Verdad, Inspiración, Esperanza

Beijing exige 210 millones de dólares a Viya, la «reina del livestreaming» chino

Alina Wang escribe noticias sobre China para Vision Times.
Published: 22 de diciembre de 2021
Esta foto, tomada el 20 de abril de 2021, muestra a Huang Wei, también conocida como Viya, hablando durante el Foro de Boao para Asia (BFA) en Boao, en la provincia de Hainan, al sur de China. - Una influencer china conocida como la "reina del livestreaming" ha sido condenada a pagar 204 millones de dólares por evasión de impuestos, la mayor multa de este tipo en la represión de Beijing contra las celebridades. (Foto de STR/CNS/AFP vía Getty Images)

Las autoridades fiscales chinas han impuesto a la influencer de las compras por streaming Huang Wei, conocida por sus fans como Viya, una multa sin precedentes de 1.340 millones de yuanes (210 millones de dólares) por evasión de impuestos y le han ordenado que se abstenga de volver a participar en las redes sociales. 

Viya -anunciada en China como la «reina del streaming en directo»- fue condenada a pagar la ingente suma en concepto de impuestos atrasados, tasas de demora y multas, según anunció la Administración Tributaria Estatal en su sitio web el 20 de diciembre. 

El régimen afirmó que Viya había evitado cientos de millones de yuanes en impuestos totales de 2019 a 2020 a través de una serie de métodos de evasión de impuestos, incluyendo «ocultar los honorarios de las comisiones, declarar los salarios personales como ingresos corporativos y omitir los informes de ingresos imponibles.»

A partir del 20 de diciembre, el enlace livestream de Viya en Taobao, la mayor plataforma de compras online de China, junto con su cuenta de Weibo eran inaccesibles y parecían haber sido eliminados. Esta mujer de 36 años de la provincia de Anhui tiene más de 80 millones de seguidores en Taobao y 18 millones en Weibo, el equivalente chino de Twitter. 

LEE MÁS:

Internet en China recibe una sacudida cuando Beijing multa a las principales influencers con 90 millones de yuanes

«Esta cuenta está prohibida debido a violaciones de acuerdos de la plataforma», decía un comunicado en Douyin de Viya, la versión china de TikTok. Un comunicado en su cuenta de Weibo simplemente decía que su página «no estaba disponible».

En el Día de los Solteros de este año, el mayor festival de compras en línea de China, Viya y su equipo vendieron productos comerciales por valor de 8.500 millones de yuanes en una sesión de transmisión en directo de 14 horas. La retransmisión en directo del canal de Viya superó los ingresos de todo un año del Grupo Wangfujing, una de las mayores cadenas de grandes almacenes de China. 

El 11 de noviembre, un día de ventas récord, también conocido como el «Doble 11», suele generar miles de millones de dólares en ventas online en China. 

Aumento de la represión tecnológica

La multa es la mayor sanción jamás impuesta a un influencer, según el medio estatal Global Times. La sanción es también una advertencia para otros influencers de que la campaña del Partido Comunista Chino (PCCh) contra las celebridades de Internet bajo el lema de la “anticorrupción” no va a ceder pronto. 

Se informa que el mercado de comercio electrónico de transmisión en vivo de China superó los 1,2 billones de yuanes en 2020, con una tasa de crecimiento anual del 197 por ciento. A finales de 2020, las empresas chinas relacionadas con el comercio electrónico tenían casi 9.000 usuarios registrados, y el número de influencers del sector alcanzaba unos 1,2 millones. 

A finales de noviembre, otros dos populares influencers -Zhu Chenhui, conocida como Xueli Cherie en línea, y Lin Shanshan- también fueron multados con aproximadamente 90 millones de dólares por evasión de impuestos. Desde entonces, ambos han desaparecido debido a la estricta censura de Internet en China, y sus cuentas en las redes sociales, las tiendas de Taobao y los sitios web oficiales de las empresas permanecen inaccesibles. 

La mayor multa por evasión fiscal antes de los 210 millones de dólares de Huang fue impuesta a la actriz Fan Bingbing en 2018. Fan y las empresas a las que estaba afiliada fueron condenadas a pagar aproximadamente 884 millones de yuanes en impuestos atrasados y multas.

Un funcionario de impuestos en Hangzhou familiarizado con el caso de Huang dijo: «Si ella puede pagar el impuesto, la cuota tardía y la multa dentro del plazo establecido, no será investigada por responsabilidad penal», agregó el funcionario. «Si no lo hace… la autoridad fiscal la transferirá al departamento de policía para que la procese de acuerdo con la ley».

La oficina de impuestos dijo que Viya había cooperado con las investigaciones iniciales de las autoridades y dijo que la celebridad online no se enfrentaría a ningún cargo penal mientras pague la multa y siga cooperando. 

Viya y su marido, Dong Haifeng, publicaron cartas de disculpa en su cuenta de Weibo tras el anuncio de la multa el 20 de diciembre. «Acepto completamente el castigo impuesto por el departamento de impuestos y recaudaré activamente dinero para pagar [la multa] a tiempo», dijo.

Las acciones de los mayores operadores de streaming en directo y comercio electrónico de China se desplomaron en la Bolsa de Nueva York tras la sanción de Huang. Bilibili Inc. se desplomó un 11,6 por ciento, Alibaba Group Holding Ltd. cayó un 5,8 por ciento y Joyy Inc. un 4,7 por ciento. Los expertos creen que el sector tecnológico chino seguirá experimentando nuevos descensos de beneficios, ya que los reguladores del país siguen tomando medidas enérgicas contra las empresas en línea y los influencers.