Verdad, Inspiración, Esperanza

China ha estado tratando de subvertir la Reserva Federal desde 2013: Informe del Senado

Neil vive en Canadá y escribe sobre sociedad y política.
Published: 27 de julio de 2022
Reserva Federal China
La bandera del Partido Comunista Chino cuelga junto a las barras y estrellas frente a la Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE) durante el lanzamiento de una OPI china el 23 de marzo de 2018 en la ciudad de Nueva York. Un nuevo informe publicado por un comité del Senado afirma, con base en su revisión de documentos internos de la Reserva Federal, que el PCCh ha estado tratando de subvertir a la Reserva Federal, con un éxito significativo, desde al menos 2013. (Imagen: Spencer Platt/Getty Images)

El Partido Comunista Chino ha estado trabajando arduamente para intentar subvertir los eslabones débiles en el banco central de Estados Unidos, la Reserva Federal, desde al menos 2013, según muestra un informe del Senado recientemente publicado.

Publicado el 26 de julio por la minoría republicana del Comité de Asuntos Gubernamentales y Seguridad Nacional del Senado (HSGAC, por sus siglas en inglés), el informe, titulado La amenaza de China para la Fed: influencia china y robo de información en los bancos de la Reserva Federal de EE. UU., afirmaba que el gobierno chino reinante ha sido exhaustivo en sus intentos de recabar información e influir en el eje del mundo financiero.

En un comunicado de prensa, el senador Rob Portman (republicano de Ohio) declaró que el PCC «está utilizando todas las herramientas a su disposición para infiltrarse y robar información valiosa».

MÁS SOBRE LOS CONFLICTOS DE INTERÉS DEL PARTIDO COMUNISTA CHINO

“Estoy preocupado por la amenaza a la Fed y espero que nuestra investigación, que se basa en los propios documentos de la Fed y se corresponde con las evaluaciones y recomendaciones hechas por el FBI, despierte a la Fed sobre la amplia amenaza de China a nuestra política monetaria”, añadió Portman.

El informe de 48 páginas citó el «análisis de contrainteligencia de la Reserva Federal» que identifica a 13 personas que «tienen conexiones con miembros conocidos del plan de reclutamiento de talentos chinos entre 8 de los 12 bancos de la Reserva Federal».

El grupo fue apodado «P-Network» (Red P).

En algunos ejemplos dados, un individuo de la red P potencialmente comprometido fue detenido por los ejecutores del PCCh en su hotel no menos de cuatro veces durante un viaje a Shanghái en 2019. 

El informe establece que los ejecutores del Partido amenazaron a la familia del individuo a menos que accedieran a proporcionar “información y asistencia económica”.

Aparentemente, la persona en cuestión mantenía una cuenta de WeChat en su teléfono celular, una conocida herramienta de vigilancia y gestión social que se hace pasar por una aplicación de chat empleada por el régimen comunista tanto dentro como fuera de China.

Durante la interacción, se intervinieron el teléfono y las computadoras de la persona, y toda la información de contacto de los dispositivos se descargó a través de WeChat.

También se presionó al individuo para que firmara un documento acordando no “discutir las interacciones”.

Además, el informe encontró «múltiples empleados de la Reserva Federal de Estados Unidos» que mantenían un espurio conflicto de intereses al mantener «estrechos vínculos» con el Banco Popular de China (PBoC), el banco central del PCCh.

Una de esas personas ocupó un puesto en PBoC en 2017 y, sin embargo, fue contratada por la Reserva Federal.

Además, se descubrió que «varios empleados de la Reserva Federal» mantenían «estrechos vínculos» con una amplia gama de «organizaciones académicas» asociadas al tristemente célebre Programa de los Mil Talentos del PCCh, un esfuerzo del Partido sancionado por el Estado para captar y reclutar a personas hábiles y prominentes en la comunidad internacional para que actúen como sus servidores.

Otro empleado de la Fed de la red P que tenía «conexiones con programas de captación de talentos chinos y patrones de viaje extensos e inusuales en China» se descubrió que era afín a Xinhua, el medio de propaganda del PCCh, hasta el punto de que invitaron a «funcionarios» tanto a Washington como a la ciudad donde se encuentra su sucursal de la Fed.

Si bien la lista de transgresiones encubiertas obvias es condenatoria y detallada, otro caso que plantea importantes interrogantes es el de un individuo con acceso a nada menos que los datos de la Junta de la Reserva Federal, que en realidad entregó un código de modelo para los datos a una universidad del PCCh vinculada al PBoC.

Según un informe del 26 de julio de Politico, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, desestimó las acusaciones del informe.

En una carta a Portman, Powell declaró que la Reserva Federal se toma en serio su política de seguridad de la información y, en principio, estaría preocupada por “cualquier acusación justificable de irregularidades”.

Sin embargo, el presidente siguió con su razonamiento al afirmar: «En contraste, estamos profundamente preocupados por lo que creemos que son insinuaciones injustas, sin fundamento y sin verificar del informe sobre miembros particulares del personal».

El informe del HSGAC afirma en particular que la Reserva Federal «no tomó ninguna medida para actualizar sus políticas para tener en cuenta las amenazas de China hasta que el Comité inició su investigación».

La eficacia y el éxito del PCCh en comprometer a individuos de alto nivel en la sociedad estadounidense está lejos de ser una noticia de última hora.

En julio de 2021, se conoció la noticia de que varios jueces de la Corte Federal de EE. UU., e incluso el juez de la Corte Suprema Samuel Alito, se habían desempeñado como profesores invitados en la Universidad de Pekín en China

La Universidad es conocida por ser una operación del Frente Unido del PCCh, una campaña de subversión encabezada por un exlíder de una agencia de inteligencia del Partido. 

Un informe de 2019 publicado por el think tank australiano Strategic Policy Institute afirmaba que «las organizaciones de ultramar, a menudo vinculadas al sistema de frente unido del PCCh y que se solapan con sus esfuerzos de influencia política» suelen estar «pagadas para gestionar la mayoría de las estaciones [de los Mil Talentos].»

En otro caso de abril de 2021, el director adjunto de investigación extramuros de los NIH, el Dr. Michael Lauer, le dijo a un comité del Senado que hasta 500 «científicos de interés» estaban bajo investigación por dedicar hasta «50 a 60 por ciento» de su tiempo en China continental.

No obstante, en marzo, el Departamento de Justicia de la Administración Biden decidió poner fin a la “Iniciativa China”, iniciada en 2018 bajo el presidente Trump con el fin de erradicar y eliminar las iniciativas de transferencia de tecnología y espionaje económico del PCCh.

El jefe de la División de Seguridad Nacional, Matthew Olsen, afirmó que la Iniciativa de China “alimentó una narrativa de intolerancia y parcialidad” y estaba teniendo un efecto negativo en la colaboración y el reclutamiento científico de los Estados Unidos.

El presidente Powell está listo para anunciar otra ronda de aumentos en la tasa de interés clave de la Fed el 26 de julio.

En junio, el banco subió 75 puntos básicos, su mayor aumento en casi 30 años, elevando la tasa al 1,5 por ciento después de reducir las tasas a casi cero después de que la histeria por la pandemia de COVID-19 sacudiera la economía mundial.