Cómo dejar de lado los apegos nocivos

By Simone Jonker | 6 de diciembre de 2021
Simone Jonker trabajó en NTD Inspired durante dos años. Escribió artículos light e historias inspiradoras.
30 0
Dejar ir los apegos no es imposible. El primer paso es reconocerlos. Si entendemos la naturaleza por la que se formaron, también podemos reformarlos de manera positiva. (Imagen: Brett Jordan a través de Pexels)

No es ningún secreto que la naturaleza, que incluye nuestras mentes y cuerpos, sigue patrones bien definidos. Todo lo que tenemos que hacer es seguir el flujo natural que ya existe dentro de nosotros. Para dejar de lado los hábitos poco saludables, debemos comprender la naturaleza de las vías neuronales del cerebro. Entonces podemos empezar a dejar ir las propensiones habituales que ya no nos sirven.

Naturaleza fractal de nuestro cerebro

Los científicos afirman que el cerebro es fractal no solo en su estructura, sino también en un proceso que funciona según la geometría fractal. Todos somos únicos y vemos el mundo de manera diferente.

Las acciones y los pensamientos repetidos una y otra vez crean patrones complejos y son de naturaleza material.

Los copos de nieve, los árboles y las olas del océano son todos ejemplos de fractales que se repiten sin cesar en varias escalas (tamaños) del mismo objeto. De manera similar, nuestro sistema nervioso interactúa con el resto de nuestro cuerpo a través de vías neuronales, que a su vez controla nuestros cuerpos de acuerdo con nuestras metas, deseos y hábitos de manera constante y recurrente. Ciertos actos repetidos crean las rutas a las que nos hemos acostumbrado, volviéndose cada vez más fijas con el tiempo, lo que resulta en patrones de comportamiento.

Brócoli Romanesco de cerca y sus fractales. 
Al igual que un corazón de girasol, es un verdadero ejemplo de las matemáticas en la naturaleza. 
(Imagen: Rum Bucolic Ape a través de Flickr CC BY-ND 2.0)

La repetición es la clave

Cuando educamos a nuestro cerebro para construir una nueva ruta realizando diversas tareas, es necesario repetir el acto muchas veces para que el cerebro lo clasifique como una nueva ruta. Entonces, si bien se forma una vía neuronal en el cerebro cuando se consumen alimentos reconfortantes de manera regular, se pueden formar nuevas conexiones sinápticas mediante el desarrollo de nuevos hábitos. Debido a que el cerebro está en constante evolución, puede establecer nuevas vías y hábitos neuronales. Las víctimas de un accidente cerebrovascular, por ejemplo, pueden recuperar la función cognitiva normal con entrenamiento. 

Los estudios han determinado que se necesitan veintiún días para establecer o romper un hábito. Este desarrollo de hábitos depende de nuestra capacidad para entrenar nuestro cerebro para desarrollar nuevas conexiones neuronales. Acciones complejas como conducir un vehículo son ejemplos de vías neuronales novedosas que se han desarrollado en el cerebro.

Cualquiera puede cultivar nuevos comportamientos y mejorar su calidad de vida siguiendo el camino de la naturaleza. Con suficiente resolución, puedes volver a cablear tus conexiones neuronales y redirigir tu cerebro. 

A continuación, se muestran algunos pasos sencillos a seguir:

Vigila de cerca tus acciones en todo momento. Se pueden ver patrones rítmicos y tranquilos en la naturaleza, y también se pueden encontrar en ti cualidades similares. Al reconocer que los malos hábitos no son culpa tuya, sino algo que adquiriste a lo largo del camino y que ha resultado en un patrón de comportamiento indeseable, podrás liberarte de ellos progresivamente.

  • Di «gracias»

Una actitud negativa te hará retroceder. Trata a cada obstáculo como una oportunidad para mejorar y acéptalo con gratitud. Fija una meta para expresar gratitud a cinco personas por algo que han hecho o por una cualidad que poseen. Haga que mostrar gratitud sea un hábito y aumentará su sensación general de bienestar.

