Verdad, Inspiración, Esperanza

Nueva York y Washington registran el mayor número de casos de COVID-19 a pesar de las estrictas restricciones y el alto nivel de vacunación

A Jonathan le encanta hablar de política, economía y filosofía. Tiene perspectivas únicas sobre todo, lo que lo convierte en una mezcla bastante extraña de liberal-conservador con una veta de pensamiento austriaco independiente.
Published: 30 de diciembre de 2021
El alcalde Bill de Blasio quiere que los niños de 5 a 11 años sean vacunados a pesar de la tasa de mortalidad extremadamente baja por COVID-19 en este grupo de edad. (Imagen: Michael M. Santiago / Getty Images)

A medida que la variante Omicron se extiende por los Estados Unidos, las regiones azules de Nueva York y Washington D.C. presentan el mayor número de casos per cápita. Ambas zonas han impuesto duras restricciones a la COVID-19, pero siguen ocupando los primeros puestos en cuanto a infecciones.

Según el rastreador de COVID-19 del NYT, los casos de COVID-19 en Washington, D.C. por cada 100.000 residentes en los últimos siete días son 293, muy por encima de la media nacional de 81. Nueva York ocupa el segundo lugar con 191 casos. 

Florida, liderada por los republicanos, sólo registró 124 casos. Nueva York y Washington D.C. impusieron mandatos de mascarilla, largos confinamientos y la vacunación masiva. En cambio, Florida nunca ha instituido un mandato de mascarilla. El gobernador Ron DeSantis incluso tomó medidas para proteger a los trabajadores contra los mandatos de vacunación impuestos por sus empleadores.

Hasta el 27 de diciembre, las hospitalizaciones en todo el estado de Nueva York eran 5.526. Eso es un aumento del 190% desde el 1 de noviembre y el total más alto desde el 23 de febrero. La Dra. Mary T. Bassett, comisionada de salud del estado, está presionando para que los niños sean vacunados a pesar de que las tasas de mortalidad entre los jóvenes han sido extremadamente bajas. 

«Tenemos que aumentar la vacunación infantil, especialmente en el grupo de edad de 5 a 11 años», dijo Basset a la NBC. Las hospitalizaciones pediátricas se han duplicado en las últimas tres semanas, reveló.

Según los datos del estado de Nueva York, aproximadamente el 88,6 por ciento de su población mayor de 18 años ha recibido al menos una dosis de la vacuna COVID-19. Entre los niños, el 27 por ciento ha recibido al menos una dosis.

El estado de Nueva York representa ahora el 45% de los nuevos casos de COVID-19 en el país. El 26 de diciembre, Estados Unidos registró 181.948 casos; sólo en Nueva York se produjeron 82.350 de estas infecciones.

La gobernadora demócrata del estado de Nueva York, Kathy Hochul, también firmó una ley que convertirá en delito la falsificación de las tarjetas de vacunación contra el COVID-19. 

«Estas nuevas leyes nos ayudarán a mejorar nuestra respuesta a la pandemia, a tomar medidas enérgicas contra el uso fraudulento de los registros de vacunación, y nos ayudarán a entender mejor las áreas de mejora que necesitamos hacer en nuestro sistema de atención médica para que podamos estar aún más preparados en el futuro», dijo Hochul en una declaración del 22 de diciembre.

En la ciudad de Nueva York, el 27 de diciembre, el alcalde demócrata Bill de Blasio obligó a las empresas del sector privado a vacunar a sus empleados. Lo calificó como un «día histórico» para la ciudad al implementar el «mandato de vacunación más estricto» de Estados Unidos. 

«Estoy 110% convencido de que esto era lo correcto, sigue siendo lo correcto, particularmente con la ferocidad de la variante omicron», declaró de Blasio. El alcalde también está exigiendo a los niños de tan solo cinco años que muestren una prueba de vacunación contra la COVID-19 para participar en actividades, como comer en un restaurante.

En Washington D.C., la alcaldesa demócrata Muriel Bowser reintrodujo un mandato de mascarilla para interiores que entró en vigor el 21 de diciembre. El mandato estará en vigor hasta el 31 de enero. También insiste en que todos los empleados, contratistas, becarios y beneficiarios del gobierno de Washington D.C. estén completamente vacunados contra el COVID-19, y les exige que se inoculen las dosis de refuerzo. El 85% de los ciudadanos de Washington D.C. están vacunados.