Verdad, Inspiración, Esperanza

Mujeres norcoreanas ‘alquiladas’ a China para trabajar desaparecen de su alojamiento en Shanghái

Alina Wang escribe noticias sobre China para Vision Times.
Published: 24 de marzo de 2022
En una foto tomada el 21 de enero de 2021, dos mujeres posan para una foto leyendo un periódico con un informe realizado por el líder norcoreano Kim Jong Un en el Octavo Congreso del Partido de los Trabajadores de Corea (PTC), en una calle de Pyongyang. (Imagen: KIM WON JIN/AFP vía Getty Images)

Se presume que veinte mujeres norcoreanas que trabajaban para una empresa de ropa en Shanghái desaparecieron de su alojamiento junto con su gerente en febrero, un caso que las autoridades chinas y norcoreanas mantuvieron en silencio hasta que Radio Free Asia (RFA) informó de ello el 22 de marzo.

El gobierno autoritario de Corea del Norte «alquila a sus ciudadanos» como mano de obra virtualmente esclava a empresas de Asia, y el régimen de Pyongyang se queda con la mayor parte de sus ingresos pagados en forma de las tan necesarias divisas. A los trabajadores norcoreanos enviados al extranjero se les somete a pruebas de lealtad, se les mantiene en condiciones similares a las de una prisión y se les amenaza con castigos severos, incluso con la ejecución, si intentan desertar.

«A mediados de febrero, un grupo entero de mujeres norcoreanas que trabajaban en una empresa de ropa en Shanghai desapareció cuando se suponía que estaban en cuarentena», dijo el 19 de marzo al Servicio Coreano de RFA una fuente que vive en la ciudad costera nororiental de China, Dalian.

«Las 20 trabajadoras (…) y su gerente se habían ido, y el propietario de la empresa china que las contrató llamó al gerente norcoreano, pero éste no contestó al teléfono, así que [el propietario] fue a la residencia para descubrir que todas habían desaparecido», dijo la fuente, que pidió el anonimato por razones de seguridad.

LEE TAMBIÉN: Personas encerradas en Shenzhen, China, suben a los tejados para protestar contra la política tortuosa de «COVID cero»

Medidas desesperadas

Las fuentes creen que las trabajadores del sector textil y su gerente arriesgaron sus vidas en un intento desesperado de buscar refugio. Hoy siguen huyendo porque China desafía habitualmente las políticas de las Naciones Unidas sobre los refugiados y envía a los desertores norcoreanos de vuelta a su país para que sean castigados o algo peor.

China y Rusia suelen eludir las prohibiciones de la ONU sobre el uso de los trabajos forzados de los norcoreanos concediéndoles visados de «estudiante» o «turista» para que puedan trabajar legalmente en otros países.

La ONU afirma que «cualquier repatriación de los desertores supondría una violación del artículo 3 de la Convención de la ONU contra la Tortura, o UNCAT, que exige que ningún gobierno expulse, devuelva o extradite a una persona a otro país cuando haya motivos suficientes para creer que será sometida a tortura».

Mientras que muchos norcoreanos huyen de su país cruzando la frontera del río Yalu hacia China, la huida de los trabajadores enviados a otros países es poco frecuente porque el gobierno sólo envía a sus «ciudadanos más leales al extranjero y los vigila de cerca», informó RFA.

Una vez en China, los refugiados suelen intentar eludir su captura viajando después a países del sudeste asiático, como Malasia y Tailandia.

Según el periódico del Partido de los Trabajadores de Corea, Rodong Sinmun, el número de deserciones norcoreanas al Sur ha disminuido en 2020 en medio de la pandemia de coronavirus. Desde marzo de 2020, Pyongyang cerró sus fronteras y elevó el nivel de alerta del país al más alto de los tres niveles del año pasado. También se dijo a todos los trabajadores humanitarios extranjeros que abandonaran el país en diciembre de 2020.

Pyongyang es conocido por castigar a los familiares de los fugados, denominándolos «desertores», y a menudo son ejecutados si son encontrados y devueltos a Corea del Norte. La fuente dijo que, tras la fuga de las trabajadoras, el propietario de la empresa textil denunció inmediatamente a las mujeres y a su gerente ante el consulado norcoreano en Beijing.

«El consulado solicitó la cooperación de la policía china y está tratando de seguirles la pista, principalmente mediante la vigilancia de las estaciones de ferrocarril que cercanas a la frontera», dijo la fuente, y añadió que «el consulado norcoreano está en estado de emergencia para averiguar si ya escaparon y están en el sudeste asiático o ya han entrado en Corea del Sur».

Decenas de miles de trabajadores norcoreanos en China

La RFA estimó a principios de este año que decenas de miles de trabajadores norcoreanos estaban empleados en China antes de que comenzara la pandemia en Wuhan, pero el endurecimiento de las medidas de confinamiento observado en los últimos meses en todo el continente eliminó muchos de los puestos de trabajo que ocupaban.

Los confinamientos por la nueva ola de brotes relacionados con la variante Omicron en China, más las estrictas restricciones de viaje impuestas por Beijing antes de los Juegos Olímpicos de Invierno, provocaron una disminución de los trabajadores norcoreanos.

«Las fábricas de procesamiento de alimentos, de ropa y de productos electrónicos, en las que trabajan muchos norcoreanos, están cerradas desde principios de diciembre. Los trabajadores norcoreanos fueron muy afectados», dijo a RFA en enero un corresponsal en la ciudad fronteriza china de Dandong.

La fuente de Dandong dijo que los trabajadores norcoreanos suelen buscar trabajo en China, a pesar de que Pyongyang se apodera del 75 por ciento de sus ingresos porque «comen mucho mejor» de lo que lo harían en su país, pero las interrupciones en el suministro provocadas por las estrictas medidas «Cero-COVID» del régimen chino han eliminado ese incentivo.

Según un informe elaborado por el Departamento de Estado de Estados Unidos sobre el tráfico de personas en Corea del Norte, se calcula que entre 20.000 y 80.000 norcoreanos trabajan actualmente en China, aunque es probable que esa cifra haya disminuido exponencialmente desde el inicio de la pandemia.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!