  • Amor a la vida

La pasión es la energía, el poder o la fuerza que lo impulsa en la búsqueda de tu objetivo. Una idea es neutra si no va acompañada de pasión; no basta con repetir afirmaciones positivas. Pregúntate, ¿qué sentimientos asocias con el logro de tu objetivo? ¿Qué significado tiene para ti tu objetivo? Considera cómo te sientes mientras te concentras en tu propósito.

  • Ejercicio

Uno de los métodos más efectivos para redirigir su cerebro, combatir la depresión e incluso reducir su riesgo de Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas es realizar actividad física con regularidad. Numerosos estudios han demostrado que el ejercicio puede ayudar a estimular el desarrollo de neuronas en el cerebro al aumentar los niveles del factor neurotrófico (BDNF) en el cerebro. El factor neurotrófico definido bioquímicamente (BDNF) es una proteína que promueve el desarrollo de nuevas neuronas y conexiones (sinapsis). Intente combinar su rutina de ejercicios con un entorno estimulante (como una caminata en la naturaleza), que ayudará a la supervivencia e integración de estas neuronas recién formadas.

  • Sin acción

Sabemos que las personas felices por su disposición están dispuestas y son capaces de posponer la satisfacción. Si desean algo, pueden sopesar los costos y los beneficios de obtenerlo al instante. «Realmente quiero algo, pero si lo considero más a fondo, debería esperar», es una forma de pensar valiosa. Demuestra fuerza de voluntad y autocontrol. 

Considera este escenario: has gastado de más, pero ves cosas y las quieres de inmediato. Comprométete a ir al centro comercial cinco veces sin comprar nada hasta la quinta visita. Recorre, pero no compres nada hasta tu última visita. Con la experiencia, se acercará más al extremo superior del continuo de la gratificación retrasada, hacia donde gravitan naturalmente las personas con disposición feliz.

  • Crea una imagen mental de lo que quieres

El cerebro no distingue entre lo real y lo imaginado. Involucrarse en el ensayo mental de nuevos hábitos mejora tu capacidad para implementarlos en su vida diaria. Encuentra imágenes que sean consistentes con tu objetivo y dedica tiempo a imaginarlas todos los días para lograr tu objetivo.

  • Compañerismo

Elige personas ajenas a tu familia con las que te sientas cómodo y con las que puedas expresarte libremente y con dignidad, y que a su vez, respeten tu privacidad. Estar solo durante un período prolongado puede hundirte y limitar tu perspectiva.

Ningún hombre es una isla

Entero por sí mismo;

Cada hombre es un trozo de continente

Una parte de lo principal

Jonn Donne
  • Meditación u oración

Las personas que practican la meditación regular tienen un hipocampo más grande, un área del cerebro que regula la memoria, el aprendizaje y las emociones, y puede generar nuevas neuronas a lo largo de nuestras vidas; este proceso se conoce como neurogénesis o regeneración neuronal. Cualquier cantidad de tiempo dedicado a la reducción del estrés y la relajación será beneficiosa para el funcionamiento de su hipocampo.

La meditación estimula la parte del cerebro necesaria para generar las nuevas neuronas necesarias para desarrollar nuevos hábitos. (Imagen: Alexy Almond a través de Pexels)
  • Realiza acciones que sean coherentes con su objetivo

Tus acciones deben ser consistentes con lo que dices desear y viceversa. No es posible pensar y sentir de una manera mientras se actúa de otra. En otras palabras, si consume comida chatarra mientras repite afirmaciones sobre estar sano y activo, no podrás volver a cablear su cerebro. Además, no volverás a cablear tu cerebro si vas al gimnasio, pero te quejas de lo mucho que desprecias hacer ejercicio. Determina qué actividades son coherentes con tus ideas y qué disfrutas.

  • El poder de la repetición

El cambio requiere el desarrollo de un nuevo hábito. Después de todo, se basa en el adagio «úsalo o piérdelo». Practica conscientemente pensar, experimentar, imaginar y comportarse de acuerdo con tu propósito previsto. Se romperá el hábito inconsciente de repetir el pasado, y se le dará la oportunidad de reconfigurar su cerebro mientras todavía está en el presente.

Daniel Pinchbeck escribió: «Los humanos modernos se obsesionaron con una alucinación colectiva de tiempo lineal ignorando las espirales fractales del universo circundante».