Verdad, Inspiración, Esperanza

Beijing advierte sobre ‘medidas drásticas’ mientras Taipei dice que el conflicto ‘no es la respuesta’

Darren es un aspirante a escritor que desea compartir o crear historias para el mundo. Es un fanático de Star Wars y un aficionado a la historia. Encuentra temas agradables, reconfortantes o interesantes en cualquier medio escrito.
Published: 4 de enero de 2022
TAIPEI, TAIWÁN - 11 DE ENERO: La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, habla con los medios de comunicación después de emitir su voto en las elecciones presidenciales del 11 de enero de 2020 en Taipei, Taiwán. (Imagen: Carl Court / Getty Images)

El miércoles 29 de diciembre de 2021, Beijing advirtió al gobierno de Taiwán que tomará «medidas drásticas» si este último intenta luchar por la independencia formal. En respuesta, el 1 de enero, la presidenta taiwanesa Tsai Ing-wen envió una advertencia al gobierno comunista, afirmando que «el conflicto militar no es la respuesta».

A medida que llega el nuevo año, también aumentan las tensiones entre los dos gobiernos asiáticos, iniciando un nuevo período de incertidumbre y conciencia en el escenario político.

Las ‘provocaciones’ de Taiwán

Reuters informó que la China comunista amenazó a la República de China (República de China) gobernada democráticamente con «medidas drásticas» en un aparente intento de ejercer influencia sobre la isla. 

Según Ma Xiaoguang, portavoz de la Oficina de Asuntos de Taiwán, China siempre ha tenido la intención de una «reunificación pacífica» con la isla de Taiwán. Sin embargo, si las «fuerzas separatistas» de Taiwán intentan luchar por la independencia formal, Beijing contraatacará.

Ma también ha afirmado que la crisis en el Estrecho de Taiwán se volvería más complicada en los próximos meses, ya que las mencionadas «fuerzas separatistas» y la «intervención externa» de otras naciones continúan influyendo en el área.

“[En 2022], la situación del Estrecho de Taiwán se volverá más compleja y severa”, dijo.

El miércoles, el Consejo de Asuntos del Continente de Taiwán pidió a Beijing que «reflexione seriamente sobre su trabajo hacia Taiwán y haga un juicio correcto sobre la situación». El Consejo también afirmó que sigue respetando la política de “no provocar” para garantizar la paz en el Estrecho de Taiwán.

El Partido Comunista Chino (PCCh) ha afirmado que gobierna Taiwán como su propio territorio y ha hecho cumplir su poderío militar y presión política para amenazar la isla. En los últimos años, el gobierno comunista hizo varios movimientos en el Estrecho de Taiwán, poniéndolo en problemas con otras naciones que apoyan a la República de China.

A lo largo de 2021, el Ejército Popular de Liberación (EPL), gobernado por los comunistas, desplegó numerosos escuadrones de aviones militares en la zona de identificación de defensa aérea de Taiwán (ADIZ), apenas alcanzando las fronteras establecidas entre el continente y la isla. 

Beijing también envió sus flotas a las profundidades del Mar de China Meridional, patrullando territorios reclamados a través de islas en el Pacífico.

El presidente Xi Jinping dijo en su discurso de Año Nuevo que la reunificación de «la patria» es mutuamente deseada por la gente tanto del continente como de la isla.

«Espero sinceramente que todos los hijos e hijas de la nación china unan fuerzas para crear un futuro más brillante para nuestra nación», dijo.

Advertencia de año nuevo

En respuesta a las amenazas de Beijing, la presidenta Tsai Ing-Wen abrió el año nuevo con un mensaje para el PCCh, advirtiendo al gobierno comunista que no actúe agresivamente en sus intentos de «reunificación».

«Debemos recordar a las autoridades de Beijing que no juzguen mal la situación y que eviten la expansión interna del ‘aventurerismo militar'», dijo en su discurso de Año Nuevo el domingo.

Tsai también insistió en que tanto Taipei como Beijing deben trabajar juntos para garantizar la paz entre las personas de ambos lados del Estrecho. 

«El ejército definitivamente no es una opción para resolver los desacuerdos a través del Estrecho», dijo. «Los conflictos militares afectarían la estabilidad económica».

A raíz de las preocupaciones por los derechos humanos y después de entrometerse en las elecciones legislativas de Hong Kong, así como de los arrestos del personal del medio de comunicación a favor de la democracia Stand News, Taiwán afirmó que continuará vigilando la crisis.

«Nos mantendremos firmes en nuestra soberanía, defenderemos los valores de la libertad y la democracia, defenderemos la soberanía territorial y la seguridad nacional, y mantendremos la paz y la estabilidad en la región del Indo-Pacífico», dijo Tsai.

A pesar de la derrota de la República de China en la Guerra Civil China y la retirada resultante a la isla de Taiwán en 1949, el gobierno ha persistido durante décadas, desafiando el control del PCCh. 

A medida que aumentan las tensiones entre Estados Unidos y China, Taiwán se ha colocado en un lugar más destacado en los asuntos globales, ya que más democracias anuncian su apoyo a la República de China.

A pesar de no ser reconocido como un gobierno formal en el escenario global, Taipei ha recibido apoyo no oficial de estas naciones, que culminó en varias tensiones militares dentro del Mar de China Meridional. 

Incluso naciones como Polonia, la República Checa, Lituania y Estonia, países que alguna vez estuvieron bajo el paraguas de la Unión Soviética comunista, prometieron su apoyo informal a Taiwán.

Estados Unidos y Japón también están en conversaciones sobre la protección de la isla en caso de que Beijing lance una invasión armada, proponiendo establecer una base de operaciones conjunta a lo largo de la cadena de islas Nansei de Japón.

A pesar de su postura contra el PCCh, Taiwán aún no está decidido a boicotear los próximos Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!