Verdad, Inspiración, Esperanza

Tribunal de Hong Kong establece cargos contra comunista que atacó a practicantes de Falun Dafa

Leo Timm es un escritor y traductor que se centra en la política, la sociedad y las relaciones internacionales de China. Sígalo en Twitter en @soil_and_grain.
Published: 1 de noviembre de 2022
Cabinas informativas de Falun Dafa dañadas se ven en Hong Kong en diciembre de 2020 después de ser atacadas por el procomunista Hu Aimin. (Imagen: vía Faluninfo.net)

En un caso potencialmente significativo para el futuro de la libertad religiosa en Hong Kong, un tribunal local permitió que se presentaran cinco cargos penales por daños a la propiedad contra un hombre que destrozó puestos de información que promocionaban la práctica espiritual de Falun Gong y atacó a varios practicantes.

El acusado, Hu Aimin, de 47 años, fue arrestado el 24 de diciembre de 2020 luego de varios incidentes ese mes en los que atacó físicamente los puestos de información de Falun Gong en el distrito Wong Tai Sin de Kowloon y agredió a tres seguidores de la práctica.

Falun Gong, una disciplina espiritual de la Escuela Buda, está sujeta a una fuerte persecución por parte del régimen comunista en China continental, pero todavía se practica libremente en Hong Kong. Los practicantes de Falun Gong se han esforzado durante mucho tiempo por crear conciencia sobre la campaña mortal contra su fe, así como por exponer la ideología nociva y el desgobierno del Partido Comunista Chino (PCCh).

Hu había defendido sus acciones en ese momento como “patrióticas” y en línea con el espíritu de la Ley de Seguridad Nacional, que el Partido impuso en Hong Kong en junio de 2020. Afirmó que las reuniones públicas de Falun Gong eran “ilegales”, que “ insultó al país”, y que tenía “derecho a hacer cumplir la ley unilateralmente”.

Hu Aimin, el acusado de dañar los puestos callejeros de los practicantes de Falun Gong en Hong Kong. 
(Imagen: Sung Bi-lung/La Gran Época)

Sin embargo, el magistrado presidente Lee Chi Ho rechazó esta defensa en su fallo del 31 de octubre por considerar que «retuerce las palabras para apoyar un argumento falaz».

Según el razonamiento erróneo de Hu, el magistrado dijo que se podía «cometer un asesinato, un robo o un daño a la propiedad utilizando la Ley de Seguridad Nacional» como cobertura siempre que se tratara de «un discurso que insultara al país».

El caso que rodea las acciones de Hu ha sufrido varios retrasos. Su juicio comenzó el 4 de agosto de este año, pero una decisión judicial programada para el 18 de agosto se pospuso para el 18 de octubre y luego nuevamente para el 31 de octubre.

Y aunque el fallo de Lee del 31 de octubre establece cargos contra Hu por vandalismo, el veredicto final se pospone para el 1 de diciembre. Además, el presunto ataque de Hu contra los practicantes de Falun Gong no se incluyó entre los cargos.

La Ley de Seguridad Nacional (NSL) prohíbe toda expresión y reunión que Beijing considere amenazante o insultante para el estado comunista chino y su soberanía. Miles de hongkoneses han sido arrestados bajo la ley autoritaria; quienes son los organizadores de las manifestaciones a favor de la democracia de 2019-2020, miembros de la Alianza de Hong Kong dedicada a la memoria de la Masacre de Tiananmen, el magnate de los medios independientes Jimmy Lai, y recientemente, un pastor protestante acusado de sedición y discurso sedicioso.

Aunque Falun Gong aún no ha sido prohibido en Hong Kong y sus puestos callejeros siguen operando legalmente, el grupo religioso se ha visto sometido a una mayor presión a medida que aumenta el control manifiesto del PCCh sobre la ciudad, y los adeptos a esta práctica han sido acosados o agredidos y sus operaciones mediáticas atacadas por asaltantes desconocidos.

Mientras tanto, aunque las figuras políticas procomunistas de Hong Kong han presionado al gobierno de la ciudad para que tome más medidas al estilo continental contra Falun Gong, hasta ahora los funcionarios han eludido el tema.

Nota del Editor: 

Falun Dafa -también conocida como Falun Gong- es una disciplina de la Escuela Buda basada en tres principios universales de Verdad, Benevolencia y Tolerancia que elevan el estándar moral. Además consta de 4 ejercicios suaves y una meditación que mejoran el estado físico y se practican libremente en los parques de más de 100 países.

En 1999 comenzó una campaña de difamación y persecución hacia la disciplina iniciada por el excabecilla del régimen comunista chino Jiang Zemin. La persecución se extiende hasta hoy, ya que la facción de Jiang aun mantiene bajo su control el aparato represivo de China.