Verdad, Inspiración, Esperanza

Desmantelan importante operación de drogas en Oregón vinculada a cárteles chinos

La redada tenía “todas las características de una operación de cártel”, dijeron los agentes antidrogas.
Alina Wang escribe noticias sobre China para Vision Times.
Published: 22 de junio de 2022
Oregón drogas cárteles chinos
Se muestra a un trabajador caminando dentro de un invernadero de cannabis ubicado cerca de Safed, Israel, el 7 de marzo de 2011. (Imagen: Uriel Sinai a través de Getty Images)

Los agentes de control de drogas en el estado de Oregón concluyeron una investigación de dos años el 14 de junio después de realizar seis redadas simultáneas que resultaron en cinco arrestos y la incautación de múltiples sitios de cultivo ilegal de marihuana, desmantelando efectivamente una operación internacional de drogas vinculada a dos cárteles chinos. 

Los agentes dijeron que las ganancias de los sitios de cannabis se estaban lavando a través de restaurantes chinos y otros negocios en los que predomina el efectivo, y agregaron que los cárteles estaban usando armas y tácticas de intimidación para obligar a las personas a trabajar con ellos. 

Según el Centro de Control de Drogas de Oregón (CODE), las plantas de cannabis cultivadas en 20 ubicaciones en estos sitios en el centro de Oregón supuestamente se enviaron a Portland para su distribución en todo el país. 

RELACIONADO:

La redada se llevó a cabo con la cooperación de varias agencias de inteligencia, incluida la Respuesta de Emergencia de Oregón Central (CERT), los equipos SWAT del condado de Deschutes, así como aviones de apoyo y otras agencias de aplicación de la ley. Un informe inicial del canal de noticias local 21 dijo que los arrestos se realizaron en la ciudad de Madrás, ubicada en el condado de Jefferson. 

El sargento del CODE Kent Vander Kamp dijo a The Epoch Times que la operación era extensa y tenía «todas las características de una operación de cártel», añadiendo que los arrestos serían probablemente «la mayor redada en la historia del condado de Jefferson».

Armas. Intimidación. Lavado de dinero internacional’

Además de las detenciones y las operaciones de blanqueo de dinero, las fuerzas del orden también «descubrieron tecnología vinculada al gobierno chino», dijo Vander Kamp, añadiendo que la «operación contaba con equipos de procesamiento que procedían del gobierno chino», entre los que se encontraba una estación de llenado de cartuchos de bolígrafos para vapear con un sello fiscal del gobierno chino.

“Eso significa que en algún momento el equipo tuvo que pasar por el gobierno para exportarlo”, dijo a The Epoch Times.  

Los líderes de la operación también contratarían trabajadores no calificados, principalmente de México y Honduras, y les ofrecerían “empleos legales” ganando miles de dólares cada mes para “trabajar en una granja”. Muchos inmigrantes chinos que llegaron a los EE. UU. con la esperanza de encontrar trabajo en restaurantes también fueron arrastrados a la red de drogas, agregó Vander Kamp. 

Después de llegar a los EE. UU. a través de California o Texas, los trabajadores serían llevados a las granjas de cultivo y capacitados en el trabajo. En el momento de los arrestos, muchos de ellos aún vivían en estos sitios y, a menudo, el cartel los trasladaba.

Diez trabajadores fueron detenidos, identificados, entrevistados y luego liberados por detectives, dijo Vander Kamp, y agregó que no serán acusados ​​ya que están “clasificados como testigos”.

“Les hemos proporcionado recursos y los hemos puesto en contacto con el consulado chino”, agregó. 

Las ganancias de las ventas de marihuana fueron “lavadas a través de restaurantes chinos y otras empresas que operan en Oregón antes de ser enviadas de regreso a China disfrazadas de transacciones comerciales internacionales”, dijo Vander Kamp.

“Seguimos el dinero desde Madrás, Oregón, hasta Hong Kong”. 

‘Investigaciones extremadamente complejas y peligrosas’ 

El ex alguacil del condado de Jefferson, Marc Heckathorn, dijo a los periodistas durante una conferencia de prensa el 14 de junio que aún se estaba llevando a cabo una investigación y que los detectives estaban “procesando y recopilando pruebas después de que se limpiaron las propiedades”.

Heckathorn, quien renunció a su cargo a partir del 20 de junio, expresó su agradecimiento a “todas las agencias que nos enviaron personal y recursos de todo el estado para ayudarnos y a la comunidad en general por su paciencia esperando que desarrollemos adecuadamente el caso».

“Los casos de narcotráfico organizado son investigaciones extremadamente complejas y peligrosas”, dijo. 

La cantidad de dinero en efectivo y marihuana incautada en la operación aún no se ha revelado ya que el IRS aún está procesando e investigando los fondos. Tampoco está claro si el régimen chino está al tanto del fracaso y la escala de las operaciones del cártel en Oregón y en todo el noroeste del Pacífico.