Verdad, Inspiración, Esperanza

Abogado Xie Yang detenido por agentes secretos chinos después de múltiples episodios de tortura y acoso

Alina Wang escribe noticias sobre China para Vision Times.
Published: 18 de enero de 2022
Xie Yang
No se sabe nada del abogado chino de derechos humanos Xie Yang desde el 11 de enero. (Imagen: vía BBC/captura de pantalla)

En 2017, las autoridades de China arrestaron a Xie Yang, lo encadenaron a una silla de metal y le ordenaron que explicara por qué se había unido a una red anticomunista “ilegal”.

El segundo día, lo trasladaron a una instalación secreta del gobierno y le dijeron: “Tu único derecho es obedecer”.

Finalmente, en tercer día, comenzó la violencia.

“Te voy a atormentar hasta que te vuelvas loco”, supuestamente dijo un captor durante una sesión de tortura diseñada para que confesara los delitos que negó haber cometido. «Ni te imagines que vas a poder salir de aquí y seguir siendo abogado. Vas a ser un lisiado». 

Las afirmaciones, aunque imposibles de verificar, son consistentes con formas de abuso previamente documentadas contra abogados de derechos humanos y otros activistas en el país. En un relato detallado publicado por el abogado sueco Peter Dahlin en 2017, describe los desgarradores relatos de tortura y abuso a los que un grupo de abogados y él mismo fueron sometidos durante una detención de 23 días en una cárcel subterránea en Beijing.

RELACIONADO:

La esposa de un reconocido activista chino muere en EE.UU. después de que Beijing le niegue el reencuentro

El renombrado abogado chino Tang Jitian desaparece después de años de defender a Falun Gong y otros grupos perseguidos

Desaparecido desde el 11 de enero

Xie, de 44 años, ha sido reportado como desaparecido desde el 11 de enero. Según una fuente interna, fuentes en China creen que fue arrestado por la seguridad estatal en Changsha, la ciudad capital de la provincia de Hunan. 

El 13 de enero, su esposa Chen Guiqiu le dijo a la edición china de The Epoch Times que se enteró del arresto de Xie por parte del personal de Seguridad del Estado el día 11. “La última vez que hablé con Xie Yang fue en la mañana del 10, hora de Beijing. Normalmente lo llamaría y oraría por él en las mañanas. El día 11, el teléfono no pudo comunicarse”.

Intentó comunicarse con él nuevamente el 13 de enero, pero la llamada fue directamente al correo de voz. Chen creía que la seguridad del estado había confiscado su teléfono.

El último tuit de Xie fue el 7 de enero, cuando habló en apoyo del profesor de economía Yang Shaozheng y comentó: “¡Esto es inhumano!”.

Yang era un profesor de la Universidad de Guizhou que fue suspendido en noviembre de 2017 y despedido al año siguiente por escribir escritos «políticamente delicados» que no estaban en consonancia con la retórica del Partido. Luego fue arrestado por la Fiscalía del Partido en octubre de 2021 bajo cargos desconocidos. Antes del arresto, Yang estuvo bajo “vigilancia residencial” durante 18 meses en una instalación no revelada.

Xie fue arrestado por primera vez en la ciudad central de Hongjiang el 11 de julio de 2015, en el tercer día de lo que los activistas describen como un ataque sin precedentes contra los abogados de derechos civiles en el país.

El evento, conocido como “Represión 709”, vio el arresto de más de 300 abogados y defensores de los derechos humanos que fueron detenidos, interrogados y encarcelados por el Partido Comunista Chino (PCCh). 

Más de 18 meses después de que comenzara esa redada, al menos cuatro de sus objetivos clave, incluido Xie, permanecían tras las rejas y enfrentaban un juicio por delitos que incluyen subversión y alteración del orden público.

Después de ser juzgado a fines de 2017, Xie reveló que se declaró culpable de «cargos de subversión» a cambio de una liberación anticipada y le dijeron que su liberación dependía de que se retractara de las declaraciones que decían que había sido torturado mientras estaba detenido.

Inhabilitado en 2020

En agosto de 2020, el Departamento de Justicia de la provincia de Hunan anunció que Xie perdería su licencia después de “múltiples ocasiones de perturbar el orden judicial”, haciendo referencia a su trabajo de defensa de grupos marginados en China. Agregó que había publicado múltiples comentarios en las redes sociales que eran “difamatorios y que ponían en peligro la seguridad nacional”.

Xie apareció por primera vez en el radar del PCCh después de defender una serie de casos políticamente delicados. Uno de sus clientes incluía un grupo de personas involucradas en el Movimiento de Nuevos Ciudadanos, un movimiento de derechos civiles que comenzó hace una década para alentar la transición de China hacia una sociedad civil y democrática.

Después de su inhabilitación, Xie dijo que intentó revocar la decisión del gobierno varias veces, pero no tuvo éxito. “Hay muy pocas posibilidades de éxito, pero tengo que ejercer mi derecho a la defensa”, dijo Xie en 2017.

Dijo que, según la ley china, no se pueden aplicar sanciones administrativas si los presuntos delitos tuvieron lugar hace más de dos años.

“Las razones que [el departamento] citó ocurrieron en 2015, y esto ya estaba más allá del período legal”, dijo. “No podían castigarme con estos cargos”.

Según el aviso del departamento, Xie podría presentar una apelación o una demanda contra el departamento dentro de los 60 días si quisiera intentar anular el fallo.

Campeón de los derechos humanos

A pesar de los repetidos arrestos y atentados contra su vida, Xie nunca dejó de defender las voces oprimidas en China.

Más recientemente, Xie ofreció ayuda a Li Tiantian, una maestra de primaria embarazada de 27 años que fue internada por la fuerza en una institución mental después de criticar a las autoridades gubernamentales por el despido del profesor universitario Song Gengyi el 17 de diciembre de 2021.

(Izquierda) La maestra de escuela Li Tiantian fotografiada en una publicación en las redes sociales. (Imágenes: Chen Guiqiu a través de The Epoch Times/redes sociales a través de RFA) (Derecha) El abogado Xie Yang sostiene un cartel que dice “Dejemos que Li Tiantian y su hijo se vayan a casa”

«¡Encuentra una manera de salvarme!», escribió Li en un texto final a otro usuario de Internet después de expresar su preocupación por su hijo por nacer cuando la policía la detuvo y amenazó con usar inyecciones para «curarla». Li estuvo incomunicada hasta el 26 de diciembre, cuando los usuarios de las redes sociales informaron que había regresado a casa.

Una fuente le dijo a The Epoch Times que el arresto de Xie puede haber estado relacionado con el caso de Li después de que viajó a la provincia rural de Hunan a fines del año pasado con la esperanza de ayudar al joven maestro de escuela. La fuente agregó que su arresto se realizó en secreto porque no había pruebas suficientes para acusarlo oficialmente.

“Piensan que Xie ha causado problemas al régimen, es vergonzoso para ellos”, agregó la fuente.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!