Verdad, Inspiración, Esperanza

El 59% de los demócratas de EE. UU. quiere arresto domiciliario para los no vacunados, el 48% pide campamentos de cuarentena: encuesta

Neil vive en Canadá y escribe sobre sociedad y política.
Published: 18 de enero de 2022
democratas eeuu
Miembros de los Socialistas Demócratas de América se reúnen frente a un edificio propiedad del entonces presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, el 1 de mayo de 2019 en la ciudad de Nueva York. Las encuestas de Rasmussen Reports encontraron que una sorprendente mayoría de votantes demócratas desean que se apliquen políticas totalitarias de respuesta a la pandemia a los no vacunados, como campos de cuarentena y arresto domiciliario, en marcado contraste con los republicanos y los no afiliados. (Imagen: Spencer Platt/Getty Images)

La mayoría de los votantes demócratas apoyan que los mandatos del gobierno central cada vez más extremos se impongan a los no vacunados, según una nueva encuesta.

Las opiniones contrastan marcadamente con las adoptadas por los encuestados republicanos y no afiliados. 

Rasmussen publicó el 13 de enero los resultados de una encuesta telefónica realizada el 5 de enero a 1016 «votantes probables» en una serie de ocho preguntas realizadas por el Heartland Institute y Rasmussen Reports, que revelan hallazgos polarizados.

Seis de las ocho preguntas investigaron la tolerancia y la posición de los estadounidenses hacia las medidas intrusivas y autoritarias que se desplegarán contra los no vacunados, mientras que las dos restantes buscaron examinar la opinión pública sobre el presidente Joe Biden y el director del NIAID, Anthony Fauci.

LECTURA RELACIONADA:

El informe de resultados de Rasmussen tiene cuidado de señalar la afiliación política entre los encuestados como «probable».

La compañía define su metodología de encuesta como la utilización de un sistema automatizado que garantiza que «cada encuestado escuche exactamente la misma pregunta, de la misma voz, con la misma inflexión cada vez».

Explica además: “Después de completar las encuestas, los datos sin procesar se procesan a través de un programa de ponderación para garantizar que la muestra refleje la población general en términos de edad, raza, género, partido político y otros factores”. 

“Se requiere el paso de procesamiento porque diferentes segmentos de la población contestan el teléfono de diferentes maneras. Por ejemplo, las mujeres contestan más el teléfono que los hombres, las personas mayores están más en casa y contestan más que las personas más jóvenes, y los residentes rurales suelen contestar el teléfono con más frecuencia que los residentes urbanos”.

La primera pregunta que se hizo sobre las medidas contra la pandemia fue: “¿Estaría usted muy a favor, algo a favor, algo en contra o muy en contra de una propuesta para que los gobiernos federal o estatal multen a los estadounidenses que decidan no vacunarse contra el COVID-19?

En respuesta, Rasmussen afirmó que “el 55% de los votantes demócratas apoyaría tal propuesta, en comparación con solo el 19% de los republicanos y el 25% de los votantes no afiliados”.

A continuación, la encuesta planteaba la pregunta de qué pensaban los estadounidenses sobre la perspectiva de emplear el arresto domiciliario perpetuo para los no vacunados: «¿Estaría usted muy a favor, algo a favor, algo en contra o muy en contra de una propuesta para limitar la propagación del coronavirus haciendo que los gobiernos federales o estatales exijan que los ciudadanos permanezcan confinados en sus casas en todo momento, excepto en caso de emergencia, si se niegan a vacunarse contra el COVID-19?«

Los resultados publicados por la firma fueron inequívocos cuando afirmó que “el cincuenta y nueve por ciento (59%) de los votantes demócratas estaría a favor” de la medida. Rasmussen señaló que, por el contrario, «dicha propuesta tiene la oposición del 61% de todos los votantes probables, incluido el 79% de los republicanos y el 71% de los votantes no afiliados».

