Verdad, Inspiración, Esperanza

Senador Marco Rubio cuestiona a la administración Biden: “No necesitamos una gota del petróleo de Maduro”

Published: 10 de marzo de 2022
Senador Marco Rubio. Captura de pantalla de YouTube Senator Marco Rubio

El senador de Florida Marco Rubio cuestionó durante una audiencia en el Senado a una alta funcionaria del Departamento de Estado al conocerse que una delegación estadounidense viajó a Venezuela para iniciar negociaciones sobre petróleo con el dictador Nicolás Maduro.

La subsecretaria para Asuntos Políticos del Departamento de Estado, Victoria Nuland, compareció el pasado 8 de marzo ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado. 

Rubio le preguntó a Nuland si Estados Unidos reconocía a Juan Guaidó como presidente de Venezuela, a lo que la subsecretaria respondió: 

“Reconocemos su liderazgo en Venezuela”.

El senador Rubio volvió a preguntar: “¿Lo reconocemos como el presidente de Venezuela? ¿No es esa nuestra postura oficial”

“Esa es”, afirmó Nuland.

La subsecretaria Nuland asistió al senado para participar en una audiencia audiencia sobre la invasión rusa de Ucrania.

Durante la audiencia el senador Marco Rubio continuó preguntando a la subsecretaria.

Rubio cuestionó por qué el gobierno se reunió con el dictador Nicolás Maduro sin avisar primero a Guaidó o al embajador en Estados Unidos.

“Coordinamos antes con ellos. Nos reunimos con la oposición antes de esa reunión”.

Sin embargo, Rubio afirmó que la delegación se reunió con la oposición después, pero mantuvo su postura de que fue al contrario.

“No necesitamos una gota del petróleo de Maduro”

Como parte del análisis de las medidas tomadas por la administración Biden contra el gobierno de Vladimir Putin por su escalada bélica, el senador Jim Risch, miembro principal de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, expresó a la funcionaria su satisfacción de que la administración haya cortado las compras de petróleo a Rusia, pero alertó sobre el viaje de la delegación estadounidense a Venezuela.

“Estamos en la envidiable posición de tener las reservas de petróleo y gas necesarias para aumentar la producción en nuestro propio país justo bajo nuestros pies. Me sorprende que la administración consienta a los dictadores cuando podemos satisfacer nuestras propias necesidades sin mancharnos las manos de sangre”.

Los delegados de Washington llegaron «en un momento delicado», de acuerdo con The Epoch Times, «ya que los legisladores estadounidenses están presionando al gobierno del presidente Joe Biden para que reinicie el proyecto del oleoducto Keystone XL en un intento de aliviar los altísimos precios del gas a raíz de la guerra de Rusia en Ucrania”.

Según dijo Rubio, Venezuela produce menos del 1% del petróleo mundial porque está mal administrada “por criminales corruptos e incompetentes”.

“Un acuerdo petrolero con Maduro tendrá un impacto insignificante en nuestros precios de la gasolina, pero proporcionará al régimen de Maduro millones de dólares para que los roben”.

“Estados Unidos puede producir fácilmente otros 200.000 barriles al día”, añadió.

El senador Rubio también hizo hincapié en que la industria petrolera venezolana se encuentra en ruinas tras años de mala gestión debido a la corrupción de la dictadura venezolana.

“En un buen día, producen aproximadamente una cuarta parte” de lo que solía producir antes Venezuela, dijo el senador.

Según Rubio la única razón por la que Biden envió una delegación para reunirse con Maduro es porque está rodeado de izquierdistas que desde hace tiempo tienen ese deseo y ese propósito: “quieren establecer relaciones con Venezuela y con Cuba”.

“A este país no le hace falta ni una gota de petróleo de Nicolás Maduro. Nosotros importamos de Rusia 200.000 barriles diarios», dijo Rubio, “Eso lo podemos producir aquí, en Estados Unidos”.

Cuando se conoció el pasado lunes acerca de la visita secreta al dictador venezolano por parte de la delegación de Joe Biden, Rubio denunció tal decisión.

