Verdad, Inspiración, Esperanza

110 millones de personas se ven afectadas por el bloqueo en la provincia china de Henan

Darren es un aspirante a escritor que desea compartir o crear historias para el mundo. Es un fanático de Star Wars y un aficionado a la historia. Encuentra temas agradables, reconfortantes o interesantes en cualquier medio escrito.
Published: 7 de enero de 2022
Los residentes hacen cola para recibir pruebas de coronavirus COVID-19 como parte de un programa de pruebas masivas en Zhengzhou, en la provincia central de Henan en China, el 5 de enero de 2022 (Imagen: STR / CNS / AFP a través de Getty Images).

La provincia de Henan, en el centro de China, fue sometida a un «bloqueo parcial» por los funcionarios del gobierno local el miércoles 5 de enero. Cuando un brote de COVID-19 golpea la provincia, el bloqueo detiene los viajes y el movimiento público durante una semana.

Cierres de Henan

Según el medio estatal de noticias, The Global Times, el gobierno local de Henan declaró un «bloqueo parcial» el miércoles para frenar la propagación de la pandemia COVID-19 después de que surgiera un brote en la provincia.

Se establecieron mandatos de bloqueo en varias ciudades de la provincia, incluidas Yuzhou, Shangqiu y Zhengzhou. Una campaña de pruebas masivas y restricciones en toda la provincia de Henan ha dado como resultado la identificación de alrededor de 64 nuevas infecciones hasta el jueves 6 de enero, la mayoría de ellas provenientes de la ciudad de Xuchang.

A pesar de que se registraron tres casos positivos, todos ellos asintomáticos, en la ciudad de Yuzhou, a quienes viven allí se les ordenó no abandonar la ciudad el 2 de enero debido a que se estaban implementando fuertes restricciones. 

Un comunicado del gobierno emitido el martes dice que, por cada dos días, los hogares de Yuzhou solo podían «enviar a una persona a comprar lo necesario para la vida diaria» en ciertos lugares, informó Reuters.

Según el secretario de Xuchang del PCCh, Shi Genzhi, la fuente del brote en Yuzhou aún no se ha determinado.

«La tarea de prevención y control del virus sigue siendo difícil y exigente», dijo Shi.

La capital de Henan, Zhengzhou, que alberga a 12,6 millones de personas, fue sometida a un bloqueo mucho más estricto el 3 de enero después de que se encontraron dos casos positivos de COVID-19 en salas de mahjong, funerales y reuniones familiares. 

Según el South China Morning Post (SCMP), las pruebas masivas comenzaron el miércoles después de que se identificara el primer caso el lunes, y más de 990.000 personas se hicieron las pruebas posteriormente. Como resultado, el jueves se informaron seis infecciones.

Además de las órdenes de quedarse en casa, se les dijo a los residentes que no se fueran de Zhengzhou a menos que fuera necesario.

The Global Times también informó que Zhengzhou cortó sus servicios de autobús y taxi, y también cerró «centros comerciales, museos y atracciones turísticas».

En Shangqiu se emitió un aviso en el que se informaba a sus residentes de que no se les permitía salir de la ciudad «por motivos no esenciales». Aquellos que deseen obtener la aprobación de los funcionarios del PCCh en Henan por motivos médicos o de negocios deben demostrar que han dado negativo en las pruebas del coronavirus en las «48 horas anteriores a la hora de salida prevista».

Las restricciones impuestas parecen estar funcionando en la ciudad noroccidental de Xi’an, que fue puesta bajo llave durante dos semanas después de que se reportaron tres casos. El teniente de alcalde de la ciudad, Xu Mingfei, dijo que «básicamente logró» cero transmisión social, pero no ha confirmado cuándo finalmente terminará el cierre.

Desde entonces, el brote y las restricciones resultantes han afectado a la gente de Xi’an. Recientemente, varios empleados del hospital fueron despedidos o suspendidos, luego de un caso de un bebé que nació muerto, cuando a su madre se le negó la entrada al hospital cuando su prueba se consideró inválida. Con la suspensión de los sistemas de transporte, la ciudad también sufrió una escasez de alimentos que sumió a los ciudadanos en la desesperación y los llevó a cambiar sus posesiones terrenales por mera comida.

En la ciudad de Shanxi, después de que el torniquete de una estación de tren dio positivo en la prueba, las autoridades advirtieron a los ciudadanos que se “quedaran adentro” mientras que las escuelas y otros negocios debían cesar sus operaciones el jueves.

En general, en toda China continental, hasta el 4 de enero se notificaron más de 102.932 «casos sintomáticos confirmados», tanto locales como importados. A pesar de los casos reportados, se informa que no hubo nuevas muertes.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!