Verdad, Inspiración, Esperanza

42 personas se contagian de COVID en una fiesta de cumpleaños con 100% de vacunados en un restaurante canadiense

Neil vive en Canadá y escribe sobre sociedad y política.
Published: 7 de diciembre de 2021
El exterior del restaurante Elite en Windsor, Ontario. 42 personas registraron un resultado positivo en la prueba PCR para COVID-19 después de una fiesta de cumpleaños con 100 de vacunados y protegida con el pasaporte sanitario celebrada en el lugar el 18 de noviembre. Las autoridades sanitarias locales y los medios de comunicación utilizaron el evento para pedir una mayor aceptación de la vacuna. Ontario, que cuenta con la mayor población de Canadá, tiene ya una tasa de vacunación con dos dosis del 87%. (Imagen: Facebook)

Más de 40 personas han dado positivo en la prueba de coronavirus 2019 (COVID-19) después de asistir a una fiesta de cumpleaños en un restaurante de Windsor, Ontario, que estaba protegido por pasaporte sanitario. A pesar de que Ontario ya tiene una tasa de vacunación de casi el 90%, los medios de comunicación y los funcionarios de salud aprovecharon la oportunidad para quejarse de la escasa aceptación de las vacunas y pedir más suministro de las mismas.

El 18 de noviembre se celebró una gran fiesta de cumpleaños en el restaurante Elite de Windsor, según informó el 3 de diciembre CTV News. La Unidad de Salud del Condado de Windsor-Essex (WECHU), la autoridad sanitaria local de la zona, dijo que 42 personas que asistieron al evento han registrado pruebas de PCR positivas.

«Es el mayor número de personas que han dado positivo en un solo restaurante de Windsor-Essex desde el comienzo de la pandemia», declaró a CTV Shanker Nesathurai, jefe médico interino de Sanidad. 

WECHU emitió una alerta, añadiendo el restaurante a la “lista de exposición”. Ahora se une a una ferretería y al estadio deportivo local como las únicas tres entidades incluidas en la lista.

Lee más:

Los mandatos «Sin Vacuna, no hay comida” aterrizan en Canadá

De héroes de primera línea a desempleados: el 70% de los canadienses quiere que se despida a los no vacunados

Sin embargo, el brote en el restaurante Elite es especial porque viene con advertencias adicionales de «situación de alto riesgo», como una amplia fecha de exposición potencial del 18 de noviembre al 2 de diciembre. WECHU también está requiriendo que «cualquier persona que haya asistido al restaurante durante las fechas identificadas» se haga la prueba inmediatamente y se aísle al desarrollar los síntomas, incluso los más leves”.

Cuando Windsor News Today le preguntó por qué el periodo de tiempo era tan amplio, Nesathurai sólo dio una respuesta vaga: «A veces el riesgo tiene un periodo de tiempo mayor… A nuestro entender, creemos que las personas que asistieron a eventos en este restaurante durante este periodo de tiempo estarían en mayor riesgo de estar expuestas al COVID, y si están expuestas, pueden transmitir el COVID también».

La autoridad sanitaria también ordena que «los miembros del hogar de cualquier persona que haya asistido» se sometan a pruebas y se aíslen, y pide a «todos los empleadores locales» que «garanticen la detección sistemática de todo el personal a diario debido al creciente riesgo de la comunidad local».

El 1 de septiembre, la provincia de Ontario anunció que empezaría a exigir pasaportes de vacunación a los ciudadanos para demostrar su condición de «totalmente vacunados (dos dosis más 14 días)» para poder acceder a bares y restaurantes, un edicto que entró en vigor el 22 de septiembre.

Durante las primeras etapas, los que cumplían con el pasaporte de vacunación podían mostrar sus papeles simplemente imprimiendo un «recibo de vacunación en papel o PDF que incluya toda la información pertinente para demostrar que están totalmente vacunados», un método que era fácilmente falsificable. 

Sin embargo, ya el 15 de octubre, la provincia puso en marcha su aplicación telefónica «Verify Ontario», basada en un código QR, para exigir a las empresas que escaneen a los ciudadanos para verificar su estado de salud en una base de datos central. En un comunicado de prensa se señala que la aplicación está «construida según el estándar de la tarjeta sanitaria SMART adoptado por el gobierno federal en colaboración con las provincias y territorios».

La medida fue anunciada el 21 de octubre por el gobierno federal con vistas a su implantación nacional.

Las tarjetas sanitarias SMART forman parte de la Iniciativa de Credenciales de Vacunación, anunciada en enero y vinculada a un consorcio de Big Tech y entidades globalistas como Salesforce, Microsoft, la Fundación Rockefeller y el Foro Económico Mundial.

Así que, en teoría, una gran reunión de cumpleaños debería haber sido un evento seguro porque todos los asistentes estaban completamente vacunados, y las vacunas son seguras y eficaces.