En la cuarta pregunta se pedía a los encuestados su posición sobre la implantación de campos de cuarentena para los no vacunados cuando se preguntaba hasta qué punto se opondrían a «una propuesta para limitar la propagación del coronavirus haciendo que los gobiernos federales o estatales exijan que los ciudadanos vivan temporalmente en instalaciones o lugares designados si se niegan a vacunarse contra el COVID-19«.

La encuesta dijo: “El cuarenta y cinco por ciento (45%) de los demócratas estaría a favor de que los gobiernos exijan que los ciudadanos vivan temporalmente en instalaciones o lugares designados si se niegan a recibir una vacuna contra el COVID-19”.

Rasmussen señaló que el 71 por ciento de todos los votantes se opuso a la idea, y aclaró que “el 78% de los republicanos y el 64% de los votantes no afiliados dijeron que se opondrían firmemente a poner a los no vacunados en ‘instalaciones designadas’”.

El examen también pedía a los encuestados que revelaran su apetito por la censura cuando preguntaba en qué medida se oponían a «una propuesta para que los gobiernos federales o estatales multen o encarcelen a las personas que cuestionen públicamente la eficacia de las vacunas COVID-19 existentes en las redes sociales, la televisión, la radio o en publicaciones en línea o digitales«.

Los resultados revelaron que “Casi la mitad (48%) de los votantes demócratas piensan” a favor de la pregunta formulada, en marcado contraste con “solo el 27% de todos los votantes, incluido solo el 14% de los republicanos y el 18% de los votantes no afiliados” que “favorecen castigo criminal de los críticos de las vacunas”.

A continuación, Rasmussen pidió a los encuestados que declararan su nivel de tolerancia hacia un estado de vigilancia tecnocrática cuando preguntó hasta qué punto se opondrían, si es que se oponen, «a que los gobiernos federales o estatales exijan a los ciudadanos no vacunados que utilicen una aplicación de teléfono inteligente o un dispositivo portátil que rastree a las personas no vacunadas para garantizar que estén en cuarentena o que se distancien socialmente de los demás«.

Los resultados fueron nuevamente consistentes, “el 47% de los demócratas está a favor de un programa de seguimiento del gobierno para aquellos que no recibirán la vacuna COVID-19”, en comparación con “alrededor de dos tercios (66%) de los votantes probables” que se opusieron a la perspectiva.

En la última pregunta, Rasmussen cuestionó si los encuestados consideraban que un gobierno central debería confiscar la custodia de los hijos de los no vacunados cuando preguntó hasta qué punto se opondrían a «una propuesta para retirar temporalmente a los padres la custodia de sus hijos si los padres se niegan a tomar la vacuna COVID-19«.

Esta parecía ser una línea dura para la izquierda política. El consenso entre los demócratas cayó bruscamente cuando solo «el veintinueve por ciento (29%) de los votantes demócratas» dijo que «apoyaría» tal medida, afirmó Rasmussen.

No obstante, la empresa observó un fuerte contraste proporcional en la tolerancia entre la izquierda, la derecha y los no afiliados: «Es mucho más del doble del nivel de apoyo en el resto del electorado -el 7% de los republicanos y el 11% de los votantes no afiliados- a dicha política».

En una mayor aclaración de sus hallazgos, Rasmussen dijo que “más votantes negros (63%) que blancos (45%), hispanos (55%) u otras minorías (32%)” estaban a favor de la política central de vacunación obligatoria de Joe Biden para lugares de trabajo.

Los resultados también parecieron correlacionar la favorabilidad de las medidas autoritarias contra los no vacunados directamente con aquellos que siguen siendo partidarios acérrimos de Joe Biden, “Entre los votantes que tienen una impresión muy favorable de Biden, el 51% está a favor de que el gobierno coloque a los no vacunados en ‘instalaciones designadas’, y el 54% está a favor de imponer multas o penas de prisión a los críticos de las vacunas». 

“Por el contrario, entre los votantes que tienen una opinión muy desfavorable de Biden, el 95% está en contra de las ‘instalaciones designadas’ para los no vacunados y el 93% está en contra del castigo penal para los críticos de las vacunas”, reveló la encuesta.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!