Verdad, Inspiración, Esperanza

Juegos Olímpicos de Invierno: China aplica medidas extremas en Xi’an

Lucy Crawford, nacida y criada en China, vive en Canadá desde hace más de 20 años. Lucy siente una gran simpatía por los chinos y el sufrimiento humano en general. Con una maestría en educación y habiendo trabajado en varias profesiones, ahora traduce y escribe sobre historias situadas en la China antigua y moderna. Vive en Calgary con su esposo y cuatro hijos.
Published: 14 de enero de 2022
El 22 de diciembre de 2021, trabajadores de prevención de epidemias de Xi'an caminan en un área acordonada. (Imagen: STR/AFP vía Getty Images)

La ciudad septentrional de China, Xi’an, se encuentra bajo confinamiento en toda la ciudad desde el 23 de diciembre. El 27 de diciembre se intensificaron las medidas de control. Los residentes se han atrincherado en sus casas, los servicios esenciales, como la compra de alimentos y el acceso a la atención médica, están prácticamente paralizados, e Internet está inundado de mensajes de angustia y peticiones de ayuda.

Un nuevo documento obtenido por el Epoch Times muestra que el gobierno provincial ha emitido instrucciones internas que exigen que se tomen medidas duras para ganar la guerra contra el virus, ya que los Juegos Olímpicos de Invierno están a la vuelta de la esquina. En otras palabras, los Juegos Olímpicos de Invierno son una prioridad política y no deben ser interrumpidos.

Hasta ahora, en Xi’an, epicentro chino de la nueva oleada de COVID-19, aún no se ha anunciado ninguna muerte por el virus. Sin embargo, en Internet y en los medios de comunicación se han registrado múltiples casos de víctimas mortales o abortos como consecuencia de las extremas medidas de prevención de las autoridades. 

Las autoridades anteponen los Juegos Olímpicos de Invierno a la vida de las personas. 

Un documento obtenido por el Epoch Times de la provincia de Shaanxi confirma que las instrucciones internas de las autoridades en materia de prevención de epidemias eran garantizar el buen funcionamiento de los Juegos Olímpicos de Invierno como prioridad absoluta.

El 26 de diciembre de 2021, el Comando de Prevención de Epidemias de la Municipalidad de Xi’an remitió a las jurisdicciones inferiores un discurso del gobernador de la provincia de Shaanxi, Zhao Yide, sobre la prevención y el control de epidemias.

En el discurso, pronunciado el 24 de diciembre, Zhao subrayó que deben tomarse medidas extremas para «detener la cadena de transmisión». Subrayó que «con los Juegos Olímpicos de Invierno a la vuelta de la esquina», cualquier nuevo contagio de la epidemia en la provincia de Shaanxi «perturbaría la situación nacional y empañaría la imagen del país».

En su discurso de 5.300 palabras, Zhao sólo mencionó los medios de vida de la población en tres frases y en el contexto de garantizar la estabilidad social. No dijo nada específico sobre las necesidades de la vida diaria de la gente, como el suministro de alimentos y la atención médica.

Según la nota oficial de la Comisión Provincial de Salud de Shaanxi, no se registraron muertes por infecciones en la provincia desde el 9 de diciembre de 2021 hasta el 9 de enero de 2022.

Los datos no cuentan las vidas perdidas en relación con el confinamiento de la ciudad, incluidos los bebés perdidos en abortos espontáneos y los familiares perdidos debido a la denegación de acceso a los servicios de emergencia. 

Los datos oficiales de China sobre el COVID-19, que incluyen el número de muertos, han sido cuestionados por la comunidad internacional. George Calhoun, uno de los principales analistas de datos de Estados Unidos y director del Programa de Finanzas Cuantitativas del Instituto Tecnológico Stevens, escribió recientemente en Forbes que la tasa de mortalidad del COVID-19 en Estados Unidos es 800 veces superior a las cifras oficiales de China, lo que sugiere que los informes oficiales de China no son muy creíbles.

El 4 de enero de 2022, una residente de Xi’an publicó en Weibo su experiencia de aborto debido a la campaña de prevención de la epidemia. 

Una residente de Xi’an que perdió a su bebé antes de Año Nuevo publicó recientemente en Weibo que la pareja ya había puesto nombre a su bebé, pero el hospital se negó a admitirla porque vivía en una «zona controlada» y perdió trágicamente al bebé el 29 de diciembre.

La ex madre embarazada dijo que «entiende lo difícil que es luchar contra la epidemia» y que «quizá la vida de la gente corriente no tenga valor alguno». Lo que no sabe es que su tragedia está relacionada con los próximos Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing.

El 22 de diciembre de 2021, trabajadores de prevención de epidemias de Xi’an caminan en un área acordonada. 
(Imagen: STR/AFP vía Getty Images)

¿Quién es responsable de la pérdida de vidas en Xi’an?

Según los informes públicos de los medios de comunicación chinos, los miembros del personal del hospital privado implicado en el caso de aborto involuntario fueron sancionados por las autoridades. Varios funcionarios del gobierno recibieron advertencias dentro del partido, y sólo una persona fue suspendida de su trabajo.

Sin embargo, según los comentarios en línea de los ciudadanos de Xi’an, el hospital privado no fue el único que se negó a prestar asistencia médica por motivos de prevención de epidemias. Otros hospitales estatales también rechazaron a muchas personas que buscaban ayuda. No se ha informado públicamente de que ningún hospital estatal haya sido responsabilizado por las autoridades.

Tampoco se han exigido responsabilidades a nadie del sistema sanitario de Xi’an. La realidad es que la Comisión de Salud de Xi’an no fue la que aplicó las políticas de prevención y control de la epidemia extrema, sino que se limitó a seguirlas, según un documento interno obtenido por The Epoch Times.

La única persona sospechosa de haber perdido su trabajo por las muertes en la prevención de epidemias en Xi’an es Liu Jun, director de la Administración de Recursos de Datos de Xi’an. La razón oficial aducida fue «incompetencia en el desempeño de sus funciones», pero los medios de comunicación chinos afirman que puede estar relacionada con el colapso del sistema de códigos sanitarios de Xi’an, «One Code Pass».

Varios medios de comunicación chinos han publicado artículos sobre Liu Jun y el «One Code Pass», dando a entender que el incompetente director es el culpable del descontento público en Xi’an.

Li Linyi, comentarista de temas de actualidad, analizó el asunto diciendo: «Los medios oficiales chinos, dentro y fuera de China, están dirigiendo la opinión pública. Hay que culpar a alguien del desastre humanitario de Xi’an. Tal y como están las cosas, la Administración de Big Data de Xi’an, así como su antiguo director Liu Jun, podrían ser el chivo expiatorio para el gobierno municipal de Xi’an, alguien para que la gente desahogue sus quejas».  Sin embargo, el pueblo chino ya no se deja engañar fácilmente por el partido, por lo que la madre que perdió a su bebé publicó que «la vida de la gente corriente no vale nada».

Dijo que el documento interno expuesto por The Epoch Times también había confirmado que el gobierno provincial de Shaanxi tenía como principal objetivo político de que los Juegos Olímpicos de Invierno no debían ser interrumpidos. «El PCCh está impulsando medidas extremas de prevención de epidemias para cuidar su imagen internacional, despreciando por completo la vida y la muerte de la gente».

En otras palabras, es probable que la futura prevención de epidemias en Xi’an sea aún más draconiana y extrema.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!