No obstante, el director médico en funciones, Nesathurai, aprovechó la oportunidad para promover una mayor aceptación de la vacuna: «Según Nesathurai, las tasas de vacunación en Windsor-Essex no son tan altas como la unidad de salud desearía. La verdadera preocupación, añadió, es que estos 42 casos podrían extenderse a cientos de personas en la región».

La parte editorial del artículo de la CTV se complace en seguir el ejemplo, afirmando que «unas 50.000 personas de Windsor-Essex pueden recibir la vacuna, pero aún no la han recibido».

La respuesta, por supuesto, es siempre más inyecciones. A continuación, se citó directamente a Nesathurai diciendo: «Si conseguimos que se vacune más gente, será un paso adicional a las medidas de salud pública para intentar controlar el COVID».

Parcial y sesgado

Un tuit del 4 de diciembre de Christine Elliott, ministra de Sanidad de Ontario, elogiaba simultáneamente la tasa de aceptación de la doble dosis en la provincia, que es del 87,3%, al tiempo que aprovechaba para criticar a los incumplidores al afirmar que de las 284 personas hospitalizadas y asociadas al COVID, 220 no están vacunadas. 

Elliott afirmó además el mismo día: «160 personas están en la UCI debido a la #COVID19. 136 no están totalmente vacunados o tienen un estado de vacunación desconocido y 24 están totalmente vacunados».

Los comentarios de Elliott, aunque aparentemente se basan en hechos, parecen utilizar un juego de manos a través de una sutil manipulación de los datos para fomentar los prejuicios del público contra los no vacunados, a la vez que estimulan la aceptación de las vacunas. 

En el sitio web de datos de vacunación contra la COVID-19 de la provincia de Ontario, actualizado el 5 de diciembre, el conjunto de datos sólo enumera un total de 93 casos de COVID-19 en la UCI. Mientras que 24 casos están, de hecho, totalmente vacunados, hay 4 casos parcialmente vacunados y sólo 65 casos sin vacunar. 

El Catálogo de Datos del gobierno aclara, sin embargo, que «no vacunado» se define no como personas que realmente no están vacunadas, sino como «que no tienen ninguna dosis, o entre 0 y 13 días después de la administración de la primera dosis de la vacuna COVID-19».

Esta excepción es significativa porque, según el recuento diario de vacunación de la provincia, desde el 26 de noviembre hasta el 5 de diciembre, un rango de entre 12.228 y 32.473 ontenses se «vacunaron parcialmente», una media de casi exactamente 24.500 por día, lo que equivaldría a 318.500 personas en el transcurso de 13 días.

La sección de casos del catálogo explica las discrepancias en el recuento de hospitalizaciones entre el tuit de Elliott y el sitio web de la provincia: «Los casos por estado de vacunación pueden no coincidir con el recuento diario de casos de COVID-19 porque los registros con un número de tarjeta sanitaria que falta o no es válido no pueden vincularse».

No está del todo claro si esta lógica se aplica a los recuentos de UCI y a las hospitalizaciones, pero si es así, significaría que una representación veraz de las cifras citadas por la ministra Elliott en su llamamiento a la acción son:

  • 160 casos de UCI asociados a COVID
  • 67 Situación desconocida
  • 65 No vacunados (algunos de los cuales pueden haber tomado su primera dosis en los últimos 13 días)
  • 4 Parcialmente vacunados
  • 24 Totalmente vacunados

Además, si utilizamos la cifra del 87% de vacunados dobles de Ontario para estimar el número de casos totalmente vacunados entre los de estado de vacunación desconocido, esto añadiría 58 casos a los vacunados y los 9 casos restantes a los no vacunados, dilucidando las cifras de la siguiente manera:

  • 160 casos de UCI asociados a COVID
  • 74 No vacunados (algunos de los cuales pueden haber tomado su primera dosis en los últimos 13 días)
  • 4 Parcialmente vacunados
  • 82 Totalmente vacunados

Esta luz pinta un cuadro completamente diferente de los datos manipulados presentados por el Ministro Elliot en el empuje del Gobierno de Ontario para pregonar una narrativa de que los no vacunados son la causa de que la pandemia no desaparezca y la vida no vuelva a la normalidad.

Según un informe del 4 de diciembre de CityNews, el restaurante Elite ha sido cerrado indefinidamente por las autoridades sanitarias. El gerente, Bimi Rexhepi, declaró al medio de comunicación: «Estamos haciendo lo que se supone que debemos hacer y… es lamentable que a veces la gente no sea tan transparente… Todo esto, probablemente habrá afectado a más de 300 personas: no pueden ir a trabajar, no pueden ir a la escuela. Y nosotros no podemos abrir por lo que ha pasado».

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!