Verdad, Inspiración, Esperanza

El alcalde de Nueva York presenta un plan para reforzar a la policía tras el aumento de la delincuencia

A Jonathan le encanta hablar de política, economía y filosofía. Tiene perspectivas únicas sobre todo, lo que lo convierte en una mezcla bastante extraña de liberal-conservador con una veta de pensamiento austriaco independiente.
Published: 26 de enero de 2022
El alcalde de Nueva York, Eric Adams, se dirige a los medios de comunicación en el hospital de Harlem el 21 de enero de 2022 en la ciudad de Nueva York. Un agente murió y el otro permanece en estado crítico en el hospital de Harlem. Los agentes fueron el blanco de varios disparos mientras respondían a una llamada de violencia doméstica cerca de la 32ª comisaría de Harlem. (Imagen: Alexi Rosenfeld vía Getty Images)

El alcalde de la ciudad de Nueva York, el demócrata Eric Adams, presentó un plan para terminar con la violencia de las armas en la metrópoli desde que se produjera un aumento de los tiroteos en los últimos dos años, en medio del inicio de la pandemia y del movimiento «desfinanciar a la policía». 

«La violencia armada es una crisis de salud pública… No hay tiempo para esperar. Debemos admitir que el mar de la violencia proviene de muchos ríos, debemos poner un dique a todos los ríos que alimentan esta crisis mayor… Los neoyorquinos verán y sentirán estos cambios rápidamente… Reforzaremos la aplicación de la ley, desplegaremos más agentes en las calles y en el metro, y pondremos nuestros tribunales a pleno rendimiento. Y también invertiremos en la prevención a largo plazo», dijo Adams en una rueda de prensa.

En 2020, los tiroteos aumentaron un 100% en comparación con el año anterior; los asesinatos aumentaron un 44%. En 2021, los tiroteos y los asesinatos subieron de nuevo; el número de asesinatos está en su nivel más alto desde 2011.

Nuevo alcalde

En un documento de 15 páginas, Adams, que asumió el cargo después del año nuevo, esbozó varias medidas que se tomarán en NYC para frenar el problema de la violencia con armas de fuego. La policía de Nueva York hará lo siguiente: mejorar sus actuales Unidades de Seguridad Pública con nuevos equipos de seguridad en los barrios; poner más empeño en el patrullaje; ampliar su colaboración con la policía estatal; añadir más esfuerzos de detección en los puntos de entrada a la ciudad; aumentar los recursos de la División de Supresión de la Violencia Armada; y utilizar nueva tecnología para identificar a las personas que llevan armas.

Además, Adams quiere potenciar a los interruptores del Sistema de Gestión de Crisis (CMS) en toda la ciudad. 

«Nuestro sistema CMS es una red creíble y extremadamente eficaz en la reducción de la violencia armada, pero se ha visto obstaculizado por la ineficiente burocracia gubernamental. Nos basaremos en el ya exitoso trabajo de los interruptores de la violencia del CMS y nos aseguraremos de que tengan los recursos necesarios para hacer su trabajo», afirma el documento.

El plan pretende impulsar a la policía de Nueva York hacia una «labor policial específica y de precisión», centrándose en los 30 distritos de la ciudad donde se produce el 80% de la violencia. Adams quiere que haya menos agentes en los despachos y pretende que haya más en las calles. El plan también busca más recursos federales y estatales. 

Un grupo de organizaciones, Queens Defenders, Neighborhood Defender Service of Harlem, Bronx Defenders, Brooklyn Defender Services y Legal Aid Society, han acogido con satisfacción algunas de las medidas del plan de Adams. Pero también han criticado la vigilancia y las estrategias punitivas del plan. 

«Hacemos un llamamiento a la Legislatura para que rechace las propuestas erróneas del alcalde de basarse en enfoques punitivos desacreditados y se centre en invertir en nuestras comunidades», declararon las organizaciones.

En una entrevista con The Epoch Times, Patrick Lynch, presidente de la Asociación Buena Policía, el mayor sindicato policial de la ciudad, dijo que el alcalde Adams tiene «toda la razón» sobre el mensaje que se transmite en las calles: que no hay consecuencias por llevar o usar armas ilegales. 

El sindicato lleva varios años pidiendo una solución para las armas ilegales, dijo. Ahora que Adams ha esbozado un plan, Lynch cree que pronto comenzará el «verdadero trabajo».

«Además de las medidas propuestas hoy, necesitamos un retroceso inmediato de todo el régimen político que penaliza a los agentes de policía por enfrentarse proactivamente a los infractores de la ley. Necesitamos penas más duras, impuestas sistemáticamente, para los delitos con armas de fuego. Y necesitamos más recursos para aliviar a los policías sobrecargados en primera línea», dijo Lynch.

El nuevo plan de Adams llega en un momento en el que cinco policías han sido tiroteados este año. Keechant Sewell, el Comisionado entrante de la policía de Nueva York, ha pedido a los comandantes de las comisarías que elijan a los candidatos para la unidad antiarmas modificada. Los candidatos seleccionados tendrán que recibir una formación especial. El trabajo de la unidad será alejar las armas ilegales de las calles.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!