Verdad, Inspiración, Esperanza

Joe Biden busca «en secreto» un acuerdo petrolero con Venezuela

Published: 7 de marzo de 2022
Joe Biden y Nicolás Maduro. Fuente: Senador Marco Rubio, Twitter, @marcorubio

El presidente Joe Biden envió una delegación a Venezuela para reunirse con el presidente socialista Nicolás Maduro, supuestamente para discutir la compra de petróleo venezolano.

Medios estadounidenses como The New York Times informaron que altos funcionarios de la Casa Blanca de Biden e importantes empresarios petroleros estadounidenses viajaron “en secreto” a Venezuela para reunirse en privado con Nicolás Maduro.

La administración de Biden busca llegar a un acuerdo con Maduro para quitarle sanciones a cambio de que Venezuela reanude su producción de gas y petróleo y le venda exclusivamente a Estados Unidos y Europa.

Sería esta una forma de dejar de depender de Rusia en cuanto al petróleo pero sin renunciar al proyecto ecológico demócrata, dijeron algunos medios.

Pero por otro lado la estrategia de Biden ha recibido críticas inmediatas porque sería depender entonces de un régimen hostil que además está muy cerca -geográficamente- de EE. UU.

“Es un error que la Administración Biden mendigue petróleo de Venezuela y legitime el régimen comunista de Maduro durante una visita oficial. Estados Unidos debería responsabilizar a Maduro mientras aumenta la producción nacional de energía para que no tengamos que depender de regímenes hostiles para obtenerla”, escribió el gobernador de Florida, Ron DeSantis.

Al querer reemplazar las importaciones de Rusia con las de Venezuela también se intenta aislar a Putin de un aliado en Latinoamérica, y se quiere infligir sobre Rusia, el golpe de quitarle la principal herramienta de control que tiene Putin con Europa.

“Sería bueno que Biden tuviera una política energética sólida sin obstaculizar la producción de petróleo a nivel nacional antes de empeorar las cosas”, alertó el ex asesor económico de la Casa Blanca, Vance Ginn.

¿Moneda de cambio?

En este contexto “raro”, como describió el Wall Street Journal a este encuentro entre Maduro y los funcionarios enviados por Biden, o encuentro “sorpresivo”, y “secreto” según otros medios, no debemos olvidar que Maduro le está reclamando a EE. UU. la liberación del presunto lavador de dinero y aliado suyo, Alex Saab, que fue extraditado a EE. UU. desde Cabo Verde a finales de 2021 para ser procesado.

Hace solo unos días Maduro reiteró su rechazo al “secuestro del diplomático, víctima de una maniobra judicial que desconoce su estatus y sus derechos humanos”, comunicó la Cancillería de Venezuela

“La propuesta de nuestro presidente Nicolás Maduro está en la mesa de diálogo, si EE. UU. quiere negociar con Venezuela, libera al diplomático venezolano Alex Saab”, escribió el periodista venezolano, Mario Moreno.

Estados Unidos rompió relaciones diplomáticas con Maduro, y cerró su embajada en Caracas, en 2019.

Tras las sanciones de 2017 y 2019, y debido a la mala gestión económica, Venezuela sufrió un colapso total de su producción de petróleo.

Sin embargo, con la recuperación del precio del petróleo en 2021, y luego de alcanzar un acuerdo con Rusia e Irán para recibir inversiones y reanudar la producción, Venezuela pudo seguir exportando petróleo

El precio del crudo se ha disparado a nivel internacional a la luz de la actual guerra entre Rusia y Ucrania.

Con los precios del crudo subiendo por encima de los 100 dólares por barril, Venezuela, que alberga las mayores reservas de petróleo del mundo y es uno de los miembros fundadores de la OPEP, ha duplicado con creces su producción de petróleo desde finales de 2020 y los expertos creen que hay más espacio para que la producción crezca.

No obstante, el atractivo del petróleo venezolano está pendiente el asunto de las violaciones sistemáticas de los derechos humanos en ese país, y de la ilegitimidad de Maduro desde las elecciones de 2018.

“Cómo Putin está masacrando ucranianos, el gobierno Biden quiere sustituir el petróleo ruso por petróleo venezolano, porque Maduro solo masacra venezolanos y eso debe de ser asunto interno”, escribió el periodista español Luis del Pino, en Twitter.

Estados Unidos viene imponiendo sanciones de manera permanente contra el régimen de Maduro por sus violaciones de los derechos humanos.

En marzo de 2021, Joe Biden, prorrogó por un año más, el decreto de emergencia dictado contra el régimen de Caracas por su violación de los derechos humanos.

“El 8 de marzo de 2015, el Presidente emitió la Orden Ejecutiva 13692, declarando una emergencia nacional con respecto a la situación en Venezuela, incluyendo la erosión del Gobierno de Venezuela de las garantías de los derechos humanos, la persecución de los opositores políticos, el recorte de las libertades de prensa, el uso de la violencia y las violaciones de los derechos humanos y los abusos en respuesta a las protestas antigubernamentales, y el arresto y la detención arbitraria de los manifestantes antigubernamentales, así como la presencia exacerbada de la corrupción gubernamental significativa”.

Desde ese año viene siendo prorrogada la emergencia contra Maduro, y en 2022 Biden puede o no volver a prorrogar la Orden Ejecutiva que califica al régimen de Caracas como una amenaza para EE. UU.

“Las circunstancias descritas en la Orden Ejecutiva 13692, y las posteriores Órdenes Ejecutivas emitidas con respecto a Venezuela, no han mejorado, y siguen representando una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional y la política exterior de los Estados Unidos”, dice el texto de la prórroga.

Hasta ahora Maduro fue aliado de Putin

Venezuela socialista Maduro ha estado del lado de Putin apoyando la operación militar en Ucrania.

“Venezuela reafirma su condena a las acciones desestabilizadoras contra Rusia alentadas por sectores imperiales, agrupados en la OTAN, que pretenden socavar la paz y la seguridad del país euroasiático”, dijo la Cancillería de Venezuela en un comunicado.

Maduro se ha hecho eco de las acusaciones de nazismo contra Zelensky y ha culpado a Estados Unidos de la guerra entre Rusia y Ucrania.

“Sostuve una conversación telefónica con el presidente, Vladimir Putin, le ratifiqué la condena de Venezuela a las acciones desestabilizadoras de la OTAN. Reiteré la firme disposición en favor del entendimiento y el diálogo, como vía para la preservación de la Paz”, compartió en Twitter el día 1 de marzo.

Sin embargo, a pesar de sus declaraciones a favor de Rusia, el jueves 3 de marzo, en un discurso transmitido por Venezolana de Televisión, Maduro afirmó que Venezuela está lista para venderle petróleo y gas a Estados Unidos.

Aseguró que el país actualmente está produciendo 1 millón de barriles de crudo diarios y que en poco tiempo se elevará a 3 millones.

“Invito a inversionistas de Europa, Estados Unidos, Asia y América del Sur. Ahí está el petróleo venezolano, que es un petróleo seguro para darle estabilidad al mundo, incluyendo a Estados Unidos”, dijo.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!