Verdad, Inspiración, Esperanza

La cobertura mediática poco fiable ensombrece el impacto sobre los civiles en la guerra ruso-ucraniana

Darren es un aspirante a escritor que desea compartir o crear historias para el mundo. Es un fanático de Star Wars y un aficionado a la historia. Encuentra temas agradables, reconfortantes o interesantes en cualquier medio escrito.
Published: 24 de marzo de 2022
A medida que continúa la invasión rusa de Ucrania, los informes poco fiables de los medios no dejan claro cuántos civiles quedan atrapados en el fuego cruzado. (Imagen: Chris McGrath a través de Getty Images)

Las operaciones militares de Rusia en Ucrania han persistido durante un mes y, naturalmente, han surgido informes de bajas civiles y luchas. Sin embargo, entre la cobertura mediática inexacta y la poca confiabilidad de Internet, no hay una imagen clara de lo que realmente está sucediendo en Ucrania. 

Muerte y destrucción

Hasta el sábado 19 de marzo, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos (ACNUDH) informó que se registraron 2.361 bajas civiles, incluidas 902 muertes y 1.459 heridos. Entre las muertes, hubo 827 adultos y 75 niños.

El ACNUDH señaló que el recuento de víctimas puede ser mayor que el registro oficial.

Si bien la muerte y la destrucción infligidas a los civiles se han difundido en gran medida en los medios de comunicación mundiales, la validez de estos informes y el impacto de los ataques rusos siguen sin estar claros. 

Por ejemplo, en la ciudad de Mariúpol, Ucrania afirmó que cientos de personas murieron después de que las fuerzas rusas bombardearan un teatro y un hospital de maternidad. El Servicio Estatal de Emergencia (SES) de Ucrania también afirmó que una universidad y varios edificios fueron bombardeados el viernes 18 de marzo, matando a uno e hiriendo a 11.

En la ciudad de Merefa, varias fuentes informaron que 21 personas murieron luego de que una escuela y un centro comunitario fueran destruidos por ataques con misiles.

Desafortunadamente, es difícil verificar las afirmaciones, ya que a los rescatistas les ha resultado difícil llegar a los sitios mientras continúan los tiroteos.

Sin embargo, a diferencia de los informes de los medios de comunicación mundiales, Rusia afirma que no ha estado atacando deliberadamente a civiles. El Kremlin señaló que sus bombardeos de lugares civiles fueron daños accidentales y colaterales. 

Rusia también dijo que los ciudadanos ucranianos estaban muy cerca de sus propias fuerzas armadas, por lo que lamentablemente estaban cerca del fuego cruzado.

En una decisión criticada por las naciones occidentales, el Kremlin no decidirá sobre la “resolución sobre la situación humanitaria en Ucrania”. Pero Rusia no ha retirado la resolución por completo, dijo el embajador ruso Vassily Nebenzia en el Consejo de Seguridad de la ONU el jueves 17 de marzo.

LEE TAMBIÉN: Famoso francotirador canadiense dado por muerto en Ucrania está vivo y sigue en el frente

Situación civil

Putin lanzó la invasión alegando “desmilitarizar” Ucrania y purgar el liderazgo de la influencia extremista “nazi”. Rusia anexó previamente la península de Crimea de Ucrania en 2014 en medio de más de una década de controversia entre Moscú y Occidente sobre Ucrania, un antiguo territorio del Imperio Ruso y la Unión Soviética. Rusia no quiere que Ucrania sea miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) o de la Unión Europea (UE).

Si bien tanto Rusia como Ucrania alegan diferentes agendas para el conflicto, los civiles están sufriendo en el país devastado por la guerra. Las imágenes de toda Ucrania han ayudado a ilustrar lo que atraviesan los civiles en una guerra moderna. Los edificios, como apartamentos y otras áreas residenciales, han sido arrasados; ciudadanos, heridos o muertos, yacían en camillas; y millones han huido a otras partes de Europa, incluidas Polonia, Rumania, Moldavia, Hungría, Eslovaquia, Rusia y Bielorrusia.

The Guardian entrevistó a cinco ucranianos sobre sus experiencias compartidas sobre la invasión. Una de ellas, una periodista llamada Evgenija, dijo que le resultaba imposible creer que estaba ocurriendo una guerra. 

Una profesora de inglés en Kharkiv, Nika, expresó su conmoción y desconcierto ante la posibilidad de una ocupación rusa. 

El diseñador gráfico Vik expresó la noticia «aplastante» de los ataques. 

La científica de datos Karina, que se encuentra en Medio Oriente, compartió su desesperación por sus padres que todavía están en Ucrania. Por el contrario, su hermana en Rusia cree que Ucrania tiene la culpa de comenzar la guerra.

El licenciado en derecho Dmytro, de 24 años, dijo que regresaba a casa desde Ginebra para unirse al ejército ucraniano, temeroso por su familia en Kiev, Ucrania.

Al igual que Karina, la dueña de un perro de rescate, Oleksandra, dijo que su madre en Moscú creía en la narrativa de la guerra del presidente ruso Vladimir Putin, contada por la BBC.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!