“Que Biden organice reuniones secretas con el narcoterrorista Maduro sin siquiera informar a los venezolanos que han sufrido y arriesgado todo oponiéndose a Maduro es una vil traición a Venezuela”.

Durante la audiencia en el senado, el republicano también preguntó a la funcionaria si esta acción del gobierno de Biden era parte de una estrategia del gobierno para detener a Putin en su ofensiva sobre Ucrania, o si era parte de un cambio general más amplio hacia Venezuela.

Nuland respondió: “No hay un cambio en nuestra estrategia hacia Venezuela”. 

Estados Unidos reconoce a Juan Guaidó como el Presidente interino de esa nación.

El 10 de enero de 2019, Nicolás Maduro intentó iniciar un segundo mandato ilegítimo como presidente, tras las elecciones presidenciales de 2018 que fueron ampliamente condenadas como fraudulentas.  

Juan Guaidó, como presidente de la Asamblea Nacional (AN), invocó el 23 de enero la Constitución venezolana en lo que respecta a las vacantes en el cargo de presidente para asumir el papel de presidente interino.

Estados Unidos está involucrado al mismo tiempo en negociaciones que se realizan en México junto con 19 países y la Unión Europea para buscar una solución negociada en Venezuela y para restaurar la democracia en el país.  

“Si Biden hace un trato con Maduro por el petróleo que no necesitamos, habrá condenado a #Venezuela a vivir bajo una dictadura narcosocialista durante una generación y le habrá dado un gran impulso al régimen en Cuba”, escribió Rubio en Twitter.
Fuente: Twitter Marco Rubio. @marcorubio

La última reunión se realizó el pasado 15 de febrero de 2022, donde las participantes reafirmaron su decisión de seguir adelante en crear las condiciones necesarias para fomentar unas elecciones legislativas y presidenciales creíbles, inclusivas y transparentes , a más tardar en 2024, y para confirmar su apoyo a una oposición democrática inclusiva, diversa y unificada en Venezuela.

La situación en Venezuela sigue planteando una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional y la política exterior de los Estados Unidos.  

El pasado 3 de marzo de 2022, la administración Biden decidió prorrogar una vez más la Orden Ejecutiva 13692 (ley de emergencia nacional), contra Venezuela que está vigente desde 2015 por violaciones sistemáticas de los derechos humanos y por corrupción.

Tras la llegada de la delegación enviada por Biden, de inmediato se pudo apreciar el resultado de la negociación con Maduro, pues este manifestó su intención de continuar con la mesa de diálogo que se realiza en México, y también liberó a dos ciudadanos estadounidenses que tenía prisioneros.

Según la subsecretaria para Asuntos Políticos del Departamento de Estado, Victoria Nuland, los esfuerzos del gobierno de Biden para detener la brutal guerra de Putin contra Ucrania, incluyen la prohibición de importar petróleo ruso.

“Cada gota de petróleo ruso consumida es otra gota de sangre ucraniana derramada”, dijo Nuland en una entrevista con CNN.

Para Rubio eso fue una “traición” a quienes luchan por la libertad contra el también brutal régimen en Venezuela.

Captura de pantalla de la entrevista de la subsecretaria Victoria Nuland con CNN. Fuente Twitter @UnderSecStateP

“La Casa Blanca ofreció abandonar a quienes buscan la libertad de Venezuela a cambio de una cantidad insignificante de petróleo y este anuncio del narco dictador Maduro”, agregó Rubio.

La Casa Blanca, al parecer, negoció directamente con Maduro la liberación de estos prisioneros.

De acuerdo con Eric Tucker, de la agencia AP, altos funcionarios de la administración le dijeron que Roger Carstens presionó mucho a Maduro para que liberara a todos los estadounidenses encarcelados en Venezuela. No quisieron decir por qué estos dos en particular fueron liberados, pero dijeron que la puerta está abierta para futuros compromisos.

Roger Carstens, es el Enviado Presidencial Especial para Asuntos de Rehenes, según el Departamento de Estado.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!