Verdad, Inspiración, Esperanza

Condenan al profesor de Harvard por mentir sobre los lazos con China y recibir millones en fondos

Alina Wang escribe noticias sobre China para Vision Times.
Published: 23 de diciembre de 2021
Charles Lieber asiste a una ceremonia de premiación en la Knesset (parlamento israelí) en Jerusalén el 13 de mayo de 2012. (Imagen: Menahem Kahana / AFP / Getty Images)

El 22 de diciembre, el Departamento de Justicia de Estados Unidos decidió condenar al nanocientífico de Harvard Charles Lieber por mentir sobre su participación en un programa de reclutamiento vinculado al gobierno chino. 

LEA MÁS: Profesor de Harvard va a juicio, admite aceptar dinero chino

Lieber, de 62 años, es el expresidente del Departamento de Química y Biología Química de Harvard. Fue declarado culpable de dos cargos por «hacer declaraciones falsas a las autoridades federales, dos cargos por hacer y suscribir una declaración de impuestos sobre la renta falsa y dos cargos por no presentar informes de cuentas bancarias y financieras extranjeras con el Servicio de Impuestos Internos».

Además, el grupo de investigación de Lieber en Harvard había recibido más de 15 millones de dólares de financiación de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) y del Departamento de Defensa (DoD). El jurado deliberó durante 45 minutos antes de decidir declarar culpable a Lieber por su afiliación a la Universidad Tecnológica de Wuhan (WUT), junto con un laboratorio afiliado, del que algunos han especulado que podría haberse originado el virus COVID-19.

Lieber también fue acusado de no revelar los importantes fondos recibidos de los NIH y el DoD, lo que apunta a conflictos de intereses financieros. 

El abogado defensor de Lieber, Marc Mukasey, argumentó que los fiscales carecían de pruebas de los cargos y sostuvo que los investigadores no mantuvieron ningún registro de sus entrevistas con Lieber antes de su arresto.

Mukasey argumentó además que los fiscales no podrían probar que Lieber actuó «a sabiendas, intencionalmente o voluntariamente, o que hizo alguna declaración falsa material». También enfatizó que Lieber no fue acusado de transferir ilegalmente ninguna tecnología estadounidense o información patentada a China y no actuó con intenciones maliciosas. 

Mendell: «No hay duda de que Lieber mintió»

Según los fiscales, la WUT le pagaba a Lieber un estipendio mensual de 50.000 dólares, hasta 158.000 dólares en gastos de manutención y 1,5 millones de dólares adicionales para establecer un laboratorio de investigación en nanociencia en la universidad, todo lo cual negó haber revelado a las autoridades estadounidenses. 

A cambio, los fiscales dicen que Lieber acordó publicar artículos, organizar conferencias internacionales y solicitar patentes en nombre de la WUT. 

Lieber también estaba afiliado al Programa de los Mil Talentos de China, que el departamento llamó «uno de los planes de reclutamiento de talentos más destacados diseñado para atraer, reclutar y cultivar talentos científicos de alto nivel para promover el desarrollo científico, la prosperidad económica y la seguridad nacional de China». Anteriormente había negado la afiliación al programa de contratación. 

El fiscal estadounidense en funciones Nathaniel Mendell dijo en un comunicado difundido hoy que «ahora no hay duda de que Charles Lieber mintió a los investigadores federales y a Harvard en un intento de ocultar su participación en el Programa de los Mil Talentos de China».

“Le mintió al Servicio de Impuestos Internos sobre el dinero que le pagaron y ocultó su cuenta bancaria china de los Estados Unidos. El jurado siguió la evidencia y la ley hasta un veredicto justo”, continuó Mendell.

Patrick Hegarty, un agente de análisis que encabeza la oficina de campo del noreste para el Servicio de Investigación Criminal de Defensa, dijo de manera similar en un comunicado que Lieber “erosionó la confianza que el Departamento de Defensa tiene en sus investigadores para dar prioridad a los Estados Unidos y sus miembros del servicio por encima de los gobiernos extranjeros, y por encima del beneficio económico personal».

El caso es uno de los de más alto perfil que se derivan de la «Iniciativa China» del Departamento de Justicia de Estados Unidos. Lanzada en 2018 bajo la administración Trump, la Iniciativa ha visto el escrutinio de miles de investigadores por posibles vínculos con el Partido Comunista Chino (PCCh) y sus esfuerzos para robar información del sector de la tecnología avanzada de Estados Unidos. Varios casos de alto perfil han incluido a investigadores que también eran oficiales del Ejército Popular de Liberación (EPL) del régimen.

Algunos han criticado la Iniciativa, diciendo que se dirige injustamente a las personas de ascendencia china y asiática. El gobierno estadounidense ha subrayado con frecuencia que sus esfuerzos se dirigen al espionaje y a otras actividades ilícitas, no a grupos étnicos.

Cientos de profesores de Stanford, Yale, Berkeley, Princeton y otras universidades prominentes han firmado cartas dirigidas al Fiscal General de los Estados Unidos, Merrick Garland, pidiéndole que ponga fin a la iniciativa.

La fecha de la sentencia de Lieber aún no ha sido programada y ha sido puesto en licencia administrativa pagada de Harvard desde que fue arrestado en enero de 2020.