Verdad, Inspiración, Esperanza

Rusia prueba un nuevo misil RS-28 capaz de «atacar cualquier objetivo en la Tierra»

Alina Wang escribe noticias sobre China para Vision Times.
Published: 21 de abril de 2022
Prueba de eyección del misil balístico intercontinental Sarmat en marzo de 2018 en el cosmódromo de Plesetsk. (Imagen: a través del Ministerio de Defensa de Rusia)

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha anunciado ayer (21 de abril) que su país ha probado con éxito el misil balístico intercontinental Sarmat, elogiando la capacidad de carga nuclear del arma de poder «atacar cualquier objetivo en la Tierra».

El RS-28 Sarmat -apodado «Satán II» por los analistas occidentales- es uno de los misiles de nueva generación de Rusia que, según se informa, puede transportar una carga útil de 10 toneladas, incluidas las armas nucleares, y apuntar a varios lugares a la vez. Putin ha calificado la ojiva de «invencible» y hará que otros países «se lo piensen dos veces» sobre las capacidades de defensa del Kremlin.

El misil estuvo en desarrollo durante varios años y está destinado a ser utilizado como una mejora del actual método de lanzamiento del Kremlin en la época de la Guerra Fría.

El arsenal actualizado de Rusia también incluye los misiles hipersónicos Kinzhal y Avangard, clasificados como misiles que pueden viajar al menos cinco veces más rápido que la velocidad del sonido (alrededor de 3.836 millas por hora). También pueden cambiar de dirección en pleno vuelo, lo que los convierte en un arma estratégica formidable y casi imposible de interceptar, a diferencia de los misiles balísticos anteriores.

LECTURA RELACIONADA:

Rusia y su misil hipersónico

El mes pasado, Rusia dijo que había utilizado el misil hipersónico Kinzhal por primera vez para atacar un objetivo en Ucrania -donde las tropas rusas participan en una «operación militar especial» desde el 24 de febrero-, aunque la mayor parte del mundo lo ha calificado de «invasión no provocada» por parte de Moscú.

«Les felicito por el exitoso lanzamiento del misil balístico intercontinental Sarmat», dijo Putin al ejército ruso en declaraciones televisadas el miércoles por la mañana.

«Esta arma verdaderamente única reforzará el potencial de combate de nuestras fuerzas armadas, garantizará de forma fiable la seguridad de Rusia frente a las amenazas externas y hará que se lo piensen dos veces aquellos que, en plena retórica agresiva, intentan amenazar a nuestro país», dijo Putin, añadiendo que «el nuevo complejo tiene las más altas características tácticas y técnicas y es capaz de superar todos los medios modernos de defensa antimisiles».

El Ministerio de Defensa de Rusia dijo que la prueba del misil tuvo lugar «con éxito» en el cosmódromo de Plesetsk, en el norte de Rusia, y entregó ojivas de entrenamiento en el campo de pruebas de Kura, en la península de Kamchatka, en el Extremo Oriente del país.

«El Sarmat es el misil más potente y con mayor alcance de destrucción de objetivos del mundo, que aumentará significativamente el poder de combate de las fuerzas nucleares estratégicas de nuestro país», dijo el ministerio el 20 de abril.