Verdad, Inspiración, Esperanza

Las cadenas de suministro internacionales se ven perjudicadas por la política ‘Cero Covid’ de Beijing

A Jonathan le encanta hablar de política, economía y filosofía. Tiene perspectivas únicas sobre todo, lo que lo convierte en una mezcla bastante extraña de liberal-conservador con una veta de pensamiento austriaco independiente.
Published: 29 de diciembre de 2021
Las estrictas reglas de China para lidiar con COVID-19 están empeorando las crisis de la cadena de suministro. (Imagen: pixabay / CC0 1.0)

La pandemia de COVID-19 ha interrumpido la logística internacional durante casi dos años y las políticas extremadamente estrictas de COVID-19 del régimen chino solo están empeorando las cosas. Beijing está siguiendo una política de «Cero COVID» cuando se trata de lidiar con la pandemia según la cual el régimen priorizará la supresión de la propagación del virus por encima de las actividades económicas. Como consecuencia, los puertos de China han estado bajo una inmensa tensión, lo que ha afectado a los envíos globales.

China insiste en que todos los miembros de la tripulación a bordo de un barco se sometan a pruebas antes de que el barco atraque. Si se sospecha que una sola persona está infectada por COVID-19, todos en el barco deberán ser puestos en cuarentena por un período de al menos 14 días. 

En tales casos, los barcos tendrán que ponerse en cuarentena frente a la costa en las áreas de anclaje. Esto ha provocado aún más congestión en los puertos. Los miembros de la tripulación que regresan del servicio deben permanecer en cuarentena durante siete semanas, creando así un problema de escasez de mano de obra.

“Todas las compañías navieras están cumpliendo con las nuevas reglas de China para las medidas de cuarentena para los miembros de la tripulación nacional china como parte de su estricta política de cero COVID. Pero realmente es una situación difícil para nosotros y para las tripulaciones que tienen que pasar por un bloqueo más prolongado”, dijo Tommy Hsieh, presidente de Wanhai, la compañía naviera número 10 del mundo por capacidad, a Nikkei Asia al referirse a las siete semanas cuarentena.

La compañía ha implementado un programa para omitir varios puertos en un intento por acelerar la entrega a los puertos de Occidente. Atracar en un puerto chino «definitivamente retrasará e interrumpirá los siguientes horarios». Al evitar atracar en los puertos chinos, la empresa puede «recuperar el tiempo perdido». 

Se espera que las estrictas medidas de cuarentena para los marineros creen más problemas para las cadenas de suministro mundiales en las próximas semanas. La mayoría de los marineros chinos planean regresar con sus familias a tiempo para el Año Nuevo Lunar chino que cae el 1 de febrero de este año. 

Debido a las reglas de cuarentena, las tripulaciones de envío chinas suspenderán los servicios semanas antes de que comience el festival. Gigantes del transporte marítimo como Hapag-Lloyd, Ocean Network Express y Evergreen ya han informado a sus clientes que han interrumpido temporalmente las reservas de cargamentos que se dirigen a puertos pequeños en áreas como la provincia de Fujian y el delta del río Pearl.

En una entrevista con SCMP, Ambrose Linn, director ejecutivo de la Asociación de Materiales de Construcción de Hong Kong, dijo que se espera que las suspensiones generalizadas del servicio interrumpan el suministro de materiales de construcción en Hong Kong durante al menos un mes y medio.

“Si no tenemos suficientes rocas y agregados, no tendremos suficiente concreto… Si no tenemos suficiente concreto, muchos proyectos, incluidos los públicos y privados, deben suspenderse o retrasarse sustancialmente… Si los proyectos se retrasan, los trabajadores se verán afectados, porque se les paga por trabajo. Si no tiene ningún trabajo para ellos, significa que sus ganancias y sus medios de vida se verán afectados”, dijo Linn.

Mientras tanto, la interrupción en el transporte marítimo mundial ha obligado a las empresas a buscar alternativas, y el transporte ferroviario entre China y Europa ha experimentado un aumento de la demanda. Según datos de la Cumbre Europea de la Ruta de la Seda, el volumen de mercancías enviadas por ferrocarril desde China a Europa aumentó a 24 millones de toneladas métricas en 2020 desde 14 millones de toneladas métricas en 2019.

«Hemos visto un tremendo aumento en la demanda de este modo de transporte en los últimos dos años», dijo a Quartz Onno Boots, director ejecutivo para Asia-Pacífico del transitario global Geodis . Durante el período 2019-2020, la compañía experimentó un aumento del 176 por ciento en el volumen de mercancías transportadas a través de trenes.