadena metálica atada al cuello y al vlogger intentando ayudarla. (Imagen: vía Douyin/Screenshot)

En el vídeo se ve a una mujer de mediana edad aparentemente aturdida con una cadena metálica atada al cuello y encadenada a una pared. La mujer se encuentra en un cobertizo sin puerta y en ruinas, y sólo lleva una fina capa de ropa a pesar de las temperaturas visiblemente gélidas del exterior.

Junto al cobertizo en el que está encerrada hay una casa cálida donde residen su marido y sus ocho hijos en Xuzhou, provincia de Jiangsu. Cuando se le preguntó por la situación de la mujer y por qué estaba encerrada, uno de sus hijos dijo con una expresión sin emoción que todos los días le llevaban comida.

Consternado, el hombre que graba el vídeo se ve llevando algo de ropa a la mujer y ayudándola a ponerse una chaqueta. Le hace algunas preguntas, pero ella es incapaz de responder y se limita a mirar a lo lejos.

Mirando a la cámara, el vlogger dice: «Todo el mundo, por favor, mirad. ¿Qué ha sufrido esta mujer con este tiempo? ¿Adónde ha ido a parar nuestra compasión?».

Tras la publicación del vídeo en Douyin, plataforma propietaria de Tiktok, se hizo rápidamente viral en las redes sociales, y muchos internautas exigieron a las autoridades que investigaran la situación y ayudaran a la mujer. 

«Ella es una persona, no un objeto. Después de haber tenido ocho hijos durante más de 20 años, ¿así es como se la trata? Ninguno de los departamentos gubernamentales y organismos judiciales implicados es inocente», comentó un usuario.

¿Quién es la mujer del vídeo?

Tras la publicación del vídeo, las autoridades chinas emitieron un comunicado el 30 de enero en el que rechazaban cualquier especulación sobre un secuestro. Identificaron a la mujer con el apellido Yang y dijeron que era del condado de Feng, Huankou Townshi, en la provincia de Jiangsu.

Las autoridades añadieron que la Sra. Yang se había casado con su marido, identificado como Sr. Dong, en 1998 y que se le había diagnosticado una enfermedad mental. Según el comunicado, la familia del Sr. Dong había informado a las autoridades locales en varias ocasiones de que la Sra. Yang padecía esquizofrenia y era propensa a sufrir arrebatos violentos imprevisibles.

Sin embargo, tras la publicación de la declaración, los internautas de las redes sociales estallaron de ira y criticaron a las autoridades por no tener un apoyo adecuado para las personas que sufren problemas de salud mental. Muchos también acusaron a la policía local de no haber abordado adecuadamente el estado de la Sra. Yang y de haber ignorado su bienestar.

La tormenta de las redes sociales provocó un segundo comunicado de las autoridades el domingo, que contenía más información sobre la historia de la familia y añadía que los funcionarios iban a iniciar una investigación sobre el marido de la Sra. Yang.

«Dong es sospechoso de violar la ley. Las autoridades de seguridad pública han iniciado una investigación al respecto», decía el comunicado, según informan los medios locales. El comunicado también añadía que la Sra. Yang había sido ingresada en un hospital para recibir tratamiento y que sus hijos habían sido colocados en régimen de acogida.

Mujeres propensas a los abusos en la China rural

Muchos usuarios también hablaron de los abusos y la limitación de derechos que sufren las mujeres en las zonas rurales de China y cuestionaron las circunstancias en las que la Sra. Yang dio a luz a sus ocho hijos. Algunos usuarios también se preguntaron cómo la pareja logró evadir la atención de las autoridades locales, dadas las estrictas restricciones de planificación familiar de China.

La política de un solo hijo fue implantada por el Partido Comunista Chino (PCCh) en 1979 y, durante más de tres décadas, se obligó a hombres y mujeres a someterse a la esterilización en un esfuerzo por controlar la creciente población del país.

La política se mantuvo de forma tan estricta que muchas mujeres se vieron obligadas a abortar si se descubría que estaban embarazadas «ilegalmente». Las autoridades chinas se jactaban de haber evitado aproximadamente 400 millones de nacimientos.

Sin embargo, aunque la política del hijo único se levantó en 2016, muchas parejas en China están optando por no tener hijos o seguir teniendo un solo hijo, ya que el coste de la vida en las ciudades ha aumentado exponencialmente.

Muchos internautas también establecieron comparaciones entre la situación de Yang y una película china de 2007 llamada Blind Mountain, que cuenta la historia de una joven que vive en una zona rural y es secuestrada y vendida como esclava.

Desde que se publicó el vídeo, ha suscitado acalorados debates sobre la trata de personas en las empobrecidas zonas rurales de China, a pesar de los pocos detalles disponibles sobre este caso concreto.

Un YouTuber que dirige el canal «Caijing Lengyan» (财经冷眼) publicado en Twitter citó las estadísticas de un internauta de la China continental según las cuales se sabe que unas 48.000 mujeres y niñas han sido secuestradas en la ciudad de Xuzhou desde 1986.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!