Verdad, Inspiración, Esperanza

China anuncia que podría desplegar tropas para apoyar al gobierno de Kasajistán en medio de los disturbios

Alina Wang escribe noticias sobre China para Vision Times.
Published: 12 de enero de 2022
Los manifestantes participan en una manifestación por el aumento de los precios de la energía en Almaty el 5 de enero de 2022. - El 5 de enero de 2022, Kazajstán declaró el estado de emergencia en todo el país después de que las protestas por el aumento del precio del combustible estallaron en enfrentamientos y los manifestantes asaltaron edificios gubernamentales. (Foto de ABDUAZIZ MADYAROV/AFP vía Getty Images)

Kazajistán continúa con disturbios civiles generalizados. Para ayudar a contenderlos, el ministro de Asuntos Exteriores de la República Popular China (RPC), Wang Yi, dijo que Beijing estaría dispuesto a aumentar la «cooperación en materia de seguridad y aplicación de la ley» con el país vecino para ayudar a contrarrestar las llamadas «fuerzas externas» -es decir, los manifestantes antigubernamentales- actualmente activas en el gran país de Asia Central.

Según el Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Wang, que también actúa como consejero de Estado de la RPC, ofreció la ayuda durante una llamada telefónica al ministro de Asuntos Exteriores de Kazajistán, Mukhtar Tileuberdi, el 10 de enero.

«La reciente agitación en Kazajistán muestra que la situación en Asia Central sigue enfrentándose a graves problemas, y demuestra una vez más que algunas fuerzas externas no quieren la paz y la tranquilidad en nuestra región», dijo el Ministerio a Tileuberdi.

Wang Wenbin, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de la RPC, añadió también que «como socio estratégico integral permanente de Kazajistán, China desea expresar su firme apoyo a los esfuerzos de la parte kazaja por mantener la estabilidad y poner fin a la violencia en un momento crítico que afecta al futuro del país».

Disparar a matar

Kazajistán vive actualmente los peores disturbios que ha visto en más de una década. La violencia ha estallado en la ciudad más grande del país, Almaty, y en otras ciudades, mientras los manifestantes protestan contra la casi duplicación de los precios de los combustibles y muestran su desaprobación al partido gobernante del país.

Se puede ver cómo se incendian edificios del gobierno mientras las protestas se extienden por toda la antigua república soviética de casi 20 millones de habitantes. Los medios de comunicación kazajos informan que decenas de manifestantes han muerto en enfrentamientos con la policía, ya que las tropas recibieron la orden de disparar a matar, según informa Reuters. El aeropuerto de Almaty también fue tomado por los manifestantes la semana pasada y se convirtió en un violento tiroteo que se saldó con la muerte de varios policías y manifestantes.

Los vídeos publicados en las redes sociales mostraban a los manifestantes enfrentándose a cientos de fuerzas de seguridad con equipo antidisturbios. También se vio a una multitud de alborotadores derribando la estatua del líder autoritario y ex presidente Nursultan Nazarbayev.

La escalada de disturbios ha llevado al presidente kazajo, Kassym-Jomart Tokayev, a solicitar ayuda militar a Rusia y a otros países de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC). Los países miembros de la alianza euroasiática son Rusia, Bielorrusia, Armenia, Kazajistán, Kirguistán y Tayikistán.

«Nunca he visto nada parecido en Kazajistán. Es algo absolutamente sin precedentes», dijo Maximilian Hess, experto en Rusia y Asia Central y miembro del Instituto de Investigación de Política Exterior, a la CNBC el 6 de enero.

LEE MÁS:

Tropas lideradas por Rusia entran en Kazajistán para sofocar los disturbios: ‘Docenas de muertos’

La ayuda rusa a Kasajistán despierta la preocupación de Estados Unidos

El 6 de enero, Rusia y otros miembros de la OTSC anunciaron que enviarían tropas para ayudar a restablecer el orden y estabilizar el país tras la petición de ayuda de Tokayev. Las primeras de las cerca de 2.500 tropas dirigidas por Rusia llegaron a Kazajistán la semana pasada, informó la BBC.

Tras la llegada de las unidades rusas, éstas ayudaron a las tropas kazajas a tomar medidas firmes para recuperar el control en Almaty. El 7 de enero, los medios de comunicación locales publicaron vídeos en los que se veía a las tropas del gobierno abriendo fuego contra los manifestantes mientras salían a la calle más alborotadores armados.

Según el Ministerio del Interior del país, hasta ahora han muerto 26 «delincuentes armados» y 18 agentes de seguridad en los enfrentamientos, y el presidente Tokayev culpó a lo que llamó «terroristas» extranjeros de la violencia.

Mientras se dirigía a los periodistas en una sesión informativa del Departamento de Estado el 7 de enero, el Secretario de Estado estadounidense Antony Blinken dijo que «una lección de la historia reciente es que una vez que los rusos están en tu casa, a veces es muy difícil conseguir que se vayan».

«Me parece que las autoridades y el gobierno kazajos tienen ciertamente la capacidad de hacer frente a las protestas de forma adecuada, de manera que se respeten los derechos de los manifestantes y se mantenga la ley y el orden», añadió Blinken.

El Departamento de Estado emitió una actualización de su aviso de viaje para el país el 7 de enero, animando a los empleados del gobierno estadounidense que no se encuentren en situación de emergencia y a las familias de todo el personal estadounidense a abandonar Almaty debido a la «situación rápidamente cambiante e inestable». 

Productor estratégico de energía

Kazajistán es el mayor productor de petróleo de Asia Central, con una producción de unos 1,6 millones de barriles diarios. También es el noveno país más grande del mundo y cuenta con amplias reservas de petróleo, lo que le confiere una gran importancia estratégica y económica. Sin embargo, a pesar de la enorme riqueza mineral de la nación, el descontento por las malas condiciones de vida y la corrupción se ha extendido en muchas partes del país.

Hasta 2015, Kazajistán era una de las 10 economías de más rápido crecimiento del mundo, y su PIB per cápita se ha multiplicado por seis desde 2002, sobre todo gracias al desarrollo de sus sectores del petróleo, el gas, el carbón y los metales. Kazajistán también alberga algunas infraestructuras clave, como los gasoductos que se extienden desde Asia Central hasta China.

«En teoría, las empresas estadounidenses podrían ser las más afectadas por un golpe a la producción energética de Kazajistán, ya que son los principales productores de crudo en el país», dijo Matt Orr, analista de Eurasia para la firma de inteligencia de riesgos RANE, a CNBC.

En 2019, los productores de petróleo estadounidenses representaron aproximadamente el 30 por ciento del petróleo extraído en Kazajistán, en comparación con alrededor del 17 por ciento producido por las empresas chinas, y sólo el 3 por ciento por la rusa Lukoil, dijo Orr.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!